alimentación

¿Qué pasa si se come maní todos los días?

El maní es una semilla comestible que se ha convertido en el snack ideal para muchas personas.


En la búsqueda de una opción saludable para comer en momentos en los que el desayuno, el almuerzo o la comida ya pasó, el maní funciona como el aliado perfecto para mitigar el hambre. Es por ello que hay quienes suelen consumirlo a diario.

La versatilidad y múltiples presentaciones de este alimento hace que no solo exista el tradicional maní salado o sin ningún agregado, sino que también lo hay confitado, en mantequilla, con frutos y demás. Sin embargo, más allá de sus variedades, la Asociación Norteamericana del Corazón lo cataloga como un alimento saludable para el órgano que se encarga de bombear sangre a todo el cuerpo.

Varios estudios se han centrado en buscar los beneficios que tiene comer maní para la salud y a pesar de que no hay una prueba exacta, las evidencias han mostrado que ingerir pequeñas cantidades de este fruto seco por día puede hacer parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol que reduce enfermedades cardiacas, según datos recopilados por el portal Terra.

En ese sentido, comer día a día maní aporta proteínas, vitaminas, minerales y otros factores para el funcionamiento del organismo. De hecho, expertos en nutrición dicen que esta semilla contiene más proteínas que cualquier otra, además es ideal para comer en las tardes.

Mani
La mantequilla de maní puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro y el cáncer. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Estos son los beneficios de comer la semilla alta en proteína todos los días:

1. Ayuda a prevenir la diabetes: de acuerdo con el sitio web de ABC, el maní es un alimento recomendado para las personas con diabetes y también para aquellas que buscan prevenir el riesgo de tener esta enfermedad. Para ello, se debe consumir natural, sin sal o azúcar añadida.

En efecto, un estudio realizado por estudiantes de la Universidad Iberoamericana de México recalca que al ser un alimento con índice glucémico bajo, el maní puede consumirse todos los días. Cabe aclarar que dicho índice es una medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, según Medlineplus.

2. Minerales: este fruto seco se caracteriza por aportar varios minerales al organismo, entre los que se encuentran el magnesio, cobre y fósforo. Respecto al último, Terra explica que es un mineral esencial y necesario para la producción de glóbulos rojos, además de estar presente en los vasos sanguíneos, el sistema inmunológico y los huesos.

El Instituto Nacional de Medicina de los Estados Unidos comparte que el cobre es un mineral que mantiene sano al cuerpo humano y es responsable de producir energía para realizar actividades diarias.

3. Mejora la salud cognitiva: otra razón por la que el maní se debería consumir todos los días es porque al ser un alimento rico en vitaminas del complejo B, mantiene el sistema nervioso central y periférico del cerebro. De hecho, ABC indica que evita la pérdida de memoria, tics nerviosos y movimientos involuntarios del cuerpo.

4. Combate la obesidad: “el consumo de maní genera saciedad y puede evitar la ingesta de otras calorías durante el día”, señala el doctor Cyrill Kendall de la Facultad de Medicina de la Universidad de Toronto.

Por otro lado, el maní es alto en fibra, la cual da la sensación de satisfacción por más tiempo, mientras ayuda en la digestión.

Es importante que, antes de consumir maní, se tenga en cuenta que no todos los cuerpos son iguales y, por ende, hay quienes son alérgicos a esta semilla comestible.

Por lo general, los síntomas más comunes que indican alergia al maní, según Terra, son:

  • Goteo nasal.
  • Reacciones cutáneas.
  • Sensación de hormigueo dentro y alrededor de la boca y la garganta.
  • Problemas digestivos.
  • Estrechez en la garganta.
  • Falta de aliento y energía.