vida moderna

Tónico de vitamina C para disminuir arrugas de forma natural

Antes de aplicar el tónico se debe consultar con un especialista para evitar irritaciones o nuevas afecciones.


La piel es uno de los órganos en los que más se refleja el pasar de los años. Es inevitable que no salgan arrugas y la epidermis pierda firmeza. Estos cambios pueden estar relacionados con factores ambientales, genética, nutrición, entre otras causas.

Según Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, con el envejecimiento la piel se torna más delgada, parecerá más pálida y pueden surgir manchas en aquellas zonas que están más expuestas al sol.

Por lo anterior, muchas personas acuden a tratamientos que aminoren los signos de la edad en la piel, especialmente, las incómodas arrugas. Incluso, medios especializados en belleza como Panorama han informado diferentes formas de mantener una piel sana y lisa.

En esta ocasión, el portal explicó cómo realizar un tónico para la epidermis a base de vitamina C, la cual posee una gran cantidad de antioxidantes que ayudan a aminorar las arrugas, reducir las manchas y producir colágeno.

Para realizarla se necesita:

Media taza de agua, media cucharada de vitamina C en polvo y una cucharada de vinagre de manzana.

Preparación y uso:

1. Agregar en un recipiente el agua, la vitamina C y el vinagre de manzana.

2. Revolver hasta que todos los ingredientes se integren correctamente.

3. Verter en un atomizador, preferiblemente oscuro para que no oxide la vitamina C.

4. Aplicar el tónico en la cara y el cuello por las noches con ayuda de un algodón.

No se debe salir al sol con el tónico puesto, ya que se pueden generar manchas. Por lo mismo, se debe ser estricto con el uso del protector solar.

Además de lo anterior, según información de la American Academy of Dermatology, citada por Mejor con Salud, existen algunos hábitos para el cuidado de la piel que podrían conservar por más tiempo la juventud de la dermis.

  • Consumo de vitaminas C y E: estas vitaminas son fundamentales para conservar la piel tersa; sin embargo, si no se han consumido los alimentos mucho antes de llegar a los 40 años, es posible que no se pueda detener el deterioro cutáneo.
  • Sérum: aunque no muchas personas los usen, el sérum es un buen aliado para tener una piel tersa. Se debe aplicar antes de la crema hidratante y se aconsejan aquellas con alto contenido vitamínico o aquellas que tienen efectos reparadores.
  • Limpieza: tanto por las mañanas, como por las noches, hay que realizar una rutina de belleza que limpie las impurezas y ayude a regenerar las células del rostro. Esta se puede hacer con agua tibia, jabón neutro y abundante agua. También es posible usar un desmaquillante adecuado para el tipo de piel que se tiene.
  • Beber más agua: en todas las etapas de la vida es indispensable el consumo de agua. Sin embargo, después de los 40, su consumo debe aumentar para disminuir la deshidratación de la piel y ayudar con su firmeza.
  • Protección solar: según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la coloración o manchas también pueden deberse a “la exposición al sol u otras fuentes de luz ultravioleta”, por lo que el bloqueador solar se convierte en un elemento obligatorio para el cuidado de la piel. Al momento de aplicarlo, no hay que olvidar el área del escote y el cuello.