tecnología

La generación alfa desbanca a los ‘millennials’ y ‘centennials’ en tecnología

Los nacidos después de 2010 son considerados la primera generación verdaderamente digital. ¿Riesgo o virtud?


La transformación digital a la que se ha enfrentado la humanidad ha hecho que todas las generaciones tengan que lidiar con una explosión tecnológica sin precedentes, causante de la transfiguración de las formas de consumo y de las relaciones interpersonales a nivel mundial.

Pero algo que ha llamado mucho la atención son los resultados de un reciente estudio realizado por Infobip, una empresa croata de telecomunicaciones y tecnologías de la información, que investigó la relación entre la tecnología y las generaciones.

Y es que alfa, la generación de niños nacidos desde 2010, ha desplazado a los millennials y centennials en materia tecnológica, siendo considerada la primera generación verdaderamente digital. Los resultados no son ajenos a lo que vemos en el día a día: niños de pequeñas edades que manejan los dispositivos electrónicos con una facilidad impresionante o padres que, ante un mal comportamiento de sus hijos, acceden a las pantallas o los dispositivos electrónicos como únicos calmantes de su conducta.

Joven adolescente en computador, niño en computador, clases virtuales, redes sociales.
La tecnología se ha convertido en un agente inseparable de la vida de la generación alfa. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Los resultados son impactantes: el 46 % de los niños entre 6 y 11 años tienen una cuenta activa en una red social, mientras que el 32 % envían mensajes diariamente y de manera recurrente desde sus teléfonos inteligentes. La tecnología se ha convertido en un agente inseparable de la vida de esta generación.

De hecho, en WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más famosa del mundo, se hallan activos más de un tercio de los niños encuestados entre 6 y 11 años, con la estremecedora cifra de que el 73 % de los niños de 11 años ya están bastante familiarizados con esta aplicación.

Pero lo que realmente diferencia a alfa de los millennials y centennials, es que es la primera generación nació y se crio en medio de un entorno en donde los teléfonos inteligentes, las tabletas y los dispositivos digitales ya mandaban la parada.

Este panorama da unas pinceladas de productividad digital a futuro por parte de estos niños; sin duda, el mercado demanda nuevos profesionales que conozcan a profundidad estos temas. Cada vez más las empresas han transformado sus procesos de lo manual a lo digital, generando un entorno tecnológico que necesita de nuevas personas aptas para mejorarlo y robustecerlo.

No obstante, existe un riesgo latente frente al exceso de consumo de tecnología que puede desencadenar en adicciones.

“Se está viendo en una gran cantidad de niños y jóvenes lo que los psicólogos llaman la fobia social; por eso, para ellos, su único “amigo” es una pantalla. Sería incoherente estar en contra de la tecnología, es una herramienta que llegó para quedarse, pero es hora de que los padres o cuidadores entiendan que debe ser dosificada y controlada”, explica Jaime Valdivieso Camacho, conferencista internacional y director general del Grupo Valdivieso.

Incluso, el análisis demostró que los miembros de este grupo etario comenzaron a interactuar a través de sus dispositivos inteligentes aproximadamente a la edad de seis años. Es más, se menciona que desde la escasa edad de cuatro años, los alfa ya son capaces de dominar una tableta casi que a la perfección y el 61 % de ellos ya tienen una en su poder, mientras que el 49 % tienen un teléfono inteligente.

.
El acceso a la tecnología a temprana edad está generando adicciones en los niños y jóvenes. - Foto: Getty Images

“La idea no es evaluar si eran mejores las familias de antes o las de ahora, pero lo cierto es que cuando no existían las pantallas, las relaciones interpersonales eran a diario. La tecnología debe entregarse a niños y adolescentes de acuerdo con la edad y es preocupante ver niños y niñas de cortas edades con teléfonos inteligentes”, agrega Valdivieso.

No podemos negar que la tecnología es una herramienta que ha comenzado a facilitar los procesos empresariales, pero que ha puesto entre la espada y la pared a los niños y jóvenes frente a consumo desbordado de pantallas que ha generado adicciones y problemas sociales.

Si bien el conocimiento digital será una fortaleza para los profesionales del futuro, los padres deben regular su acceso a temprana edad.