bogotá

“Es infame y aberrante”: Claudia López sobre feminicidio de Michelle Amaya

La mandataria dijo que el caso de la menor de edad, que fue asesinada en el Barrio San Bernardo el 30 de noviembre de 2020, podría quedar impune.


La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se sumó este martes al llamado a la justicia para que el asesinato de Michelle Amaya Buelvas de 14 años no quede en la impunidad.

La mandataria dijo que el caso de la menor de edad, que fue asesinada en el Barrio San Bernardo el 30 de noviembre de 2020, podría quedar impune si se declara la libertad del principal señalado del feminicidio, Édison Cervera Guarnizo, alias El Pirry.

“El caso de Michelle es infame y aberrante y está a punto de quedar impune. Pedimos a la justicia que actúe con firmeza y determinación”, indicó en un mensaje en Twitter.

Y agregó: “Ministerio de Justicia, Fiscalía: no permitan que este ni ningún delincuente feminicida quede libre”.

La concejal del Nuevo Liberalismo Marisol Gómez fue la primera en denunciar la posibilidad de que alias El Pirry, quede libre el próximo 17 de mayo, cuando se realizará la audiencia de libertad por vencimiento de términos.

La cabildante al referirse al llamado de la mandataria dijo a SEMANA: “En primer lugar, agradezco a la alcaldesa, Claudia López, por atender mi llamado ayer en el Concejo de Bogotá para apoyar desde las instituciones del Distrito las acciones de justicia necesarias para impedir la libertad del jefe de la banda Tasmania, alias El Pirry, quien habría dado la orden de matar de manera tan cruel a la niña Michelle”.

Añadió que “en segundo lugar, le pido al fiscal general, Francisco Barbosa, actuar frente al caso y sentar un precedente para que un feminicidio tan aberrante como este no quede en la impunidad”.

Recordó que la propia Fiscalía ha aplazado varias veces las audiencias del juicio contra quien es señalado como el principal autor del crimen de la menor porque no ha podido consolidar el material probatorio, a pesar de las múltiples evidencias de secuestro, tortura y homicidio.

Según las autoridades, esta persona es el jefe de la banda Tasmania, presuntamente responsable del crimen de la menor.

Las investigaciones permitieron determinar que la adolescente llegó a ese lugar buscando un celular que le habían robado días antes y Cervera Guarnizo habría ordenado detenerla, torturarla y asesinarla a puñaladas y por ahorcamiento, al creer que se trataba de una “informante”.

“Fue un feminicidio especialmente cruel, cometido con sevicia y con todas las agravantes, no solo por el componente sexista sino porque Michelle era una niña con un leve déficit cognitivo, ingenua y totalmente indefensa”, señaló la concejal.

Crimen (Getty)
Recordó que datos de la Ong, Feminicidios Colombia, en 2021 ocurrieron 300 feminicidios en el país y en el transcurso de este año ya van 94, más de 6 a la semana en promedio. El 10 % corresponde a menores de edad (Getty) - Foto: Getty Images

Recordó que el cuerpo de Michelle, que fue arrojado desde un tercer piso envuelto en bolsas de basura, presentaba 52 heridas visibles.

“Es inaudito que el delincuente que ordenó cometer estos hechos pueda quedar libre el próximo 17 de mayo. La audiencia de libertad por vencimiento de términos está programada para ese día, es decir, en solo dos semanas más, en un juzgado de Paloquemao”, indicó la cabildante en una intervención en el Concejo de Bogotá.

Llamado a otras entidades

De la misma manera, la concejal hizo un llamado a las secretarías de Gobierno, de la Mujer y de Seguridad del Distrito para que interpongan los recursos necesarios para evitar esta injusticia, al tiempo que pidió a la Policía Metropolitana de Bogotá que coadyuve con la Fiscalía a integrar el acervo probatorio que permita que este delincuente pague su delito.

“Este es un caso muy emblemático de negligencia de varias autoridades. Con decirles que el grueso de la investigación la realizó la mamá de Michelle Amaya, la señora Nathalie Amaya, quien se disfrazó de habitante de la calle y descubrió dónde y quiénes mataron a su hija”, insistió la concejal Gómez.

Agregó que si no hubiera sido por ese tesón y arrojo que sacó en medio de su dolor de madre, Michelle sería hoy una estadística más de las menores de edad desaparecidas en Bogotá. El cuerpo de la menor ya había sido inhumado por Medicina Legal en una fosa común en calidad de NN porque en la autopsia la identificaron como una adulta.

Así mismo destacó que la insistencia de Nathalie Amaya logró que Medicina Legal hiciera peritajes a los registros dentales al cuerpo, que había sido hallado el 2 de diciembre de 2020 en el barrio San Bernardo. Y cuando los forenses descubrieron que no tenía cordales, permitieron a Nathalie ver las fotografías del cadáver. Así identificó el cuerpo de su hija y la familia pudo despedirla con un sepelio.

De acuerdo con la concejal, la investigación de Nathalie Amaya fue la que permitió a la Policía Metropolitana identificar a los asesinos, todos ellos integrantes de la banda Tasmania, cuyo jefe, Édison Cervera Guarnizo, El Pirry, es el principal autor de esos hechos pues él dio la orden de secuestrar, torturar y asesinar a Michelle.

“La libertad de ese delincuente sería una injusticia aberrante en la que las víctimas de este delito atroz serían revictimizadas por negligencia de los fiscales que han llevado el caso”, dijo Gómez.

Explicó que los fiscales ya lograron que el resto de los responsables fueran condenados, pero ni siquiera pudieron presentar el caso como feminicidio, que sin duda lo es, y que hubiera permitido penas más severas contra los cuatro delincuentes que ya fueron sentenciados. Otros tres participantes se encuentran prófugos.

Señaló que la banda Tasmania era una de las principales expendedoras de drogas en San Bernardo, y su poder es tal, que ha mantenido amenazada a la familia de Michelle, que debió huir de Bogotá para mantenerse a salvo luego de que una bomba artesanal explotara en la puerta de su vivienda. Ninguna autoridad le ha dado protección a la familia, a pesar de sus solicitudes.

Recordó que datos de la Ong, Feminicidios Colombia, en 2021 ocurrieron 300 feminicidios en el país y en el transcurso de este año ya van 94, más de seis a la semana en promedio. El 10 % corresponde a menores de edad.

“Lo menos que podemos hacer es garantizar justicia a las víctimas”, puntualizó la concejal Marisol Gómez.