mundo

Mamá ofreció recompensa a su hijo para que abandone las redes sociales

La mujer realizó la particular oferta, pues piensa que estas podrían ser perjudiciales.


El debate sobre los daños que le pueden generar las redes sociales a los niños vuelve a tener un nuevo episodio, esta vez con la propuesta que le hizo una madre a su hijo de 12 años para que se alejara de ellas durante seis años.

El hecho ocurrió en Estados Unidos, cuando Lorna Goldstrand Klefsaas le ofreció a su hijo Sivert, de 12 años, que se alejara de las redes sociales en 2016. Este mes (febrero), y después de seis años de estar desconectado de las redes, el adolescente recibió su recompensa.

“Lorna se inspiró en un reto que escuchó en la radio llamado “16 por 16″, en el que una madre daba a su hija US$ 1.600 (aproximadamente 6.2 millones de pesos) al cumplir los 16 años si se mantenía alejada de las redes sociales. Ella decidió subir la apuesta a dos años y 200 dólares más (cerca de 800 mil pesos)”, informó CNN.

En el diálogo con el mencionado medio de comunicación, el joven aseguró que no fue difícil alejarse de las redes sociales. Además, señaló que en 2016, cuando inició el reto con su madre, tan solo usaba Snapchat.

“No diría que hubo un momento en el que pensé que estaba a punto de romper (el compromiso)”, dijo. “A medida que avanzaba, era más una cuestión de orgullo”, afirmó el joven en palabras recogidas por CNN.

Silvert tomó con tranquilidad la idea de estar lejos de las redes sociales, además confesó que sus amigos lo actualizaban de temas que ahí se tratan, y aseguró que se “evitó todo el drama innecesario que había allí”.

El joven destacó que haberse alejado de las redes sociales le ayudó para concentrarse en otros temas, como sus estudios y practicar deportes. Lorna, su madre, afirmó a CNN que no tuvo que vigilar a su hijo y resaltó que su espíritu competitivo lo llevó a cumplir con el reto para ganarse los 1.800 dólares.

Precisamente sobre el dinero, Silvert bromeaba cuando tenía 12 años y comenzó el reto, que lo iba a utilizar para comprarse una casa, pero ahora asegura que lo gastará en algo para su habitación en la Universidad de Northwestern St. Paul, a la cual asistirá en otoño.

“Desde luego, no estamos en contra de las redes sociales, pero se trata de utilizarlas de forma saludable”, señaló Lorna a CNN, además, añadió que “se trata de no dejarse agobiar por ellas, ni ser adicto a ellas, ni verse afectado por las cosas que la gente publica”.

El experimento de esta madre se hizo luego de ver que sus tres hijas mayores estaban “absortas” cuando usaban las aplicaciones. “Afectaba su estado de ánimo, a sus amistades y era una especie de depresivo”, señaló Lorna. También contó que a una de sus hijas le quitó el teléfono cuando tenía 16 años. La mujer indicó que su hija “le agradeció después que lo hiciera, ya que mejoró su estado de ánimo”.

Luego de lograr el reto de pasar seis años sin redes sociales, Silvert abrió su cuenta en Instagram, y afirmó que se siente novato en el manejo de las aplicaciones, mientras que sus amigos son unos expertos con ellas.

Consejos para disminuir la adicción al celular

Aunque es un término relativamente nuevo, es muy frecuente encontrar a personas que encajen dentro de sus síntomas: la nomofobia. “No está considerada todavía como una patología o un trastorno del comportamiento, pero lo cierto es que es consecuencia de una adicción, de un uso desmedido del teléfono inteligente, generalmente para todo menos para hablar.

Lo más curioso es que esta dependencia lleva a un aislamiento social, ya que la relación con el exterior se hace a través del WhatsApp, las redes sociales, los juegos online, etc.”, explica Sanitas, entidad de salud.

Expertos aconsejan que no es necesario dejar descargar totalmente la batería del celular. Foto: Gettyimages.
Expertos aconsejan a las personas reconocer que tienen una adicción al celular y redes sociales. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto GettyImages.

María Inés Arriagada, psiquiatra de la Clínica Universidad de los Andes (Chile) señala algunos consejos para disminuir el uso descontrolado de este dispositivo:

  • Reconocer que se tiene un problema. Este es el paso más importante, debido a que es necesario admitir que hay un problema por solucionar. “Al reconocerlo pone en sí mismo la intención de superarlo, lo que es necesario para obtener algún resultado”, puntualiza la psiquiatra.
  • Llevar un control de tiempo del uso y permanencia en cada red social. Para esto, se pueden usar aplicaciones que miden esto automáticamente.
  • Escribir en una hoja lo que podría hacer si dedicara el tiempo de navegación en las redes sociales en otras actividades.
  • Analizar el valor que aportan las redes sociales a la vida. ¿En qué puede ayudar para la construcción de un buen futuro?
  • Establecer un momento y hora específica del día para revisar redes sociales.
  • Eliminar las notificaciones de redes sociales.
  • Cada vez que se sienta el deseo de revisar las redes sociales se debe pensar que es una tentación. Trabajar en el autocontrol.
  • Bloquear algunos sitios web o aplicaciones también es una opción. Asimismo, se pueden eliminar las aplicaciones en las que más se gasta tiempo.