Tendencias

Home

Ciclismo

Artículo

ESTEPONA, SPAIN - SEPTEMBER 01: (L-R) Rigoberto Uran Uran of Colombia and Johan Esteban Chaves Rubio of Colombia and Team EF Education - Easypost compete during the 77th Tour of Spain 2022, Stage 12 a 192,7km stage from Salobreña - Peñas Blancas. Estepona 1260m / #LaVuelta22 / #WorldTour / on September 01, 2022 in Estepona, Spain. (Photo by Getty Images/Tim de Waele)
El pedalista bogotano corre junto a Rigoberto Urán en el EF Education-EasyPost. - Foto: Getty Images/Tim de Waele

ciclismo

Sin tapujos, Esteban Chaves dijo que en Colombia las personas “trabajan para sobrevivir”

El ciclista colombiano puso de ejemplo la vida en el campo.

Uno de los ciclistas más importantes en Colombia es Esteban Chaves, quien se ha destacado por su carrera deportiva y a su vez por la labor social que lleva a cabo con su fundación. Siendo consciente de los problemas que afronta el país, sobre todo para la niñez y la juventud, él ha puesto su granito de arena para ser el salvador de muchos.

Su equipo, el EF Education-EasyPost, dio a conocer una entrevista en la que el pedalista bogotano habló sobre lo difícil que puede ser surgir en Colombia, “especialmente en las zonas rurales”. “Haces un estudio básico y luego tienes que ir a trabajar”, explicó sobre lo que viven algunas personas.

Además, aseguró que en Colombia “la gente no trabaja de por vida, trabajan para sobrevivir” y es “bastante difícil” para algunas familias “llegar a fin de mes”. “Los niños no pueden salir de los pueblos donde nacieron, porque necesitan trabajar en sus fincas con sus papás y continuar el proceso”.

“La mayoría de los niños del campo, de las fincas, se despiertan a las cuatro de la mañana para ir a ordeñar las vacas y sacar papas de la tierra”, contó en la conversación con la escuadra estadounidense.

Y dando a conocer un poco cómo es la vida de los niños en el campo, dijo que después de comer algo de desayuno deben andar “en bicicleta diez kilómetros para ir a la escuela”. Una vez cumplido con su “trabajo escolar, regresarán y luego irán a entrenar, porque les encanta andar en bicicleta”.

“Regresarán por la noche y sacarán verduras de los campos. Son tan resistentes. Estos niños solo comen huevos y arroz, y siguen soñando. Ellos siguen creyendo”, agregó.

Con 32 años de edad, desde el 2016 ha dividido su vida en dos: la carrera como ciclista profesional y su labor social en la fundación que lleva su nombre. En febrero de 2013, Chaves sufrió un fuerte accidente en una competencia en Italia, el cual por poco le cuesta la carrera y hasta la vida.

Por fortuna, en el camino encontró la ayuda del médico Julio Sandoval, quien lo operó, y desde entonces inició una gran amistad. Ahora, ambos tienen una colaboración bastante importante en la que ayudan a niños y jóvenes que necesitan cirugías y no las pueden costear.

Estaban pasando por alto a estos niños porque no tenían el dinero o el estatus. Las cirugías a veces duran una hora, tal vez 40 minutos. Es como la carpintería. Los médicos simplemente cortan y ensamblan, y eso cambia la vida de los niños. Tengo mucha suerte, porque encontré a la persona adecuada en el momento adecuado de mi vida, y si podemos brindar esa experiencia a las familias, de eso se trata la vida”, expresó Esteban Chaves sobre esa labor.

El ciclista bogotano tiene claro que “quiero ganar carreras” en la élite del deporte de las bielas, pero a su vez espera enviar un mensaje de superación al “demostrar que los sueños se pueden hacer realidad”.