cultura

Drones, la novedad de un autocine europeo para atraer más clientela

Con una nueva cepa amenazando las economías, no dejan de aparecer iniciativas para hacerle frente a la pandemia.


La modalidad de autocines tuvo un gran impulso y auge, debido a la llegada de la pandemia y a las numerosas restricciones que se aplicaron y aún se mantienen para establecimientos y eventos culturales.

Aunque para muchos, la experiencia de comer en el cine y disfrutar de sus sonidos especial hace falta, para otros, el autocine llegó para quedarse e incluso, complementar, la comodidad de muchos.

Justamente pensando en eso, el autocine Madrid Race decidió darle un valor agregado a ello y aliarse con una app para pedir comida desde el carro. Con la plataforma Gopick, se han empezado a realizar las pruebas de transportar de manera aérea la comida a los carros de los clientes, de una manera innovadora.

Con el uso de drones, la compañía decidió generarle más confianza y comodidad a sus clientes para que los espectadores puedan recibir sus pedidos en menos de un minuto.

Esta iniciativa de reparto con drones se logró desarrollar en colaboración con Net2fly, una agencia de drones y operador Certificado por AESA que gestionaría la documentación de los pilotos y a la flota de aeronaves, así como las operaciones y los planes de vuelo necesarios para llevar a cabo los vuelos con seguridad y coordinación.

Cada dron tiene un tamaño entre seis y nueve kilogramos, pensados para poder volar en zonas urbanas, donde la limitación se encuentra en diez kilos de peso, según informaron los autores del proyecto en pruebas en un comunicado.

Para poder dar el servicio ininterrumpido, inicialmente trabajarán con dos equipos, que serán manejados por pilotos profesionales, en función de la demanda y de los pedidos. Cada dron puede llevar hasta dos pedidos simultáneos de hasta cuatro comensales.

Gracias a esta tecnología, los consumidores podrán tener su pedido de comida de forma más rápida, ya que el tiempo de entrega se reducirán en un 80 por ciento, con entregas en menos de un minuto, mientras disfrutan de la película y del ambiente.

Las entregas se realizarán de forma que el cliente no necesite interactuar con el dron o el piloto, recogiendo su pedido sobre el coche, como han explicado Autocine Madrid Race y Gopick.

Autocine en Colombia

Terminada la cuarentena y entrando en la fase de aislamiento selectivo, la nueva etapa de la pandemia, en Colombia se dio apertura a casi todas las actividades comerciales y aunque ya llegó el turno para el cine convencional, aún muchas personas están dudando en la seguridad sanitaria para volver a las salas.

Por ello, los autocines están teniendo tanta relevancia en el país, llegando a inaugurar uno de los más grandes en Yopal, Casanare.

En Colombia en este momento ya hay avalados por lo menos 10 autocines, entre los que se destacan algunos en Bogotá, Antioquia, Cartagena y el municipio de Mosquera (Cundinamarca), entre otros; sin embargo, en Yopal, se inauguró el autocine más grande del país, con dos pantallas gigantes, “las más grandes en este momento en Colombia. Tiene 22 metros de ancho por 14 de alto”, aseguró para ese momento, Darío Fuentes, propietario de Cinelandia y promotor de esta actividad. La inauguración se realizó bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

Entre las condiciones para el ingreso a este espectáculo se solicitan el registro de las personas que asistan: placas del vehículo, cupo máximo de cuatro asistentes, pago solo con tarjeta, en lo posible no descender del carro y en caso de extrema necesidad se deberá encender las estacionarias hasta que un empleado del cinema le asista en su lugar.