música

Sonidos: cuatro cantautores colombianos por descubrir

Por: Por Juan Carlos Garay

La tradición de cantautores en Colombia se ha renovado gracias a nuevos conceptos de instrumentación e ideas originales. SEMANA sugiere cuatro lanzamientos recientes.


*Por Juan Carlos Garay

default
- Foto:

Andrés Correa - Película alemana pirata

Para un cantor acostumbrado a acompañar sus canciones solo con su guitarra (o, en todo caso, con una instrumentación escueta), este es un paso enorme: una pieza que en poco más de cuatro minutos va sumando violín, contrabajo, flauta, corno y trombón, hasta desembocar en un arreglo casi sinfónico. El proceso se logró gracias a que Andrés Correa ganó la beca de Idartes para grabación musical en casa durante la pandemia. Su proyecto fue sumamente original, porque esta canción va narrando una película imaginaria, con suspenso y movimientos de cámara. El músico bogotano dice que su intención era “emular esas canciones de Chico Buarque o de Rubén Blades que son historias largas”. Pero, además, le ha sabido sumar, como en el cine, efectos especiales. Un gran experimento.

default
- Foto:

Lucio Feuillet - Otra vecita

Aquí tenemos a un cancionista que no pierde la perspectiva de su lugar de origen, el departamento de Nariño, y que, asimismo, la utiliza para darle a su música una clara identidad sonora. Ya desde 2017, cuando lanzó el álbum Provinciano, llamó la atención por esa mezcla entre la pureza de las guitarras y la algarabía de las murgas, que es como llaman los sureños a esos conjuntos de cobres que alegran los carnavales. Otra vecita es un EP de tres tonadas tradicionales del sur de Colombia y la frontera con Ecuador, con el cual Lucio Feuillet nos adelanta algo del contenido de su próximo álbum. Un paso más en su decisión de expandir el sonido de la fiesta andina hacia una sensibilidad universal. Esperamos con mucho interés las demás canciones, que serán de su autoría.

default
- Foto:

Daniel Correa - Nueva vida

Desde 2015, Daniel Correa se ha propuesto lanzar un disco al año. Así que su obra, por un lado, tiene tintes de rapidez y espontaneidad, y, por otro, ha logrado generar expectativa por conocer anualmente ese puñado de nuevas canciones. Daniel interpreta casi todos los instrumentos (piano, guitarra eléctrica, cuatro, batería) y por momentos parece un músico de rock por cierto espíritu nihilista que proyecta, pero lo cierto es que domina varios otros géneros, como el fandango o el bolero. Nueva vida es el álbum resultante de este año de confinamiento y aparecen temas crudos como la imposibilidad del contacto físico, las noticias falsas y las masacres en los pueblos olvidados de Colombia. Lejos del foco mediático, aquí se va construyendo una obra extensa muy exhaustiva.

default
- Foto:

Roberto Camargo - Antifaz

Este artista de origen guajiro alterna múltiples talentos: es guitarrista, ha sido humorista de stand-up comedy y no le va nada mal con el dibujo, lo que le permite diseñar las portadas de sus discos. Su paso por la comedia ha permeado de risa algunas de sus composiciones, pero también tiene una faceta más seria y reflexiva, a la que pertenece esta nueva grabación. Se trata de la musicalización de un poema de Giovanni Quessep. Cuenta Roberto Camargo que desde la primera vez que lo leyó sintió que había unas imágenes poderosas y unos versos que sugerían música. “Me conecté con el tema de las máscaras y de la imagen que uno tiene de sí mismo”, dice. El resultado son unos arpegios delicados, un tanto etéreos, que sostienen muy bien el poema y amplifican su mensaje.