Home

Deportes

Artículo

El tamarindo contiene fibra tanto soluble como no soluble, la cual ayuda a eliminar grasas y azúcares. Foto: Getty images.
El tamarindo se caracteriza por su alto contenido de fibra. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Beneficios del tamarindo para ayudar a la salud gastrointestinal y mejorar problemas cardiovasculares

Este alimento puede prepararse de diferentes formas.

El tamarindo es una fruta que proviene de un árbol con su mismo nombre. Es utilizado para realizar bebidas y jugos. El portal La Vanguardia señala el contenido nutricional de este alimento por 100 gramos:

  • Calorías: 240 kcal
  • Carbohidratos: 63 g
  • Fibra: 5 g
  • Grasas: 1 mg
  • Vitamina C: 6 mg
  • Potasio: 570 mg

Según explica el sitio web Tua Saúde, especializado en salud, este alimento tiene múltiples beneficios, dentro de los que se destacan sus efectos positivos para la salud intestinal y cardiovascular.

En primer lugar, es un alimento que se destaca por ser “rico en fibras, las cuales ayudan a combatir el estreñimiento, ya que mejoran el funcionamiento intestinal, aumentando el tamaño del bolo fecal y promoviendo la evacuación de las heces a través del intestino”.

Asimismo, de acuerdo con Tua Saúde el extracto de semillas de tamarindo tiene un efecto de protección contra las úlceras gástricas, contribuyendo a la prevención de este tipo de afecciones.

En segundo lugar, el tamarindo puede ayudar a mejorar problemas cardiovasculares. Esto se debe a que “es rico en antioxidantes y saponinas que favorecen la disminución de colesterol llamado ‘malo’ o LDL, en la sangre, previniendo así el surgimiento de enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis, infarto de miocardio y derrame cerebral”, agrega el portal web.

¿Cómo preparar el tamarindo?

Para realizar un jugo de tamarindo con miel se deben seguir los siguientes pasos:

Ingredientes

  • 100 g de pulpa de tamarindo
  • 1 naranja grande
  • 2 vasos de agua
  • 1 cucharadita de miel

Instrucciones

  1. Retirar la concha de tamarindo y poner en una olla con 1 litro de agua.
  2. Dejar en remojo de un día para otro.
  3. Cocinar por 20 minutos hasta que la pulpa esté blanda. Se debe revolver.
  4. Llevar el resultado a la licuadora y procesar con el jugo de naranja, el agua y la miel.
  5. Servir y consumir.

Alimentación saludable

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) señalan varios consejos que pueden ayudar a tener una alimentación saludable. Es importante consultar a un nutricionista y seguir las instrucciones y el plan de comidas señalado.

Limitar los azúcares añadidos

Tener una ingesta elevada de azúcar añadida en la alimentación diaria puede tener efectos negativos en la salud como es el incremento del peso, obesidad, diabetes y afecciones cardíacas. Es relevante aclarar que los azúcares añadidos no provienen de la glucosa que contienen las frutas, sino de alimentos y bebidas procesados.

Algunos consejos para reemplazarlos:

  • Acompañar las comidas con agua.
  • Agregar fruta a los cereales para darles un toque de dulce.
  • Evitar los jarabes de sabores.
  • Leer siempre la información de la tabla nutricional antes de elegir un alimento o bebida.

Añadir más potasio

El potasio es un mineral considerable para el funcionamiento óptimo del cuerpo humano. De acuerdo con Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, participa en varias acciones de la actividad humana.

“Es un tipo de electrolito. Ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos y a que su ritmo cardiaco se mantenga constante. También permite que los nutrientes fluyan a las células y a expulsar los desechos de estas. Una dieta rica en potasio ayuda a contrarrestar algunos de los efectos nocivos del sodio sobre la presión arterial”, señala.

Los CDC brindan algunos consejos para agregarle más potasio a la dieta:

  • Preparar recetas nuevas añadiendo remolacha o acelgas.
  • Comer banano como merienda en el transcurso del día.
  • Consumir jugo de naranja 100 % natural.

Fuentes de potasio

  • Verduras de hoja verde como espinacas y col rizada.
  • Frutos de las vides como las uvas y las moras.
  • Vegetales de raíz o tubérculos como las zanahorias y las papas.
  • Frutas cítricas como naranjas y toronjas.