deportes

Decisión final sobre la continuidad de Juan Cruz Real en el Junior de Barranquilla

Tras la derrota ante Once Caldas, las versiones apuntaban a que el argentino tendría que dar un paso al costado.


Las derrotas dejan sus estragos en el fútbol colombiano, algunos categóricos y otros más leves, pero siempre causan movimientos fuertes en los equipos que son históricos en Colombia. Este es el caso del Junior de Barranquilla, que salió penosamente derrotado este domingo ante su público y generó la incertidumbre sobre la continuidad del técnico a cargo al frente del equipo.

Este 8 de agosto amaneció con un clima de alta tensión entre la hinchada y Juan Cruz Real por el resultado en el cumpleaños 98 del club y, como añadidura, la suplencia de Carlos Bacca, que para muchos es inconcebible al recordar toda la campaña que hicieron para traerlo desde el fútbol español.

Aunque los jugadores tienen jornada de descanso luego del partido, en la sede del club hubo un intenso movimiento producto de reuniones y conversaciones entre los dueños y administradores del equipo, que discutían la viabilidad de un cambio de timonel en medio del torneo y con la vuelta de los cuartos de final ante Atlético Nacional en cuestión de diez días.

Juan Cruz Real, técnico del Junior de Barranquilla. Foto: Dimayor
Juan Cruz Real, técnico del Junior de Barranquilla. - Foto: Dimayor

Sin embargo, en las horas de la tarde fue el mismo técnico argentino el que fue consultado por los medios de la ciudad al salir de las conversaciones con sus jefes e informó la decisión final sobre su continuidad: “Reunión informativa de todos los lunes, yo trabajo para el club y tengo que reportar qué hicimos y qué no hicimos”.

Sobre los motivos de su llamado a hablar con los dirigentes del Junior, contó de qué hablaron: “Del partido, qué se hizo bien, qué se hizo mal, qué tenemos que mejorar... que erramos cuatro goles bajo el arco y no la pudimos meter”.

“Ustedes están esperando ahí... la sangre”, respondió ante el agobio de la prensa por una respuesta de su salida.

“Si hay algo que yo tengo es mucho empuje, trabajar por lo mejor para el club y le damos para adelante”, complementó.

Siempre hacemos análisis de todos los partidos. En el de ayer que creo perdimos injustamente, tenemos que buscar ganar el próximo, en esos días que ganamos también se plantean cosas para seguir mejorando”, concluyó.

Ante una pregunta sobre cómo se siente, el entrenador señaló: “Tranquilo. Hace una semana atrás éramos unos fenómenos, le ganamos a Nacional, y ahora es normal que después de ir a un estadio y tener un buen ambiente, con la expectativa de ganar, obviamente la hinchada está molesta”.

Tras el juego y lejos de pensar que ante Once Caldas podría haber sido su último partido, Juan Cruz felicitó a sus dirigidos y les mostró su apoyo de cara al próximo juego, que también será en condición de local frente a Independiente Medellín. “El partido es difícil de explicar. El rival llegó dos veces, en pelota detenida y anotaron. Las que tuvimos no las pudimos meter y por ahí pasa el partido, pero esto es fútbol, a veces pasa eso y me hago responsable”, dijo en la rueda de prensa posterior al 2-1 definitivo.

El argentino manifestó que su intención y la de los jugadores era “ganar porque se vivió un ambiente espectacular”, pero la falta de efectividad les pasó una factura demasiado cara. “Disculpas a la gente que llenó el estadio”, agregó el argentino, refiriéndose al inconformismo de los hinchas que asistieron para celebrar por todo lo alto el cumpleaños de la institución.

“Si nos vamos a basar en lo que fue el resultado final, yo puedo explicar lo que pasa en el juego, pero en el fútbol a veces pasan estas cosas. Si hay que buscar un culpable de la derrota, soy yo. No tengo nada que reprocharles a los jugadores”, reiteró.

Junior marcha sexto en la Liga BetPlay con ocho unidades, producto de dos triunfos, dos empates y dos derrotas que los alejan de la punta que hoy pertenece a Millonarios con 14 puntos, luego de vencer por goleada al Deportivo Cali en Bogotá.