Home

Deportes

Artículo

Fútbol Fútbol - Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 - Doha, Qatar - 25 de noviembre de 2022 Un fan argentino sostiene su tambor mostrando una imagen del ex jugador Diego Maradona en la Corniche de Doha.
Un fan argentino sostiene su tambor mostrando una imagen del exjugador Diego Maradona en la Corniche de Doha. - Foto: REUTERS/Lee Smith IMÁGENES TPX DEL DÍA

deportes

Hija de Maradona se sumó a Brasil y lanzó indirecta a la Selección Argentina en Qatar 2022

Gianinna causó piquiña con una reciente publicación en redes sociales.

Pelé, uno de los ídolos del fútbol brasileño, atraviesa un complicado momento de salud a sus 82 años de edad, producto de algunas complicaciones ligadas al cáncer gástrico que padece el astro desde hace unos años.

Ante esto, desde diferentes latitudes se han dado a conocer muestras de afecto y mensajes deseando la recuperación del mítico 10 de la canarinha, quien reapareció a través de sus redes sociales para enviar un mensaje a su selección previo al duelo ante Corea en el Mundial de Qatar 2022.

Al finalizar el encuentro, que dejó a Brasil instalada en los cuartos de final de la Copa del Mundo, los jugadores de la verdeamarela regresaron al campo de juego portando una pancarta en la que saludaban a su ídolo.

Este gesto, que gozó de la aprobación de todo el mundo del fútbol, no pasó desapercibido para Gianinna, hija del astro argentino Diego Armando Maradona, quien colocó en sus redes sociales una imagen referente al hecho acompañada con un mensaje que muchos calificaron de irónico.

“Qué bien Brasil homenajeando a su ídolo”, fue el posteo de la argentina que iba junto a la imagen del cuadro brasileño sosteniendo la pancarta en honor a Pelé.

Se desconoce por qué la hija del astro fallecido en noviembre de 2020 hizo esta publicación y si el fin era levantar revuelo entre los seguidores de la selección Argentina o simplemente resaltar la solidaridad de los jugadores brasileños con su máximo ídolo.

Cabe señalar que cuando El Diego murió se le rindió un sinnúmero de homenajes en los diferentes estadios del mundo; desde Lionel Messi, vistiendo la camiseta de Newell’s Old Boys, hasta el cambio de nombre al estadio del Napoli, cuadro que ‘el Pelusa’ supo llevar a lo más alto del panorama mundial, y que pasó de llamarse San Paolo a Diego Armando Maradona.

Maradona y Messi en los mundiales

El 3 de julio de 2010, en Ciudad del Cabo, Diego Maradona abrazaba y consolaba a un Lionel Messi con lágrimas en los ojos. Argentina se despedía del Mundial de Sudáfrica tras ser goleada 4-0 en cuartos de final por Alemania.

Fue el único Mundial de los cinco que ha disputado en el que Messi se fue sin marcar en todo el torneo, justo en la edición en la que todo parecía preparado simbólicamente para el paso del testigo entre Maradona, el héroe del último título mundial argentino en 1986, y el jugador llamado a conducir a la albiceleste a la ansiada tercera estrella, que se resiste desde hace 36 años.

“He visto al jugador que heredará mi lugar en el fútbol argentino y su nombre es Messi”, dijo Maradona a la BBC ya en febrero de 2006, cuando Messi ilusionaba en el Barcelona con 18 años.

Meses después, José Pékerman incluía a la Pulga en su lista de convocados para el Mundial de Alemania-2006, pero Messi no tenía estatus de titular. Jugó cuatro partidos, algunos entrando como suplente, y se quedó en el banquillo en la eliminación de cuartos ante los anfitriones alemanes.

Messi debutó en los Mundiales en la fase de grupos, en el partido que Argentina ganó 6-0 a Serbia y Montenegro. Entró en juego cuando su equipo ganaba ya 3 a 0 y rubricó el sexto de su equipo.

En ese momento del cambio en el minuto 74 por Maxi Rodríguez, Maradona, que estaba en la grada del estadio de Gelsenkirchen vestido con la albiceleste, levantó los brazos y lo festejó casi como si fuera un gol, en una imagen que dio la vuelta al mundo.

Apenas cuatro años después, el estatus de Messi había pasado de joven promesa a superestrella y era el líder de Argentina en Sudáfrica-2010, con Maradona como titular del banquillo.

La fórmula curamales terminó siendo un placebo, Messi no marcó y Maradona dejó el cargo tras la caída en cuartos, admitiendo que había sentido el golpe como si fuera “una trompada de Muhammad Ali”.

“Cuando estuvimos juntos fue espectacular, el Mundial fue lindo, aunque terminó como terminó”, admitió Messi años después en una entrevista con Jorge Valdano, compañero del ‘Pelusa’ en México-1986, para la televisión Movistar+.