deportes

La estadística que hace aún más aterrador el duro presente del Deportivo Cali

De pasar a ser el campeón a finales de 2021, a ser un equipo que puede preocuparse por el descenso en el 2023.


El dulce del cuadro ‘azucarero’ en el fútbol colombiano sigue sin sentirse. Deportivo Cali, que fue campeón en el torneo finalización de 2021, ahora pasa por uno de los momentos más duros de su historia, ahora encadena dos semestres de fracasos deportivos que lo tienen tendido en la lona y cada vez más cerca con la preocupación de una posible disputa por el descenso en 2023.

La última salida del cuadro verde de Cali se fue este sábado -6 de julio- en El Campín de Bogotá, ante un Millonarios que no lo perdonó y agudizó su crísis venciéndolo 4-2. Alargando a cinco los juegos sin ganar para el equipo caleño, además, de poner en saldo negativo una estadística que preocupa y es que en las mismas contiendas ha permitido que le marquen 13 tantos en total.

Deportivo Cali pasa por una profunda crisis en el FPC
Deportivo Cali pasa por una profunda crisis en el FPC - Foto: Dimayor

Las acciones en el máximo escenario de los capitalinos iniciaron con un ritmo bastante frenético del cuadro visitante. Los dirigidos por Mayer Candelo, de entrada, no se vinieron a esconder en la capital e impusieron, por algunos tramos de la primera parte, sus condiciones.

Sin embargo, sobre el minuto 36, después de una gran acción colectiva, Luis Carlos Ruíz habilitó a Juan Carlos Pereira, que quedó mano a mano y definió con sutileza por encima del portero Acevedo.

Sobre los minutos de adición, y después de un borbollón en el borde del área, nuevamente Juan Carlos Pereira tomó el esférico para sacar un remate de media distancia que se estrelló en el bajante derecho y se fue al fondo de las piolas para poner así el 2-0 parcial.

Para no pasar dolores de cabeza, Millonarios alargó el marcador sobre los primeros minutos de la segunda parte. Después de un pase entre líneas por parte de Andrés Gómez, nuevamente la dupla Ruíz- Pereira apareció para poner el tercero de la noche.

El primer tanto de los verdes fue facturado por el exMillonarios, Santiago Mosquera, quien con un cobro engaño al portero Montero y poner el 3-1.

No contentos con la goleada, los azules encontraron el cuarto y último de la noche por medio de Juan Pablo Vargas. El central se anticipó a la marca de Carlos Robles y puso la frutilla del postre a una noche redonda en Bogotá.

El Cali tomó ímpetu sobre los últimos minutos y por segunda vez en el partido encontró el descuento. Tras un centro de Mosquera, el delantero Rodríguez aguantó un balón dentro del área que fue aprovechado por Luna, quien puso el segundo y último de la noche.

En la conferencia de prensa al final del partido, Mayer fue cuestionado sobre el respaldo de los directivos del Cali.

“Es un proyecto que se armó de año y medio, sabíamos de la realidad de lo que se está viviendo como equipo. Con trabajo se puede cambiar”, analizó y agregó.

“Por el momento hemos tenido el respaldo de la gente, los dirigentes y el proyecto claro de lo que queremos. Tenemos tranquilidad porque se ha trabajado, pero los resultados no nos avalan”, dijo.

Pidió paciencia en su proceso y prometió ardua labor para cambiar el panorama. Sin embargo, fue realista en aceptar que lo que menos tiene es tiempo y que los resultados avalan o no su continuidad.

“No me pego a nada porque nada es mío. Si mañana me toca irme, pues me iré o si sigo, seguiré dando lo mejor de mí con todo el amor y el corazón. Soy un hincha del Cali, no había nacido y ya era hincha”, confirmó con sentimiento y aclaró que en caso de tener que dejar su cargo, las cláusulas del contrato no serán impedimento ni motivo de problemas.

“Esto es de trabajo, de todos los días y paciencia. Tenemos muchas cosas habladas pero el viento se las puede llevar cuando no hay resultados, soy consciente que si mañana me quieren llamar no hay problema ni habrá de plata ni de nada y salgo y me voy”, puntualizó.