violencia

La Fifa no habló de sanciones ante actos violentos en el estadio de Querétaro

Si bien el organismo condenó los hechos no ha mencionado, hasta el momento, posibles castigos por la batalla campal desatada.


Ante los actos violentos ocurridos entre barristas de los equipos Querétaro y Atlas, la Fifa publicó una nota oficial donde condenó los hechos y aseguró estar “conmocionada” por lo ocurrido este domingo en el estado La Corregidora y afirmó que es algo “inaceptable e intolerable”.

“Fifa está conmocionada por el trágico incidente ocurrido en el estadio La Corregidora de la ciudad de Querétaro durante el partido entre Querétaro y Atlas. La violencia era inaceptable e intolerable”, dice el documento.

Igualmente, el máximo ente regulador aseguró que apoyará a la Federación Mexicana y a la Concacaf para que se realicen las respectivas investigaciones para dar con los responsables de los penosos hechos de los cuales todavía se debate si hubo o no muertos.

La Fifa se une a la Asociación Mexicana de Fútbol y Concacaf para condenar este bárbaro incidente y alentar a las autoridades locales a llevar justicia rápidamente a los responsables. Nuestros pensamientos están con todos aquellos que sufrieron sus consecuencias”, añadió la Fifa en su comunicado.

Sin embargo, el ente no anunció posibles sanciones ante los hechos y solo se limitó a hacer un llamado a que se mejores los protocolos de seguridad dentro de los estadios.

Esto es algo que ya ha ocurrido antes y la Fifa no ha sancionado ni a las ligas ni a las federaciones locales de fútbol, así lo explica Aristegui Noticias.

“Tal y como ha sucedido en otras ligas alrededor del mundo, donde los aficionados incurren en actos de violentos entre ellos, contra jugadores o directivos, como ocurrió en Grecia en el 2015, Francia en el 2021 y en Brasil previo al Mundial del 2014, el organismo únicamente hace recomendaciones en los protocolos de seguridad a los clubes y al organismo de cada país, en este caso a la Liga MX”, dijo.

Hinchas que asistieron al partido Atlas vs. Querétaro dicen que sí hubo muertos

El mundo del fútbol se encuentra estremecido por los lamentables hechos ocurridos en la tarde noche de este sábado en el partido del fútbol mexicano entre Querétaro y Atlas, en el estadio La Corregidora, casa de los Gallos Blancos que, al momento de la suspensión, perdían 1-0 frente al actual campeón, en el que actúa el colombiano Camilo Vargas.

Horas después de una violenta confrontación, la Coordinación de Protección Civil del Estado de Querétaro dio un primer parte sobre los heridos. “La CEPC informa que hasta el momento no se tiene reporte de personas fallecidas, 22 personas lesionadas, 9 de ellos trasladados al Hospital General y de estos, dos de ellos de gravedad”, indica el comunicado.

Mientras tanto, en la prensa se habla de una cifra extraoficial de 17 fallecidos, aunque por ahora no hay un reporte oficial al respecto.

Las redes sociales se han llenado de videos en los que hinchas del Querétaro golpean sin clemencia a otros aficionados del Atlas, algunos de ellos inconscientes sobre el suelo y completamente desnudos.

Los relatos de los aficionados presentes en La Corregidora enmarcan lo que fue una noche de tragedia para el fútbol mexicano. “Llegamos desde muy temprano. En cuanto llegamos a las inmediaciones del estadio, desde allí empezaron las agresiones de los aficionados y la policía. Estaban todos como muy en contra de nosotros”, relata un aficionado al diario AS.

“Inició el juego y empezaron a saltarse (las vallas) de los dos lados. En un momento abrieron la reja para dejarnos entrar a la cancha. Yo me resguardé, pero sí vi cuando empezaron a agredir a compañeros con los que iba. Ellos saltaron a la cancha y de plano tuve que meterme al área de vestuarios del estadio”, agrega.

Lo que más sorprendió a los usuarios de redes sociales alrededor del mundo es la poca respuesta de las autoridades. “No vi un solo policía. Hay imágenes donde les abren las puertas y había gente que traía armas”, concluye.

Otro aficionado entrevistado por el mismo medio indica que “todo parecía preparado para que la gente del Querétaro le pegara a la gente del Atlas”.