Tendencias

Home

Deportes

Artículo

El equipo de Xavi Hernández, ha logrado la línea de los 19 puntos.
El equipo de Xavi Hernández ha logrado la línea de los 19 puntos. - Foto: Getty Images

deportes

Video | Barcelona vuelve a sonreír luego de tomar el liderato de la Liga de España ante Mallorca

Un solitario tanto del polaco Robert Lewandowski le permitió al equipo blaugrana posicionarse como el mejor en la tabla de posiciones.

El FC Barcelona ha rentabilizado este sábado un solitario gol de Robert Lewandowski para superar a domicilio al RCD Mallorca (0-1) en un pobre encuentro en el Visit Mallorca Estadi, un resultado que permite a los azulgranas dormir en el liderato a la espera de lo que haga el Real Madrid el domingo ante Osasuna.

Un gol a los 20 minutos del delantero polaco, que acumula ya nueve para afianzarse como ‘Pichichi’ de LaLiga Santander, bastó a los de Xavi Hernández para llevarse los tres puntos ante el conjunto balear, que gozó de ocasiones para equilibrar la contienda. Con 19 unidades, se aúpa a la cabeza de la clasificación, que podrían recuperar el domingo los madridistas (18).

Con hasta seis novedades en el once, como la inclusión de Gerard Piqué y Jordi Alba, por los contratiempos en forma de lesiones del parón y con Pedri y Eric García esperando su momento en el banquillo, el preparador catalán mantuvo el sistema para mandar en los primeros minutos en el Visit Mallorca Estadi.

Sin embargo, fueron los de Javier Aguirre los que avisaron primero a los 11 minutos, en una jugada ensayada de saque de esquina que trató de culminar, con un disparo que se marchó alto, Iñigo Ruiz de Galarreta, que solo unos minutos más tarde intentó sorprender de nuevo a Ter Stegen con una volea desde fuera del área.

La respuesta azulgrana no tardó en llegar; Lewandowski recibió de Ansu Fati, recortó a Valjent y, algo escorado, colocó el balón raso a la izquierda de Rajkovic para hacer su noveno gol en su séptimo partido en la competición doméstica (min. 20).

El guardameta culé todavía tuvo que desbaratar antes del descanso un remate de Jaume Costa mientras los centrales se cargaban de tarjetas, un final de la primera parte algo bronco que acabó con la expulsión de Óscar Hernández, hermano y asistente de Xavi.

En la reanudación, el Barça tocó con paciencia ante un conjunto bermellón que esperaba su oportunidad, sin presionar apenas. Antonio Sánchez, con un remate desde el costado del área, despertó a ambos equipos del letargo mientras Ter Stegen establecía su récord de imbatibilidad.

Xavi dio entrada a Raphinha y Pedri para tratar de buscar la sentencia, pero el encuentro había entrado en una fase comatosa que solo Kang-in Lee estuvo a punto de romper en una jugada de contragolpe al filo del descuento en la que falló en la definición. Con ello, el Barça duerme en el liderato.

Recuperación de los ‘Colchoneros’

El Atlético de Madrid ganó con comodidad y suficiencia en uno de los campos más complicados de LaLiga Santander, el Ramón Sánchez-Pizjuán, donde venció por 0-2 al Sevilla gracias a dos goles de Marcos Llorente y Álvaro Morata, que podrían haber sido muchos más de no ser por la falta de puntería rojiblanca y que dejan en el aire el futuro de Julen Lopetegui.

Los del ‘Cholo’ Simeone apenas sufrieron en todo el partido contra un conjunto nervionense al que le faltó colmillo y en el que el preparador vasco podría tener las horas contadas. Al terminar el encuentro, los jugadores sevillistas se quedaron sobre el terreno de juego para pedir disculpas mientras todo el público, que no abandonó el estadio, emitía una sonora pitada por el mal rendimiento del equipo en el inicio de temporada.

En un saque de banda, en el sector izquierdo del ataque del Atlético sin aparente peligro, Koke cambió la orientación para Marcos Llorente; el centrocampista, que se convirtió este sábado en el jugador con más partidos en la historia del club (554), encaró al recién ingresado Álex Telles y batió a Bono con un disparo cruzado raso que le sirvió al madrileño para romper una sequía personal de 47 partidos de liga sin marcar.

Cuando apenas habían transcurrido 12 minutos del segundo tiempo, Álvaro Morata mató el partido en un error de la defensa sevillista, que dejó al delantero mano a mano contra Bono, al que superó picando la pelota tras una asistencia de Matheus Cunha.

*Con información de EuropaPress.