Home

Economía

Artículo

gustavo petro Presidente electo
Gobierno de Gustavo Petro no quiere afectar las economía de los colombianos de la clase media - Foto: esteban vega la-rotta-semana

economía

Gobierno de Petro cambia de decisión y anuncia que estos dos nuevos impuestos ya no van

Luis Carlos Reyes, nuevo director de la Dian, puntualizó que el objetivo es no afectar las finanzas de la clase media trabajadora.

Varios funcionarios designados por el presidente electo Gustavo Petro anunciaron la semana pasada cómo se financiarían algunos de sus programas y revelaron posibles nuevos impuestos para lograr implementarlos.

Carolina Corcho, próxima ministra de Salud, planteó en el retiro programático del Pacto Histórico colocar un tributo a las bebidas azucaradas, mientras que la futura ministra de Cultura, Patricia Ariza, propuso aumentar la base gravable de la telefonía móvil.

“Los impuestos a las bebidas azucaradas, además de tener impactos favorables en la salud pública porque desincentivan el consumo de gaseosas y reducen las enfermedades crónicas no transmisibles, podrían ser una opción de recaudo para el sistema de salud colombiano”, precisó Corcho en aquel momento.

Sin embargo, el nuevo director de la Dian, Luis Carlos Reyes, rompió el silencio con respecto a estos anuncios y manifestó este lunes que estos dos impuestos no irán en la administración de Petro, por el momento.

El economista, de igual manera, aprovechó el momento para explicar que estos dos tributos no se implementarán debido a que tocan el bolsillo de miles de colombianos, principalmente de la clase media.

“La medida de los celulares era una sugerencia que se estaba discutiendo porque se pensaba que era mucho más privado. Realmente es una medida que no se está contemplando. Lo más importante es que no se toquen las finanzas del colombiano de a pie”, indicó inicialmente.

Luego, Reyes añadió: “Esto podría impactar en el usurario más pobre y va dificultar a que millones de colombianos que hoy están desconectados accedan a tecnologías, por eso no van”.

El nuevo jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales reiteró finalmente que el objetivo del próximo gobierno es afectar lo menos posible la economía de la ciudadanía trabajadora.

“Vamos a discutir las posibilidades que están sobre la mesa, siempre teniendo en cuenta que a la persona de la clase trabajadora no deba cobrársele un peso más en impuestos”, puntualizó.

Cabe recordar que Reyes detalló recientemente la población a la que se le apuntará con los nuevos impuestos. Asimismo, aseguró en conversación con SEMANA que los colombianos que tengan un ingreso menor a los diez millones de pesos no deberán pagar de más.

“Aquellos que tienen ingresos de más de diez millones de pesos tendrán que pagar más impuestos. Las responsabilidades son proporcionales a nivel de ingreso y patrimonio de cada uno de ellos”, precisó el economista.

El funcionario también aseguró en este medio que la carga más pesada recaería sobre la fracción más favorecida, quienes “a causa de la evasión” no tributan lo que deberían. En este sentido, los evasores tendrán castigos más fuertes, que en casos de gran escala podría repercutir en penas de cárcel.

De acuerdo con el nuevo director de la Dian, las exenciones, que si bien no generan costos adicionales, muchos sentirán el efecto de su retiro. Entre los que se retirarán se encuentran los beneficios sectoriales a varias empresas, tales como las que pertenecen al sector hotelero, economía naranja y zonas francas.

“El pagar impuestos es algo que hacemos y que no es fácil, a ninguno de nosotros le sobra la plata y, sin embargo, hacerlo sabiendo que estamos aportando al bien de todos los colombianos es algo fundamental”, concluyó.