economía

La crítica del gremio gastronómico al proyecto de reforma tributaria del gobierno Petro

Acodrés señaló que la iniciativa “afecta a miles de familias en Colombia que derivan su sustento de preparaciones como la salchipapa”.


La Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés) manifestó este martes 9 de agosto críticas al proyecto de reforma tributaria, que fue radicado esta semana en el Congreso de la República por el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.

La agremiación cuestionó la inclusión del impuesto a alimentos ultraprocesados, entre los que se encuentran los embutidos, las bebidas azucaradas, los helados.

Para Acodrés, la reforma “afecta a miles de familias en Colombia que derivan su sustento de preparaciones como la salchipapa, que es la más vendida en el país en estratos populares”.

“Sin duda, el propósito de atención a la problemática de hambre y desigualdad nos debe convocar a todos los colombianos. La preparación de alimentos y bebidas es una de las opciones de subsistencia a la que más apelan las familias colombianas, siendo la salchipapa, por ejemplo, base de la economía popular. A su lado, se destacan helados, obleas y platos basados en azúcar y ultracongelados, por ser accesibles y de fácil y rápida preparación”, indicó la agremiación en un comunicado.

Acodrés señala que, aunque los clientes han regresado a los establecimientos comerciales tras la pandemia, la “inflación constante de precios de alimentos, servicios y arriendos” impide su recuperación.

“Llevamos 16 meses denunciando el impacto de la inflación de los alimentos en nuestra actividad, profundamente golpeada por la pandemia de covid-19, en el entendido que restaurantes, cafeterías, panaderías, pastelerías y heladerías del país también hacemos mercado. Además, el incremento en servicios públicos y arrendamientos presionan de manera constante los costos de operación, limitando seriamente nuestra recuperación, en especial del empleo, rubro que nos hace el principal generador de oportunidades para mujeres y jóvenes del país”, expresa.

Por lo anterior, la asociación solicita Gobierno y al Congreso el impulso de “herramientas tributarias que favorezcan tanto al recaudo como a la economía popular” y, además, “no gravar insumos”, situación que asegura haría “más inviable la preparación de alimentos y bebidas como medio de subsistencia”.

“Le proponemos respetuosamente a la Comisión Tercera Constitucional de la honorable Cámara de Representantes considerar la inclusión en la ponencia, de la tarifa progresiva del impoconsumo, como una herramienta tributaria de competitividad que nos ayude a contener la inflación, a mejorar el recaudo y a proteger a la gastronomía como un sector de economía popular por excelencia, así como no gravar insumos que harían aún más inviable la preparación de alimentos y bebidas como medio de subsistencia”, dijo Acodrés.

Lista de alimentos que pagarían impuestos en el gobierno Petro con la nueva reforma tributaria

La reforma tributaria del recién posesionado presidente de la República, Gustavo Petro, ha dado de qué hablar en la opinión pública. El documento, que fue radicado este 8 de agosto por José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda, contempla cumplir una ambiciosa meta de recaudo.

Debido a ello, es posible que varios alimentos sean gravados en dicha reforma, pues fueron contemplados nuevos impuestos, por ejemplo, para aquellos considerados ultraprocesados y que contengan un alto nivel de azúcar.

Esto ha causado que, a través de las redes sociales, se especule la entrada a esta lista de varios alimentos preferidos de los colombianos, con el fin de recaudar, inicialmente, 25,9 billones de pesos anuales, según estipula la reforma tributaria.

El Gobierno entrante informa que esta comida representa grandes problemas para la salud de quienes los consumen, por lo que la llegada de impuestos a los alimentos ultraprocesados pretende reducir el consumo de los mismos en los ciudadanos de Colombia.

“Este proyecto de ley propone la creación de un impuesto al consumo de la producción para su posterior venta e importación de alimentos ultraprocesados y con alto contenido de azúcares añadidos, considerando los potenciales efectos en la salud de los colombianos derivados del consumo de estos productos”, dice la reforma.

Teniendo en cuenta lo anterior, la lista de alimentos que contemplan esta alza de impuestos en el documento y que es posible que se deban tener en cuanta a la hora de hacer compras, son:

1. Carne y despojos comestibles, salados o en salmuera, secos o ahumados.

2. Harina y polvo comestibles, de carne o de despojos.

3. Embutidos y productos similares de carne, despojos o sangre, y preparaciones alimenticias a base de estos productos.

4. Las demás preparaciones y conservas de carne, despojos o sangre.

5. Papas fritas.

6. Patacones.

7. Chicharrones empacados.

8. Snacks o pasabocas empacados.

9. Galletas dulces que contengan adición de edulcorante (por ejemplo, aquellos que contengan aspartame, sucralosa, sacarina y potasio de acesulfamo).

10. Barquillos y obleas, incluso rellenos (gaufrettes, wafers) y wafles (gaufres).

11. Ponqués y tortas.

12. Bizcochos y pasteles de dulce.

13. Merengues.

14. Cacao en polvo con adición de azúcar u otro edulcorante.

15. Confites de chocolate.

16. Frutas recubiertas de chocolate y/u otros productos de confitería y repostería, y demás preparaciones alimenticias que contengan cacao, que no sean en bloques, tabletas o barras, y que tengan adición de azúcar u otros edulcorantes.

17. Artículos de confitería sin cacao, incluido el chocolate blanco.

18. Helados, incluso con cacao.

19. Únicamente los postres a base de leche, incluido el arequipe.

20. Manjar blanco o dulce de leche.

21. Salsas y sopas.

22. Cereales.