Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/20/2018 2:27:00 PM

¿Qué es ser rico en Colombia?

El concepto de riqueza para el Estado es muy diferente del que tiene el grueso de la población. Una discusión pertinente ‘ad portas’ de una nueva reforma tributaria.

¿Qué es ser rico en Colombia? La discusión sobre quién es rico en Colombia es clave para la nueva reforma tributaria.

Cuando se habla de alguien rico en Colombia, la mayor parte de la gente probablemente piensa en alguno de los cinco colombianos que aparecieron este año en el ranking de los multimillonarios de Forbes. Sin embargo, resulta sorprendente saber que alguien que gana más de 4,4 millones de pesos al mes podría pertenecer al 10 por ciento de las personas ocupadas más ricas del país.

Este es uno de los reveladores datos de la Encuesta Nacional de Presupuestos de los Hogares (ENPH), una fotografía que toma cada diez años el Dane sobre la forma en que los hogares obtienen y gastan sus ingresos. Este documento servirá de base no solo para calcular la nueva canasta familiar y medir la inflación, sino las nuevas líneas de pobreza y la distribución del ingreso en el país.

Puede leer: Estos son los resultados preliminares del Censo Nacional de Población y Vivienda

Según esta encuesta, realizada a más de 87.000 hogares en 38 ciudades del país, el ingreso promedio de un hogar colombiano pasó de 1,9 millones en 2007 a 2,3 millones en 2017, un incremento en del 17 por ciento real en la última década.

Pero no aumentó el poder adquisitivo de los hogares, sino que estos se volvieron un poco más pequeños con 3,3 personas, de las cuales, en promedio, 2 de estas reciben algún tipo de ingreso. Hace diez años, el hogar promedio tenía 3,8 personas y los perceptores de ingreso eran 2,5 personas. Con esto, el ingreso promedio de una persona en el país a nivel nacional está alrededor de 1,25 millones de pesos.

Sin embargo, la encuesta también muestra la gran desigualdad de los ingresos. Mientras que el 10 por ciento de los hogares más pobres del país –el primer decil– tan solo ganan 261.000 pesos, el 10 por ciento de los hogares más ricos –el decil 10– ganan en promedio 8,9 millones de pesos.

Por esto, a un hogar donde dos de sus miembros laboran le bastará con que cada uno gane alrededor de 4,5 millones para estar en la cima de la distribución de ingresos en el país. Un segmento de la población que percibe el 40 por ciento de los ingresos totales.

Estos números demuestran que, a pesar de la disminución de la pobreza y el aumento de la clase media, este sigue siendo un país vulnerable y de bajos ingresos, donde para ser ‘rico’ desde el punto de vista de la política pública no es necesario estar en la lista de Forbes. De hecho, dos terceras partes de la población devengan un salario mínimo o menos (el 44,8 por ciento gana menos del mínimo y el 16,7 por ciento, el mínimo).

Lo corrobora el Departamento Nacional de Planeación (DNP) que para 2017, a partir de una metodología del Banco Mundial, consideró pobre a una persona que percibía un ingreso por debajo de 250.620 pesos mensuales, equivalente a la línea de pobreza. Definió como vulnerables a quienes percibían un ingreso superior a una línea de pobreza, pero por debajo de 590.398 pesos mensuales, por lo que corren el riesgo de volver a caer. Y demarcó a la clase media como las personas que cuentan con un ingreso mensual superior a 590.398 pesos y por debajo de 2.951.990.

Con esto, para 2017 el DNP consideró que el 26,9 por ciento de la población era pobre y la mayor parte de la población, el 39,9 por ciento, vulnerable. Además, definió al 30,9 por ciento como de clase media y solo al 2,3 por ciento de la población en la clase alta. Esto, en términos absolutos, significa 12,8 millones de pobres y 19,1 millones de personas en riesgo de volver a serlo, mientras que en la clase media habría 14,8 millones de personas y en la clase alta, alrededor de 1,1 millones.

Le sugerimos: Dos colombianos, en la lista de los 400 más ricos de Estados Unidos

Qué ricos tan pobres

No obstante, para buena parte de las personas ganar 4,5 millones de pesos mensuales no da para considerarse rico y muchos se ven a ellos mismos como de clase media. Según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, esto se explica porque el decil ‘más rico’ de la población también es muy heterogéneo. Es decir, en la parte superior de la cima sigue habiendo también mucha desigualdad, pues la concentración del ingreso es muy alta. En este último decil está desde la pareja en la que cada uno gana 4,5 millones hasta el alto ejecutivo que devenga más de 80 millones mensuales.

Esas diferencias pueden apreciarse al revisar los declarantes de renta ante la Dian. Su número para 2016 (que declaró el año pasado) ascendió a 2.640.986 personas naturales. De estos, una tercera parte gana alrededor de 4 millones de pesos mensuales (50 millones al año), mientras que otro 38 por ciento está entre los 4 y 8 millones de pesos (100 millones anuales). Luego siguen un poco menos de medio millón de personas, el 18 por ciento, que devengan entre 8 y 16 millones (200 millones al año) y 172.000 que ganan entre 16 y 33 millones.

Por último, hay más de 100.000 colombianos que reciben más de 33 millones de pesos mensuales (400 millones al año). Y dentro de estos hay un grupo de menos de 30.000 personas que devengan más de 1.000 millones de pesos al año (más de 80 millones mensuales).

Le recomendamos: "Evitar que Colombia envejezca sin solucionar el problema de la pobreza"

Para muchos expertos, en ese segmento podrían estar los ‘verdaderos ricos’ de este país. Sin embargo, no hay certeza de cuánta gente, además de la que ya declara, podría estar en este grupo. “No existe norma que defina a partir de qué nivel de ingreso una persona es rica. Sin embargo, alguien que gana más de 30 millones de pesos al mes tiene ingresos altos; pero cabe considerar que esa persona puede ser el ingreso de un hogar de 4 personas y eso reduce su ingreso final”, afirma Camilo Herrera, director de Raddar.

Adicionalmente, según la última edición del Informe Global de Riqueza (Global Wealth Report) del Credit Suisse Research Institute, en Colombia habría alrededor de 26.711 ricos y 76 ultrarricos (Ultra High Net Worth). Estos últimos tendrían un patrimonio neto superior a los 50 millones de dólares. Los 5 ‘billonarios’ de Forbes tienen un patrimonio de más de 1.000 millones de dólares.

Ahora que viene la discusión de la ley de financiamiento, valdría la pena determinar exactamente sobre quiénes recaerán los cambios que vienen en materia tributaria. Los ‘ricos’ no son simplemente las empresas como dice la oposición, pero también valdría la pena preguntarse si un hogar con 8 millones de pesos lo es.

La política tributaria y los billonarios subsidios deberían ayudar a reducir la tremenda desigualdad que existe en el país y no acrecentarla como sucede hoy. El Estado no está cumpliendo su papel redistributivo. Los cambios tributarios deberían centrarse en la ‘verdadera cúspide’ de la pirámide, pero no hay claridad sobre cuántos colombianos en verdad la componen, pues mientras que hay mucha información sobre los pobres, no hay tanta sobre los verdaderos ricos.

“El 10 por ciento de los hogares más ricos ganan en promedio 8.868.000 pesos, 4 veces lo que se gana el hogar promedio en Colombia”, Juan Daniel Oviedo, nuevo director del Dane.

La Dian no puede centrar su labor en perseguir a quienes ya tributan, sino en determinar quiénes deberían hacerlo y atacar con fuerza la evasión. La entidad acaba de anunciar “la última amnistía tributaria”, pero como afirma la Anif “aún no se ha entendido que no se trata de amenazar a los evasores, sino simplemente ir tras de ellos y divulgar ampliamente sus capturas y sanciones”. Ojalá la próxima reforma no recaiga en los ‘ricos’ más pobres del país, sino verdaderamente en quienes más tienen.

EDICIÓN 1979

PORTADA

SOS a la economía

La crisis del coronavirus tiene a la economía colombiana en emergencia. Se requiere pensar en fórmulas rápidas y drásticas para evitar un colapso. ¿Cuáles son las opciones?

05

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1979

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.