cápsulas

Expertos recomiendan a empresas usar la autenticación y no solo las contraseñas


La pandemia impulsó a las empresas a digitalizar sus procesos para mantenerse competitivos, productivos y resilientes antes la disrupción generada por la emergencia sanitaria.

Así, la aceleración digital permitió adoptar no solamente el trabajo remoto, sino también nuevos modelos de negocio, propiciando un entorno en donde la frecuencia de ciberataques ha ido en aumento.

Considerando que durante 2021 cada organización registró un promedio de 270 ataques cibernéticos, un 31 % más con respecto al año anterior, y que contener los daños puede tomar hasta nueve meses, la ciberseguridad empresarial ya no es un elemento deseable: se ha vuelto fundamental.

De acuerdo con WSO2, empresa de software de código abierto, es importante que las organizaciones lleven a cabo evaluaciones para asegurar que los recursos y sistemas tengan la cantidad adecuada de protección que necesitan.

Uno de los mecanismos de defensa que los expertos recomiendan para hacer frente a estas vulnerabilidades es afinar la autenticación. Hoy, las autenticaciones adaptativas y multidimensionales son un componente fundamental de las soluciones robustas de gestión de acceso.

Con la autenticación sin contraseña, los usuarios pueden iniciar sesiones fácilmente sin recordar contraseñas complejas. Al sustituir este proceso por métodos de autenticación, como una clave de seguridad, datos tarjeta inteligente o autenticación multifactor, la experiencia de usuario se vuelve más fluida, rápida y, sobre todo, segura.

La autenticación tradicional de nombre de usuario y contraseña ya no es suficiente para proteger datos y sistemas críticos. La autenticación adaptativa y multidimensional garantiza un equilibrio saludable entre seguridad y usabilidad.

Finalmente, al aprovechar las nuevas soluciones disponibles en el mercado, las organizaciones pueden asegurarse de que las identidades que acceden a su sistema estén completamente verificadas, evitando así filtraciones de datos que se traduzcan en pérdidas de miles de dólares.