empresas

La ‘startup’ que le apuesta a que más de 200 empresas implementen hábitos saludables


El cierre de diversos sectores económicos debido a la pandemia de covid-19 afectó a todo el mundo. La salud no fue la excepción, pues los hospitales estuvieron a su máxima capacidad, las unidades de cuidados intensivos no lograban dar abasto, las funerarias y los cementerios funcionaron casi las 24 horas y los gimnasios tuvieron que acceder a los cierres continuos debido a la contingencia sanitaria.

Tras la reapertura a nivel mundial de diferentes sectores económicos, diversas empresas de la industria de la salud y el deporte decidieron aportar a la recuperación física y mental de millones de personas.

Entre ellas Fitpal, la startup especializada en temas de wellness, que decidió ofrecer una solución diferenciada para acompañar a las empresas a mejorar la salud física, psicológica y de bienestar personal de sus empleados.

La pandemia impactó en todos los aspectos a la humanidad, especialmente en la salud mental. Una investigación científica publicada en la revista Psychiatry Research, en la que se realizó un análisis con datos de 55 estudios internacionales y más de 190.000 participantes, halló que a finales del año pasado había una prevalencia de insomnio del 24 %, los trastornos de estrés postraumático alcanzaron un 22 %, la depresión se situó en un 16 % y la ansiedad llegó a ser del 15 %.

Adicionalmente, el estrés postraumático, la ansiedad y la depresión, fueron, respectivamente, cinco, cuatro y tres veces más frecuentes en comparación con lo que habitualmente reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por esa razón, Juan Sebastián Montejo, CEO de Fitpal, aseguró que la irrupción de esta plataforma en las empresas impulsó la incursión de los empleados por llevar un mejor estilo de vida.

“Este año nos propusimos cambiar la forma de pensar de las organizaciones y sus empleados, y fue así como decidimos integrar cinco categorías a nuestra oferta de valor que tienen en cuenta la salud mental, salud financiera, higiene del sueño, alimentación saludable y la salud física, las cuales son enseñadas a través de diferentes clases en vivo o pregrabadas”, resaltó.

Gracias a esta nueva propuesta han cambiado los hábitos de más de 20.000 trabajadores a nivel nacional.

De acuerdo con Montejo, “la expectativa es ir aumentando las opciones para contar con más alternativas enfocadas en salud y cambio de hábitos de los empleados, algo que ayudará a mejorar su productividad, su sueño y su salud en general, además que las buenas prácticas ayudan a reducir su estrés, les permite controlar mejor sus emociones e incrementa sus niveles de felicidad”.

Así mismo, las compañías tienen la posibilidad de acceder a un servicio especial conocido como: ‘Super Usuario’, una herramienta digital que les da la posibilidad de gestionar clases corporativas y espacios para que se realice cualquier tipo de clase dentro de su organización. Y también, les permite tener su propio “Dashboard” para ver en tiempo real data relevante que permita monitorear y hacer seguimiento al avance de los colaboradores en la adopción de un estilo de vida saludable.

De ahora en adelante, las compañías deben preocuparse por la salud integral de sus colaboradores, algo que es clave para que los trabajadores mantengan buenos niveles de energía y puedan conseguir los objetivos de sus cargos, lo cual a su vez se verá reflejado en sus indicadores de productividad, retención, atracción, ambiente, entre otros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un “lugar de trabajo saludable es aquel en que trabajadores y directivos colaboran en el uso de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos”.

Esto significa promover espacios en que se incluyen prácticas de bienestar para que tanto los colaboradores como la empresa puedan prosperar. Es por ello que los empleadores deben aliarse con entidades que les permitan a sus colaboradores cuidar de su salud dentro y fuera del trabajo.