empresas

Comercio electrónico: el instrumento idóneo de los emprendedores colombianos

El e-commerce consiste en la distribución, venta, compra, marketing y suministro de información de productos o servicios a través de Internet.


El pasado sábado 16 de abril se celebró el Día Mundial de Emprendimiento, una fecha llamada a fomentar e impulsar el desarrollo de nuevas ideas que, con su ejecución, ayuden al desarrollo de las regiones del país gracias a la generación de empleo y crecimiento económico.

Colombia, en 2021 fue catalogada como la cuarta nación con mayor tasa de emprendimiento, indicador evaluado entre 43 países de acuerdo con el Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

En este sentido, para Javier Molina, CEO de Fira Live, compañía con hincapié en e-commerce a través del Live Streaming Shopping, manifestó en una conferencia que, “las primeras empresas que se atrevieron a probar el concepto de Live Shopping y nuestra plataforma fueron colombianas.

Fira Live se ha desarrollado totalmente en Colombia y estamos convencidos de que es un buen sitio para emprender o invertir, ya que disponemos de talento, una cada vez más grande comunidad de Startup y un apoyo de las instituciones que están propiciando un país que apunta a ser un referente en el mundo del emprendimiento tecnológico.”

Por esta razón, Molina, con base en todo los relacionado al comercio electrónico, plantea cuatro recomendaciones a los emprendedores para sacar el máximo provecho del e-commerce:

Gestionar el comercio electrónico de manera estratégica

El mundo digital permite llegar a más audiencias por lo que, para aumentar las probabilidades de éxito en un emprendimiento, iniciar en la dinámica del comercio electrónico es un proceso casi obligatorio. Para cada tipo de negocio debe definirse una estrategia digital de contenidos para que se conozca la marca.

Manejar un modelo de negocio mixto (digital y físico)

Es adecuado contar con una experiencia multicanal, es decir, integrar tiendas físicas, digitales y consumidores, ofreciendo la misma experiencia de compra independientemente del canal utilizado, sea en el ambiente online o en el offline.

El servicio detrás del producto también es importante

Muchos emprendedores se centran únicamente en el producto, dejando de lado el servicio que hace parte del momento de compra. El buen servicio puede lograrse a través de una estrategia robusta y unas buenas prácticas en la construcción de soluciones tecnológicas, de acuerdo con el modelo de negocio propuesto.

Entender y asegurar la satisfacción del cliente.

Estar siempre a la vanguardia de metodologías que puedan ser aplicadas al modelo de negocio es fundamental. Conocer la experiencia del cliente e identificar los puntos en los que quizá se esté fallando como negocio permite reconocer y trabajar sobre los puntos identificados para impulsar la fidelidad de los clientes y lograr el conocido “voz a voz”.

Para cierre del año 2021, la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico destacó un crecimiento del 31,7 % en el total de ventas en línea, incluyendo ventas minoristas y de servicios, respecto al tercer trimestre de 2020.

Esto demuestra que la pandemia representó una oportunidad en la forma de vender y comprar en línea, convirtiéndose el e-commerce en una gran tendencia para el 2022.

“Desde Fira Live continuaremos apoyando a los emprendedores colombianos para que puedan transmitir mejor el valor de los productos o servicios que ofrecen a sus potenciales clientes en su e-commerce y que sus tasas de conversión sean cada vez mayores”, concluyó Molina.

El emprendimiento de un negocio implica crear una oferta o satisfacer la demanda de un producto o un servicio, por lo que se deben considerar múltiples aspectos que harán de esa idea una iniciativa sostenible. Conocer a los potenciales clientes respecto a lo que necesitan, lo que desean y lo que les gusta es vital.