sanciones

Constructora de edificio Neos Nogal, vinculado a los Mattos, sancionada por la SuperIndustria

La Superintendencia de Industria y Comercio estableció que no cumplió requisitos de seguridad.


Son varios los hitos que hay alrededor del edificio Neos Nogal Propiedad Horizontal, que ahora sale a relucir, por una millonaria sanción que le impuso la Superintendencia de Industria y Comercio, la cual fue anunciada este miércoles.

Se trata de una construcción que se lanzó como algo suntuoso, en la que se interesaron compradores, como los hijos del expresidente Juan Manuel Santos. Pero una de las características relevantes de esta propiedad es la relación con los hermanos Jorge y Carlos Mattos, este último, el del famoso caso Hyundai.

Neos Group, la constructora en reorganización, tendrá que pagar una multa de 1.000.000.000 de pesos, porque “no se cumplieron los requisitos de seguridad establecidos en los reglamentos técnicos y presentó deficiencias que afectaron su estructura, así como alteraron o impidieron el uso de las zonas comunes del bien inmueble y que configuraron fallas en la seguridad, calidad e idoneidad del inmueble”, dijo la SIC.

  El superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto, será próximamente comisionado en la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg).
El superintendente de Industria y Comercio, Andrés Barreto. - Foto: alexandra ruiz - semana

Hacia 2015 se habló de este edificio como un sueño. Situado en una de las zonas más exclusivas de Bogotá, Neos Nogal se promovió como complejo de apartamentos de lujo liderado por el Grupo Neos. La apariencia externa, enmarcada por ladrillos de diseño exclusivo y salones de negocios en el interior, al igual que sala de cine profesional, gimnasio dotado con máquinas de última tecnología y una zona de juegos infantiles de 360 metros cuadrados con un sistema antigolpes y piso acolchado anunciaban que se trataba de algo que solo podrían comprar personas con mucho poder adquisitivo.

Lejos se estaba entonces de pensar lo que sucedería después, no solo con el tema de fallas en la construcción, sino con el hecho de que el singular penthouse del edificio iba a ser utilizado como parte de pago por la defensa de Carlos Mattos en el caso Hyundai.

Ahora, la SuperIndustria estableció que Neos Group “incumplió el reglamento técnico de construcción sismo resistente (NSR-10) en varios aspectos; en especial, los relacionados con la existencia de fisuras en la plaza del entrepiso de la cubierta, vigas cortadas, aceros de refuerzo expuestos a la intemperie y con corrosión, mallas con escaso recubrimiento de concreto, concreto escarificado, hormigueros en los elementos estructurales, acero deformado, caída y/o ausencia de ladrillos de la fachada de dicha estructura, fisuras en vigas y viguetas del entrepiso del sótano 1 cerca de donde se ubica el tanque subterráneo, hundimientos en la plaza de supresión en el sector del parqueadero 202, y escaleras sin pasamanos en los pisos 12 a 14, lo cual genera una presunción de fallas en seguridad del bien de conformidad con lo establecido en el numeral 14 del artículo 5° de la Ley 1480 de 2011″.

Desde la perspectiva de la SIC, “durante la investigación se pudo evidenciar que Neos Group defraudó las expectativas de los consumidores al hacer entrega del Edificio Neos Nogal, con defectos constructivos que afectaron la estructura de la edificación y el uso de zonas comunes, de manera que quienes adquirieron las unidades inmobiliarias no pudieron satisfacer de manera plena las necesidades para las cuales fue diseñado y comercializado, lo cual configuró también una falla en la calidad y en la idoneidad del bien inmueble”.