entrevista

¿Cuánto pierde Colombia al año por el comercio ilegal de cigarrillos?

Gran parte de los impuestos generados por este tipo de productos se destina al sector salud.


El consumo de cigarrillo y alcohol en el mundo son dos problemáticas de salud pública sobre las que se viene trabajando desde hace décadas, con el fin de mitigar los efectos nocivos que generan en el cuerpo de sus consumidores y disminuir su demanda entre las generaciones futuras, dando a conocer el daño que causan.

Una de las herramientas más importantes en esta lucha son los impuestos que se generan alrededor de su comercialización, los cuales en Colombia, por ejemplo, se destinan en gran medida al sistema de salud para que se atienda a los pacientes con afectaciones derivadas de este tipo de productos.

Ahora bien, para el caso de los cigarrillos, actualmente los diferentes gobiernos en el mundo enfrentan una problemática adicional, la cual está relacionada con el comercio ilegal, ya sea por fabricación adulterada o contrabando. Este flagelo está haciendo que se pierdan muchos recursos que deberían destinarse a prevenir su consumo.

En entrevista con SEMANA, el vicepresidente senior de Asuntos Externos de la firma Philip Morris, Gregoire Verdeaux, aseguró que uno de cada 10 cigarrillos que se venden en el mundo son ilegales. Sin embargo, en Colombia, este flagelo es más grave, ya que la cifra se eleva a uno de cada tres.

Cigarrillos
Cigarrillos - Foto: Getty Images

“Este es uno de los productos más fáciles de traficar en el mundo, teniendo en cuenta que, por un lado, para quienes se dedican a este comercio es muy fácil hacerlo y, por el otro, las sanciones para quienes son descubiertos son mínimas”, dijo este alto ejecutivo en la charla con este medio.

Según los datos entregados por el vocero de Philip Morris, para el caso de Colombia, la falta de controles y sanciones ha permitido que esta problemática crezca desmesuradamente en los últimos años, situación que preocupa debido a la gran cantidad de dinero de impuestos que se están perdiendo.

“En el 2017, el 13 % de los cigarrillos que se vendían en el mundo eran ilegales, esa misma cifra para el 2020 se subió al 33 %. Cuando traducimos esto a plata que se pierde, hablamos de 750 mil millones de pesos que se pierden en impuestos cada año”, explicó Verdeaux sobre los recursos que deja de percibir el país gracias al “mercado negro” de cigarrillos.

En la entrevista con SEMANA, Gregoire Verdeaux agregó que el tabaco es uno de los productos más traficados en el mundo. Agregó que entre el 10 % y el 12 % de productos de tabaco consumidos cada año a nivel mundial es de contrabando, lo que corresponde a un estimado entre 400 mil millones y 460 mil millones de cigarrillos, razón por la cual se pierden entre 40 mil millones y 50 mil millones de dólares en ingresos fiscales.

Se estima que el valor del comercio ilícito de tabaco es mayor que el del petróleo, la vida silvestre, la madera, las artes, los bienes culturales y los diamantes combinados.

“Para el caso de Colombia, el incremento de la comercialización ilegal va de la mano con el aumento de impuestos, que ha crecido tres veces más. Esto no es coincidencia, realmente hay una relación mecánica entre lo uno y lo otro. La gente que está yendo al mercado negro a buscar este producto son las personas de ingresos más bajos, porque los impuestos sobre los cigarrillos ilegales son demasiado altos”, indicó el vocero de asuntos externos de esta firma.

Cigarrillos.
Cigarrillos. - Foto: Getty Images

Además de los altos impuestos, desde la óptica de Philip Morris, otra de las problemáticas que favorece el contrabando de cigarrillos parte de las falencias que hay en la supervisión a la cadena de suministro, la cual generalmente es manejada por organizaciones criminales que también trafican con animales, drogas o alcohol.

“Para esto es necesario trabajar desde dos lados, el primero es capacitar a las autoridades sobre cómo identificar los cigarrillos ilegales o cómo se mueven estas redes, para hacerles frente a los traficantes, y lo segundo es con los consumidores, ya sea explicándoles la importancia de no comprar cigarrillos ilícitos o ayudando a prevenir el consumo y a quienes quieren dejar de hacerlo”, agregó en esta entrevista con SEMANA.

Solo en 2020 (según la Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud - Adres), Colombia recaudó 1.4 billones de pesos gracias a los impuestos a licores, cigarrillos y juegos de suerte y azar.

Gregoire Verdeaux finalizó la entrevista con este medio recordando que es urgente fortalecer la lucha contra esta problemática, que además de exponer a los consumidores a productos no regulados, a menudo fabricados en condiciones deficientes e insalubres y perjudica los ingresos fiscales del gobierno, también fomenta la corrupción y amenaza el Estado de Derecho.

“En todo esto hay que hacer tres cosas de forma urgente, la primera es tomar acciones contra las organizaciones criminales, traer opciones alternativas a los cigarrillos de combustión para acabar con su consumo y, tercero, educar a los consumidores para que no sigan cayendo en las redes de contrabando”, explicó el vocero de Philip Morris en entrevista con SEMANA.