Tendencias

Home

Empresas

Artículo

Los almacenes de ropa para niños EPK cambiarán de nombre en Colombia
Samuel Tcherassi, fundador de Akmios, dueña de las marcas Epeka, EPK y K. - Foto: Epeka

empresas

Otra más para Venezuela, empresa textil colombiana anuncia apertura de tiendas en ese país

Con la apertura de la frontera binacional y el restablecimiento de las relaciones comerciales, crece el número de compañías nacionales que deciden aportarle al mercado del vecino país. Lili Pink, Colombina, Nutresa, y ahora EPK, son algunas de ellas.

Con una inversión de 3 millones de dólares en los próximos tres años, la empresa Akmios, dueña de las marcas Epeka, EPK y K, llega a Venezuela con su marca de ropa para niños, niñas y jóvenes EPEKA. La empresa anunció que inaugurará seis tiendas en Venezuela durante 2023, y que completará 20 tiendas en los próximos tres años. Además, abrirán un centro de distribución para fortalecer el canal de ventas online.

Con este anuncio, la empresa inicia su proceso de consolidación y expansión internacional y espera convertirse en una de las textileras líderes del mercado venezolano para 2028.

“Este es un anuncio que nos llena de emoción y nos genera muchas responsabilidades. Estamos trabajando para crear nuevas oportunidades que favorezcan a las economías en donde tenemos operación. Llegamos a Venezuela con una propuesta sólida que hace parte de nuestro plan de expansión internacional como marca, y en donde tenemos el propósito de fortalecer el sector de la moda infantil y el intercambio comercial entre los países hermanos”, aseguró Samuel Tcherassi, fundador de Akmios.

La marca Epeka contempla la apertura de locales comerciales en ciudades como Caracas, Maracay y Barquisimeto, espera emplear entre 50 y 60 personas de manera directa en áreas como servicio al cliente, distribución, comercialización y administración. Es un hecho que la empresa inició acercamientos con aliados en los sectores de logística, transporte y centros comerciales, al igual que con un socio-operador que facilitará la administración local en ese mercado. Todo el funcionamiento estará acompañado por la oficina de ProColombia en Venezuela, que estará articulando esfuerzos que faciliten el proceso.

“Es muy importante destacar que uno de nuestros principales aliados será la mano de obra de la industria textil local. Tenemos la intención de incentivar el talento venezolano, al igual que fortalecer el trabajo de toda la cadena de valor que hará posible el crecimiento y la expansión del negocio en el país”, señaló Tcherassi.

La compañía irrumpe en el mercado venezolano con todo su portafolio de ropa para bebés, niñas, niños y jóvenes hasta la talla 14. Actualmente, Epeka cuenta con 38 tiendas en Colombia y tiene una participación del 15 % del mercado de moda infantil en el país. Su llegada a Venezuela marca la primera etapa de la internacionalización que está realizando y que en los próximos meses continuará con la apertura de tiendas en otros países.

Colombia se ha posicionado como el primer exportador de confecciones en tejido plano en Suramérica en productos de ropa interior, jeans, fajas y ropa de control. La industria de la moda colombiana representa el 9,4% sobre el total del PIB industrial y emplea alrededor de 600.000 personas. Con más de 14.000 empresas del sector, la industria se consolida como uno de los mayores generadores de empleo y fuente de ingresos para los colombianos.

Mayoritariamente, la industria textil nacional está compuesta por microempresas y pymes, al tiempo que cuenta con una fuerza de trabajo calificada, especializada y reconocida a nivel internacional.

Epeka se une a otras marcas textileras como Lili Pink en anunciar su llegada a Venezuela. Las expectativas por el restablecimiento de las relaciones comerciales binacionales son cada vez más altas.

En el caso de Lili Pink tenían la proyección de iniciar labores en Venezuela para finales de este año, pero gracias a la aceleración de los acuerdos entre los países, decidieron adelantar la apertura de su primera tienda en el vecino país, la cual ya está en operación. De hecho, hoy ya cuentan con tres tiendas en ese mercado y esperan cerrar el año con otras siete.

Su meta es alcanzar ventas promedio de 20.000 dólares por tienda inicialmente en Venezuela y para el año entrante aspiran a llegar a entre 18 y 20 locales.