Tendencias
Con esta ampliación se garantiza la producción de gasolina y diésel con bajo contenido de azufre.
La Refinería de Cartagena abastece el 100 % de la demanda de combustibles de la región Caribe.

empresas

Reficar: Del escándalo por sobrecostos a reportar resultados financieros récord en 2022

En el primer semestre, la Refinería de Cartagena tuvo un Ebitda récord de $2,3 billones, que contribuyó a que el Grupo Ecopetrol registrara su mejor semestre en la historia.

En octubre de 2015 comenzó a operar la Refinería de Cartagena para aumentar la producción nacional de combustibles y disminuir las importaciones, pero fueron los millonarios sobrecostos que tuvo su ampliación y modernización lo que, finalmente, se robó el protagonismo por varios años. Incluso, varios ejecutivos de Reficar fueron enviados a la cárcel por este caso.

A esto se sumó que por varios años la refinería no dio ganancias sino pérdidas millonarias. Pero este panorama cambió por completo en el 2022 y ahora está reportando resultados financieros positivos y cifras récord. “Fue una inversión que nos está dando muchísimos productos y está generando valor”, aseguró el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón.

Por ejemplo, en el primer semestre de 2022 la Refinería de Cartagena tuvo ganancias por $921.000 millones y un Ebitda récord de $2,3 billones, cifras que contribuyeron a que el Grupo Ecopetrol “registrara su mejor semestre en la historia”, con utilidades del $17 billones y $76,4 billones en ingresos.

Reficar, nuevamente ampliada

En el mes de septiembre se interconectó la unidad original de crudo de Reficar para aumentar su capacidad de procesamiento de 150.000 a 200.000 barriles por día de crudo, con el objetivo de atender el aumento de la demanda nacional de combustibles, reducir su importación y contribuir a garantizar la soberanía energética de Colombia.

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, destacó que con esta ampliación la refinería podrá producir no solo gasolina, diésel y jet (combustible para aviones), sino otros productos como la nafta para seguir ayudando en el crecimiento de la demanda que se ha visto en el país.

Con esta ampliación se garantiza la producción de gasolina y diésel con bajo contenido de azufre.
En septiembre la Refinería de Cartagena aumentó su capacidad de procesamiento de 150.000 a 200.000 barriles por día de crudo. - Foto: Ecopetrol

En el 2019 se consumían 266.000 barriles por día de combustibles en Colombia, pero con la llegada de la pandemia de la covid-19 la demanda cayó un 20 %. Sin embargo, tres años después el consumo se ha recuperado e incluso, es un 40 % superior: 147.000 barriles día de gasolina, 127.000 de diésel y 32.000 de jet.

Esta refinería abastece el 100 % de la demanda de combustibles de la región Caribe y los excedentes se envían al interior del país para balancear la demanda y al mercado de exportación, principalmente, el diésel de ultra bajo azufre y otros productos como el coque, nafta virgen.

Felipe Bayón también manifestó que disminuir el porcentaje (57 %) que se le paga a Ecopetrol por la producción de combustibles en Colombia podría volver inviables muchos de los proyectos que se están contemplando para seguir ampliando la capacidad de refinación en el país.

“Podríamos quedar sujetos a la importación de combustibles”, aseguró. De acuerdo con cálculos de Ecopetrol, esto le podría costar a la nación unos $60 billones al año para cubrir la demanda de los colombianos. En 2021 la operación de Reficar evitó la importación de combustibles por $10,5 billones.

Por ello, el presidente de Ecopetrol considera que es importante que Colombia siga manteniendo su soberanía energética y produzca y refine sus propios crudos, además de que pueda seguir exportando los excedentes que petróleo que se registren.

Reficar
Reficar - Foto: Ecopetrol

La sombra de los sobrecostos

Una auditoría revelada por la Contraloría General de la República en diciembre de 2016 dejó en evidencia los millonarios sobrecostos en Reficar. Inicialmente, se planeó por US$3.777 millones, pero terminó costando US$8.326 millones, más del doble del presupuesto inicial.

La “lectura personal” que hace el presidente Felipe Bayón de este caso es que “posiblemente el presupuesto debió ser mayor”, teniendo en cuenta el costo que tuvieron otros proyectos similares que se han desarrollado en otros países.

Por estos sobrecostos, Reficar interpuso una demanda contra CB&I en el 2016 y se espera que el proceso de arbitraje internacional se resuelva en unos meses.