Getty Images
El precio de la gasolina vuelve a tener un incremento de $400 en lo que va de este año, lo que ocasionará que para abril el galón se ubique por encima de los $11.000. - Foto: Getty Images/Image Source

combustibles

Atención: el galón de gasolina costará $400 más para el mes de abril y quedará por encima de $11.000

La gasolina vuelve a tener por segunda vez el incremento más alto del año. Para en enero, el ajuste fue similar.

El Gobierno nacional, a través del Ministerio de Minas y Energía y el Ministerio de Hacienda, informó que a partir de este sábado 1.° de abril, el precio de la gasolina en Colombia tendrá un incremento de $400 por galón, por lo que costará $11.167.

“Para abril de 2023, el precio de venta al público de la gasolina corriente en las diferentes ciudades del país, salvo en Pasto y el resto del departamento de Nariño, se ubicará en un promedio de $11.167 por galón”, informaron ambas carteras, que además precisaron que los precios del diésel o ACPM se mantendrán estables. Es decir, continuará costando $9.065 el galón.

De acuerdo con la Circular 029 de la Comisión de Regulación de Energía, Gas y Combustibles (Creg), el galón de gasolina más caro se venderá, como ha venido sucediendo en los últimos meses, en Villavicencio ($11.673), seguido de Cali ($11.611), Bogotá ($11.573), Manizales ($11.564), Pereira ($11.554), Ibagué ($11.518) y Medellín ($11.511).

En esta tabla, la Creg da a conocer el precio de los combustibles, en las trece principales ciudades, donde se evidencia que en once el precio del galón está por encima de los $11.000.
En esta tabla, la Creg da a conocer el precio de los combustibles, en las trece principales ciudades, donde se evidencia que en once el precio del galón está por encima de los $11.000. - Foto: Tomada de la circular 029 del 31 de marzo de la CREG.

Vale la pena destacar que pese a que el precio a nivel nacional del ACPM o diésel continúa congelado, la información emitida por el ente regulador da cuenta que en las trece principales ciudades del país, el precio del galón es diferente, siendo Cali ($9.484), Villavicencio ($9.457), Pereira ($9.429), Manizales ($9.417) y Bogotá ($9.357), en donde el valor por este combustible estará por encima el promedio nacional.

Esto significa, entonces, que en las capitales del Meta, Valle del Cauca, y del Eje Cafetero es donde se sentirá con mayor fuerza el incremento en los precios de los combustibles, lo que impactará sensiblemente en el bolsillo de las familias, que deberán ajustar sus presupuestos para cubrir esta alza, la cual podría tener efectos sobre los precios de los productos de la canasta familiar, ocasionando que las proyecciones de reducción en la inflación se puedan ver afectadas.

Los alimentos han sido el rubro de la canasta familiar que más ha impulsado la inflación, con alzas por encima de 27 por ciento en lo corrido del año. Esto llevó a los sindicatos a pedir un control de precios de los alimentos, cuyo costo golpea más duro a los pobres.
Los datos reportados por el Dane dan cuenta que las variaciones mensuales de enero y febrero, la inflación viene cayendo levemente. Sin embargo, factores con el alza en los combustibles puede llevar a que este menor ritmo de crecimiento pueda cambiar, a pesar que los analistas y el propio Gobierno estiman que desde el segundo trimestre irá cayendo el costo de vida en el país. - Foto: istock

Pese a ello, desde la cartera dirigida por el ministro José Antonio Ocampo se manifestó que el incremento del precio de la gasolina corriente “pretende disminuir el impacto fiscal del FEPC sobre el Gobierno nacional por la dinámica de los precios internacionales de los refinados, que han aumentado debido a factores internacionales como el precio del petróleo y el nivel de riesgo global que afectó la tasa de cambio en el país”.

Afirmó además que, incluyendo el aumento del precio de la gasolina corriente, Colombia sigue teniendo uno de los precios de la gasolina y del diésel más baratos de América Latina, debido a la operación del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPC), el cual ha mitigado la presión inflacionaria de los incrementos de los precios del petróleo y sus derivados en los últimos meses.

“De no haber contado con la operación del FEPC en lo corrido de 2023, el precio de la gasolina corriente y del ACPM se hubiera ubicado, en promedio, en más de $4.500 y $8.700 por encima del precio de venta promedio vigente por galón, respectivamente”, señaló el Ministerio de Hacienda.

Desde enero de 2022 no se había registrado un ajuste de $400 en el precio de la gasolina, volviendo a registrarse para el cuarto mes del año, debido a que en meses anteriores el alza estuvo en $200. Esto, significa que en lo que va corrido del actual Gobierno el valor del combustible ha tenido un incremento de más de $1.500, lo que ha provocado que el galón pasara de estar por encima de los $9.000 para agosto de 2022 a situarse en más de $11.000 en abril de 2023.

Getty Images
El precio de la gasolina en Colombia ha venido registrando ajustes que oscilan entre los $200 y $400, lo que ha provocado que el galón se incrementara a más de $9.000 en agosto de 2022 a estar por encima de los $11.000 en abril de 2023. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Vale la pena recordar que el alza agresiva que se viene presentando en los precios de los combustibles se debe a que el Gobierno nacional decidió eliminar el subsidio que se venía aplicando al mismo, debido a que esta situación provocó un incremento en el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPC), que según cálculos oficiales se ubica en más de $20 billones.