infraestructura

Cámara de la Infraestructura arremete contra el Invías por lentitud para avanzar en obras

El sector de obras civiles tuvo un decrecimiento del 4,9 %, causado al parecer por el ‘ritmo paquidérmico del Instituto Nacional de Vías.


Cada vez que los colombianos ven bloqueada una vía, o con trancones, implica que las obras civiles están avanzando, lo que no solo significa mayores posibilidades para el que vende en el comercio o para el que transporta productos, sino empleo para los ciudadanos. Por eso, la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), presidida por Juan Martín Caicedo Ferrer, la emprendió contra el Invías (Instituto Nacional de Vías).

Según información suministrada por la Cámara, los bajos índices de ejecución de obra pública registrados en Colombia en el primer trimestre, que a su vez explican el decrecimiento que tuvo el PIB de infraestructura, tendrían todo que ver con lo que este gremio llamó ‘paquidermia en el ritmo del Invías’.

“Los proyectos de obra pública a cargo del Invías y de los entes territoriales avanzan a ritmo paquidérmico, muy inferior al presupuestado”, argumenta la CCI.

Al decir de esta entidad, las cifras hablan por sí solas. “Por el lado del Invías, sus índices de ejecución presupuestal, a mayo del año en curso, muestran un lánguido 13,8 %, cifra preocupante si se tiene en cuenta que el presupuesto total de esa entidad es de nada menos que $9,8 billones, de los cuales $5,2 son de inversión (el mayor rubro del sector para 2022)”, dice el informe.

Ley de garantías y otros frenos

A escasos dos domingos de las elecciones, lo que hace que se registre una disminución de las posibilidades de contratación para adelantar proyectos que no están permitidos en Ley de garantías, es entendible una menor ejecución presupuestal para obras viales.

Sin embargo, la CCI mencionó que afecta el hecho de que el actual gobierno está ‘ad portas’ de terminar su período y a los mandatarios de los entes territoriales les queda un poco más de año y medio para finalizar sus administraciones. En ese contexto, la preocupación es que se presentaron planes de desarrollo colmados de ambiciosos proyectos de infraestructura, pero hasta el sol de hoy están de acuerdo con la realidad tímida en desarrollo vial que hoy se muestra.

Plata de regalías guardada y sin obras

Para la CCI resulta inquietante la cifra del PIB del sector de obras civiles, la cual también sería resultado de la ausencia de liderazgo de alcaldes y gobernadores para utilizar los recursos del Sistema General de Regalías (SGR), el cual presenta un saldo un poco mayor a $7,6 billones.

El corredor Girardot – Honda – Puerto Salgar incorpora 48 puentes vehiculares y cinco peatonales.
Vías 4G: el corredor Girardot-Honda-Puerto Salgar incorpora 48 puentes vehiculares y cinco peatonales. - Foto: CONCESIÓN ALTO MAGDALENA

“Las dos ventajas que tienen las autoridades locales para la utilización de estos recursos son, por un lado, el marco normativo del SGR que permite presentar y viabilizar los proyectos y, de otra parte, la contratación eficiente y transparente mediante la utilización de los pliegos tipo”, señaló Caicedo Ferrer.

Concesiones, el contraste

Además de mencionar al Invías, Caicedo Ferrer también enfatizó en las concesiones viales, alrededor de las cuales el panorama sería muy distinto.

“Las 4G demuestran que los proyectos pueden ejecutarse de manera exitosa. Hoy las vías de cuarta generación ya arrojan un avance total cercano al 70 %. A la fecha, seis vías 4G finalizaron su etapa de construcción y varias concesiones se comprometieron a poner en operación y mantenimiento otros 13 proyectos, situación que evidencia la eficiencia del modelo APP (Alianzas Público Privadas)”, concluyó.