Jose Antonio Ocampo
José Antonio Ocampo - Ministro de Hacienda - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

inflación

Cero y van tres: las proyecciones fallidas de MinHacienda sobre la inflación

Inflación en Colombia es la cuarta más alta en América Latina.

Durante casi seis meses del año pasado, la Junta del Banco de la República tuvo el objetivo de luchar contra la inflación. Un indicador que estuvo al alza en todo 2022, incluso el reporte más reciente del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que Colombia atravesó por un costo de vida altísimo, la cifra anual del año anterior quedó en 13,12 % un panorama que no vivían los colombianos hace dos décadas.

DANE
En sólo el mes de diciembre de 2022, la inflación aumentó 1,26 % - Foto: Dane

Lo que más apretó el bolsillo de los colombianos fue la compra de alimentos, esta categoría fue la que más jalonó el incremento desmedido del indicador de inflación.

“El grueso de la variación anual por las divisiones de gastos está explicada por lo que sucede en alimentos y bebidas no alcohólicas; fue la tendencia que observamos a lo largo del año”, indicó Piedad Urdinola, directora del Dane.

Los alimentos continuaron presionando los presupuestos familiares, en especial de los ciudadanos que se ubican en los niveles pobre y vulnerable de la pirámide socioeconómica. Así como lo explicó la directora, el aumento del costo de vida fue jalonado principalmente por las divisiones alimentos y bebidas no alcohólicas y alojamiento, agua, electricidad y gas. Las variaciones según las divisiones alimentos y bebidas no alcohólicas quedaron en 27,81 %, y restaurantes y hoteles en 18,54 %.

El costo de vida de los colombianos tuvo uno de los mayores incrementos en este 2022, debido a que la inflación se ubicó en 13,12%. - Foto: alejandro acosta

Ante este panorama, el país evidenció que la Junta del Banco mes a mes tuvo el objetivo esencial, como manifestó el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, de intentar moderar el costo de vida; sin embargo, de acuerdo con los registros, se podría decir que medidas como aumentar las tasas de interés, no funcionó.

Para dar claridad sobre la teoría de aumentar las tasas de interés para contener la inflación, dicen los expertos, funciona como un principio básico de la economía, “la oferta y la demanda”. Si sale más costoso adquirir créditos, se busca frenar el consumo y esto tiene un efecto en los precios. Si hay menos demanda, hay menos compras y los precios bajan.

Y pese a que la cifra de inflación fue creciendo como espuma, el ministro de Hacienda se mostró optimista, por lo menos en tres reuniones de la Junta Directiva, manifestado que la inflación iba a bajar desde septiembre del año pasado hasta diciembre, cosa que no ocurrió.

Por ejemplo, en la reunión del pasado mes de septiembre, Ocampo manifestó: “La inflación ha sido un proceso bastante frustrante y el dato del mes anterior (inflación: agosto 2022 - 10,8 %) fue particularmente frustrante, esperamos, yo estoy entre los optimistas que el dato de este mes va a ser más positivo y eso puede cambiar”.

Más adelante, en el mes de octubre dijo: “En miras hacia el año entrante, en un contexto que esperamos que signifique una reducción de la inflación significativa, tanto en Banco de la República como el Ministerio de Hacienda, estamos proyectando un entorno al 7 % de inflación; esperamos incluso que este mes (inflación: octubre 2022 - 12,22 %) comience a reducirse ligeramente cuando se superen algunos de sus problemas”, indicó el ministro de Hacienda en la junta directiva de octubre.

El más reciente anunció lo dio en la junta directiva de diciembre del año pasado, en la que expresó: “La decisión mayoritaria (subir las tasas de interés) es porque la inflación había subido, pero digamos, cuando la inflación cambie de sentido va a poder bajarse la tasa de interés; digamos, yo soy optimista, incluso la de diciembre (inflación: diciembre 2022 - 13,12 %) va a ser más baja que la de noviembre vamos a ver cómo se presenta la inflación”.

-
la inflación se situó en 13,12 %, representando un alza de 7,5 % si se compara con el reporte de hace un año, cuando la variación anual estuvo en 5,62 %. - Foto: Getty Images

Dicho lo anterior y recopilando los registros, mientras que el Gobierno nacional junto con el Banco de la República buscan alternativas de cambio, los precios siguen elevados. Y la preocupación aumenta por otro factor determinante: el precio del dólar en Colombia.

De acuerdo con la Bolsa de Valores de Colombia, la divisa norteamericana inició, este viernes 6 de enero, operaciones con un valor inicial de 4.970 pesos, que si bien marca un ligero retroceso respecto de la Tasa Representativa del Mercado fijada para esta jornada por la Superintendencia Financiera en 4.989 pesos con 18 centavos; no frena el comportamiento al alza que viene mostrando desde la semana pasada.