día sin iva

Comerciantes salieron en defensa del Día sin IVA y pidieron que no se acabe

Recientemente, el equipo económico de Gustavo Petro dijo que analizaba acabar con esta medida.


Sigue el debate en el país por cuenta de las propuestas económicas del presidente electo, Gustavo Petro, tras su victoria en los comicios del pasado 19 de junio, quien desde su campaña viene prometiendo serios cambios al modelo económico nacional, especialmente en materia de petróleo, pensiones y ahora el Día sin IVA.

Y es que las propuestas de Petro no han pasado desapercibidas en el mercado, basta con ver la fuerte caída del valor de las acciones de Ecopetrol, empresa que solamente en una semana pasó de valer 113,5 billones de pesos a 87,95 billones, afectada (entre otras cosas) por la incertidumbre de no saber qué pasará con esta industria, que no es del agrado del próximo habitante de la Casa de Nariño.

Ahora bien, hace unos días el asesor económico de Petro, Ricardo Bonilla, dijo en entrevista con SEMANA que desde la perspectiva de ellos, esas jornadas en las que se aplica un descuento del 19 % (tarifa general de IVA) a 7 categorías de productos establecidos a través de una reforma tributaria no beneficia a la industria nacional.

Bonilla describió esa estrategia que se introdujo para impulsar el comercio y a la vez permitirles a los colombianos adquirir productos a más bajo costo, como “una promoción a la venta de importados de mayor valor agregado, con sacrificio en el recaudo, sin estímulo de lo nacional. No veo eso en el próximo gobierno, cuando se apuesta por mayor industria y consumo nacional”.

Este mismo pensamiento ya había sido planteado hace algunas semanas por la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo -Fedesarrollo- la cual, en sus propuestas a los diferentes aspirantes a la Presidencia de la República, dijo que este tipo de medidas no generaban un beneficio sustancial al desarrollo económico del país.

“Eliminar los días sin IVA por su incidencia regresiva (quienes más aprovechan este beneficio son las personas de ingresos medios y altos); e introducir un impuesto ad valorem a las comidas y bebidas no saludables, como aquellas con alto contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas”, dijo sobre el tema esta fundación.

Los comerciantes salen en defensa del Día sin IVA

Sumándose a las críticas que hizo en su momento el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, a la propuesta de acabar con este tipo de jornadas, la Federación Nacional de Comerciantes sentó su posición en medio de este debate y dijo que antes de tomar cualquier decisión, el Gobierno nacional debe convocar una mesa de diálogo.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo que contrario a lo que se ha dicho hasta el momento, los Días sin IVA incentivan el consumo entre los colombianos de diferentes estratos y democratizan el acceso a ciertos productos que normalmente son impensables para muchas familias, debido a su elevado costo.

Esta iniciativa ha beneficiado al comercio, a la industria nacional, al Gobierno y a los colombianos de todos los estratos, que pueden adquirir productos 19 % más económicos”, afirmó el vocero de los comerciantes, quien agregó que es muy temprano, antes de la toma de posesión del nuevo Gobierno, para hablar de terminar con estas fechas, sin conocer a fondo los resultados y el impacto social y económico que ha tenido”, dijo Cabal.

Este gremio indicó que de acuerdo con los resultados de todas las jornadas, los Días sin IVA han sido importantes para el comercio, como mecanismo de reactivación en sus ventas; y para una parte de la industria nacional como electrodomésticos; el cluster de la moda, textiles, confecciones, calzado y accesorios; útiles escolares e insumos agrícolas que produce el país.

“De igual manera, el Gobierno también ha recibido una compensación importante, toda vez que sólo el 30 % de ventas de estas jornadas son exentas de este impuesto y el 70 % son ventas con IVA, lo que compensa con creces el esfuerzo fiscal”, agregó el presidente de Fenalco.

Por último, el dirigente gremial señaló que es importante que el nuevo Gobierno escuche y mire los argumentos técnicos, las cifras y los resultados, antes de tomar una decisión final, y en dado caso, convoque y escuche a las personas y gremios involucrados desde los diferentes sectores productivos y económicos del país.