Tendencias
Luis Alberto Rodríguez, director del DNP. - Foto: Dinero

renuncia

Director del DNP, Luis Alberto Rodríguez, ya no podría aspirar a ser contralor general

Hay muchos nombres en el sonajero para reemplazarlo. Este martes, los trabajadores de la entidad conocerían oficialmente la decisión.

Para este martes está prevista una reunión en el Departamento Nacional de Planeación, donde se conocería oficialmente la decisión de Luis Alberto Rodríguez, director de Planeación Nacional, de dejar su cargo en esa dependencia.

Aunque en medio de los rumores se habló de que Rodríguez presentaría su renuncia para aspirar al cargo de Contralor General de la Nación, en reemplazo de Felipe Córdoba, quien termina su periodo el próximo año, abogados consultados por SEMANA confirman que ya el director de Planeación estaría fuera de tiempo para esa aspiración.

Las reglas lo inhabilitan

Las reglas de juego para la aspiración a Contralor General parten del artículo 267 de la Constitución Política de Colombia. Allí se señala que “el control fiscal es una función pública que ejercerá la Contraloría General de la República, la cual vigila la gestión fiscal de la administración y de los particulares o entidades que manejen fondos o bienes de la Nación”.

Por esa misma naturaleza del cargo hay otras normas consagradas en las leyes colombianas, la más reciente de las cuales está en el Acto Legislativo 04 de 2019, con el cual, se realizó una profunda transformación al Control Fiscal en Colombia.

En dicho Acto Legislativo hay dos argumentos que sacarían a Rodríguez del escenario de aspirantes al cargo de contralor, y solo, por unos días de retraso en la confirmación de su renuncia al DNP.

Contraloria General de la Nacion
Contraloria General de la Nacion Contraloria General de la Republica nueva sede fachada Bogota calle 26 Junio 3 2017 foto Guillermo Torres revista Semana - Foto: GUILLERMO TORRES

El primero de esos argumentos a tener en cuenta es que, el Contralor General será elegido durante el primer mes de sesiones del Congreso de la República (estamos hablando de 2022, cuando se acaba el periodo de Córdoba). Ese lapso iría del 20 de julio al 20 de agosto. Pero la normatividad también dice que, para la ocupación del cargo de quien vigilará los recursos públicos que se invierten en Colombia, con el fin de evitar que se utilicen equivocadamente y generen detrimento patrimonial, no podrá ocupar cargos públicos en los que haya ordenación de gasto, durante un año antes de la elección para asumir esa distinción.

En consecuencia, para el abogado consultado por SEMANA, experto en contratación pública (quien pidió reserva de su nombre), no habría discusión acerca del hecho: Rodríguez, después del 20 de julio de 2021, quedó inhabilitado para aspirar a Contralor General, puesto que es un año antes de la elección, y como permanece aún en el cargo, ya no cumple el requisito de ley.

Solo conjeturas

Alrededor de la salida de Rodríguez del DNP se han hecho múltiples conjeturas. Desde hace un par de semanas venía sonando la noticia de su renuncia, para la aspiración al cargo de contralor, toda vez que la hoja de vida del economista, formado en su carrera básica, en la Universidad Nacional, tendría el compendio necesario para ejercer la función de control fiscal.

El miércoles 21 de julio, Rodríguez dijo a SEMANA que no había renunciado ni le habían pedido la renuncia al cargo de director del DNP. No obstante, esta semana parece inminente su dimisión.

Rodríguez fue uno de los nombres que estuvo en el sonajero para reemplazar a Alberto Carrasquilla, quien renunció al cargo de Ministro de Hacienda, después de presentar la criticada reforma tributaria que originalmente aspiraba a tramitar el Gobierno, en la que tocaban temas sensibles como el IVA a productos de la canasta familiar, y la idea de poner a pagar impuesto de renta a ciudadanos con menores ingresos a los establecidos hoy ($4,5 millones).

Es claro que el Gobierno se la juega con cambios en su gabinete que incluyan nombres nuevos, con los cuales, se borre un poco la imagen desfavorable a la que llegó la actual administración.

Para los temas que tienen que ver con finanzas públicas, por ejemplo, el Gobierno de Iván Duque se fue por un ministro de Hacienda que propiciara el consenso, teniendo en cuenta que está en trámite la reforma tributaria, uno de los temas más complejos, que pocas veces salen airosos del Congreso de la República.

Lo cierto es que ahora, para ocupar el cargo de director de Planeación Nacional, se han puesto en el sonajero varios nombres, sin que los implicados confirmen que han sido invitados a ser parte de los candidatos. Entre ellos está el de la actual presidenta de Fiduciaria La Previsora, Gloria Inés Cortés, quien negó que le hayan ofrecido el puesto. La expectativa alrededor del DNP es total.