divisas

El dólar comenzó este 7 de junio sobre los $ 3.800

La cercanía de la segunda vuelta presidencial sigue afectando esta divisa.


Cada vez falta menos para que los colombianos acudan a las urnas para cumplir con la segunda vuelta presidencial, en la que sobra recordar la cercanía que hay en las encuestas entre los dos candidatos y, conforme pasan los días, aumenta la volatilidad del precio del dólar en Colombia, que por ahora se mantiene por encima de los 3.800 pesos.

De acuerdo con la Bolsa de Valores de Colombia, el valor de esta divisa abrió al mercado este martes, 7 de junio, sobre los 3.820 pesos, 21 más que la Tasa Representativa del Mercado dispuesta por la SuperFinanciera, que se ubica sobre los 3.799 pesos con 50 centavos.

Así mismo, según la BVC, las primeras horas para esta moneda extranjera han estado enmarcadas en la volatilidad, con la que ha caído a mínimos de 3.810 y máximos de apenas 3.822; mientras que el precio promedio ronda los 3.816 pesos con 16 centavos.

Si bien los resultados de la primera vuelta presidencial dieron un respiro al mercado, que llegó gracias al fin del panorama de polarización, la posibilidad de un cambio total en la tendencia de gobierno en Colombia, que por primera vez podría quedar en manos de la izquierda política, sigue generando incertidumbre en el mercado.

Además de esto, se debe tener en cuenta que la crisis en Ucrania, sumado a la lenta recuperación de la economía de Estados Unidos y la expectativa por China, son algunos factores que no solo están influyendo en el desempeño de esta divisa, sino en el de toda la economía mundial.

El Banco Mundial espera que el crecimiento mundial este año sea mucho más débil de lo previsto y advierte de los riesgos de un “período prolongado de bajo crecimiento y alta inflación”, especialmente para los países de bajos ingresos.

La institución con sede en Washington espera ahora que la economía mundial crezca 2,9 %, frente al 4,1 % previsto en enero. “Se espera que la economía mundial experimente su mayor desaceleración tras una recuperación (...) en más de 80 años”, dijo el ente el martes en su informe “Perspectivas de la economía mundial”. “El resultado es un riesgo creciente de estanflación”, añadió.

Así las cosas, además del optimismo que está generando la candidatura de Rodolfo Hernández en el mercado colombiano y en el respectivo fortalecimiento del peso, la presión internacional también está influyendo en la caída del dólar y la posterior volatilidad que se está viviendo en todo el país.

La pobreza seguirá, uno de los retos del próximo presidente de Colombia

Unas cifras de preocupación fueron las que entregó este lunes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo regional de las Naciones Unidas.

Al presentar el informe sobre las ‘Repercusiones en América Latina de la guerra de Ucrania’, señaló que aunque los avances en vacunación han permitido la recuperación del empleo, el organismo prevé que la pobreza y la pobreza extrema se elevarán por sobre los niveles estimados para 2021.

Así, “la incidencia de la pobreza regional alcanzaría un 33,7 % (1,6 puntos porcentuales más que el valor proyectado para 2021), mientras que la pobreza extrema alcanzaría un 14,9 % (1,1 puntos porcentuales más que en 2021)”.

Los pronósticos que deben ser una alerta para las naciones de la región se deben al aumento en los precios de los alimentos, que son “notoriamente superiores a los observados antes de la pandemia e implican otro retroceso en la lucha contra la pobreza”, según destaca el informe.

Desde la perspectiva de la Cepal, las economías de la región enfrentan una coyuntura difícil en 2022 en un contexto externo de incertidumbre, inflación (en especial de alimentos y energía) y desaceleración de la actividad económica y el comercio.

Los contextos internos están caracterizados por una fuerte desaceleración económica (Colombia sigue teniendo una expectativa alta para 2022, pero mucho menor a la de 2021). Esa circunstancia se suma a los aumentos de la inflación y a una lenta e incompleta recuperación de los mercados laborales, que es lo más complejo de solucionar en el corto o mediano plazo.