nación

Fedebiocombustibles le hizo una propuesta a Gustavo Petro sobre transición energética

La federación destacó que Petro tiene como prioridad la transición energética y el respeto por la naturaleza.


La Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia (Fedebiocombustibles) le hizo una petición al presidente electo de la República, Gustavo Petro Urrego, de quien dijo que la transición energética y el respeto por la naturaleza son una de sus prioridades.

Ante esto, la federación le propuso construir una agenda conjunta que permita cumplir con ese objetivo.

Entendiendo que los biocombustibles son determinantes en la transición energética, el gremio muestra su disposición para aportar información técnica y de valor que permita construir una hoja de ruta que vincule a todos los sectores para trabajar unidos en temas como la diversificación y seguridad energética, así como la reducción de las emisiones contaminantes”, dijo el gremio.

Al respecto, Jorge Bendeck, presidente ejecutivo de Fedebiocombustibles, indicó que estos esfuerzos deben redundar en la preservación del medioambiente, la salud de los colombianos, compromiso social y económico. “El cambio climático no es una cuestión de ideología, y los gobiernos –sin importar su orilla o partido político– deben tomar decisiones de fondo para acelerar las transformaciones necesarias hacia la carbononeutralidad”, dijo.

Y agregó: “Por esa razón Fedebiocombustibles quiere ser parte del diseño de la nueva política pública en torno a la sostenibilidad, dado que la transición hacia un futuro totalmente renovable requiere de los biocombustibles, que al ser producidos localmente, permiten disminuir la dependencia de los hidrocarburos, al tiempo que aportan a la seguridad energética del país”.

“Para este proceso es clave, entre otras cosas, que el nuevo Gobierno establezca la hoja de ruta sectorial para la consolidación del uso de biocombustibles de primera generación y promover el uso de estos energéticos alternativos tales como: combustibles sostenibles de aviación (SAF) y diésel renovable (HVO). Estos garantizan disminución de GEI y generan empleo rural”, añadió.

El gremio resaltó además que el sector de los biocombustibles en los últimos 12 años han evitado la emisión de más de 31 millones de toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) y más de 8.000 toneladas de material particulado, lo que equivale a retirar de circulación entre 400.000 y 1,5 millones de vehículos al año.

“Esto porque los biocombustibles disminuyen entre 74 % y 83 % los GEI, convirtiéndose en la alternativa más rápida para la transición energética”, explicó la federación.

Adicionalmente, el año pasado se dejaron de emitir a la atmósfera respirable más de 681 toneladas de material particulado gracias al uso del biodiésel y bioetanol, los dos biocombustibles que hoy se producen en el país a partir del aceite de palma y de la caña de azúcar.

“En este cuatrienio como sector estaremos dispuestos para aportar en la disminución de los gases efecto invernadero, a la lucha contra el cambio climático y a seguir apostando al crecimiento del campo y al desarrollo del país, siendo parte de la solución”, explicó Bendeck.

Respecto a la generación de empleo, los biocombustibles son un motor de desarrollo en las regiones, dado que además esta industria actualmente aporta un 5,8 % al PIB agrícola del país y genera 90.000 puestos de trabajo directos e indirectos en la cadena agroindustrial, mayormente en el campo colombiano.

Así mismo, la consultora Econometría encontró que los biocombustibles podrían llegar a crear 49.000 empleos adicionales en los próximos 12 años, contribuyendo al crecimiento económico nacional.