macroeconomía

Golpe al bolsillo: precio del gas en pipeta en Colombia subirá a partir del 1 de julio

Actualmente, son más de 3,4 millones de familias las que usan este combustible a diario en Colombia y se verán afectadas por este incremento.


En diciembre de 2021, Ecopetrol anunció que bajaría en 30 % el precio del gas GLP que les vende a las distribuidoras en el país. Pero esta medida solamente se estableció para seis meses, es decir, entre enero y junio de 2022. Por lo tanto, a partir del primero de julio este precio volverá a subir, afectando el bolsillo de los colombianos.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), Alejandro Martínez, a raíz del fin de este descuento, el precio del gas en pipetas que se vende a las distribuidoras subirá 39 %. Esto implicará un aumento en el precio de venta al público de los cilindros de gas de entre el 14 % y 16 %.

Por ejemplo, un cilindro de gas de 40 libras puede costar $ 84.700. Entonces, a partir de este viernes, primero de julio, un colombiano tendrá que pagar entre $ 11.800 y $ 13.500 más por una pipeta de gas de este tamaño.

Gasnova explicó que el precio de venta de los productores a las distribuidoras se duplicó (2,4 veces) durante el 2021, al pasar de $ 1.041 a $ 2.456 por kilogramo. Frente a este incremento, y con el propósito de que el usuario final pudiera seguir usando este combustible, las distribuidoras redujeron su margen de comercialización y distribución (ingresos brutos) entre $ 300 y $ 350 por kilogramo, en un escenario de caída en las ventas. Por esta alza en los precios del GLP, el consumo cayó 6,5 % entre agosto de 2021 y enero de 2022.

Desde enero de 2022 Ecopetrol otorgó un descuento del GLP que vende a las distribuidoras y que estará vigente hasta junio del presente año.
El el precio de venta al público de los cilindros de gas subirá entre el 14 % y 16 % a partir del primero de julio. - Foto: Foto: Gasnova

Tanto Gasnova, como la Asociación Gremial Colombiana de Comercializadores de Gas (Agremgas), señalaron que se deben tomar decisiones urgentes y estructurales para mitigar el impacto que estas alzas generan en la economía de los 3,4 millones de hogares que utilizan este combustible en Colombia.

“Una de las acciones que permitiría mitigar las alzas permanentes en los precios sería ampliar a todos los departamentos los subsidios al consumo en cilindros para estratos uno y dos, y comunidades étnicas, ya que solamente cubre a 250.000 familias en cinco departamentos: Nariño, Putumayo, Cauca, Amazonas, Caquetá, y San Andrés Islas”, afirmó Felipe Gómez, director ejecutivo de Agremgas.

El anuncio de la reducción del precio se dio desde el Gobierno colombiano
Los subsidios de GLP en cilindros sólo cubre a 250.000 familias en cinco departamentos de Colombia. - Foto: Getty Images / mladenbalinovac

Los gremios también señalaron que dicho subsidio no está cubriendo el 50 % y el 40 % en el precio a los beneficiarios de este programa, sino apenas el 22 % y 18 % del consumo para los estratos uno y dos, respectivamente, por lo cual habría que hacer ajustes en el esquema.

El presidente de Gasnova aseguró que el GLP en cilindros es el único servicio público en el país que no tiene un subsidio que aplique en todos los departamentos y para todos los usuarios. Mientras que para los subsidios de energía eléctrica se destinan cada año cerca de $ 2 billones y para los de gas natural unos $ 950.000 millones, pero el monto para el consumo de gas en pipeta únicamente llega a $ 95.000 millones.

Adicionalmente, el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC) tiene actualmente un déficit de $ 14 billones por subsidiar la gasolina y el diésel en el país. Para los presidentes de Gasnova y Agremgas, estos recursos se deberían asignar a energéticos más limpios y con importante impacto social, como el GLP en cilindros, “que permitirán hacer una transición hacia energías más limpias y que proporcionan calidad de vida a los colombianos más pobres”.

“Lo que le estamos diciendo al Gobierno es que haga un traslado presupuestal para que el rubro del subsidio al GLP se aumente, puede ser unos $ 400.000 millones, para ampliar el subsidio a usuarios de GLP en los demás departamentos. Además, que disminuya el déficit que tiene el FEPC haciendo una mejor asignación de subsidios”, aseguró Alejandro Martínez.