salud

Gremio de las EPS le pide al gobierno aumentar recursos para el sector salud

Ante la crisis financiera, Acemi sugiere revisar la fórmula de cálculo de la UPC, mayor vigilancia para temas patrimoniales y activar los recursos de covid, que todavía no han sido girados.


La crisis de las EPS es general. En una muestra de 15 entidades administradoras de recursos del sistema de salud, se encontró que al menos siete de ellas tienen patrimonio negativo.

Ante esta situación Gustavo Morales, el presidente de Acemi, el gremio de las aseguradoras en salud, reconoció que son muchas las firmas del sector que enfrentan problemas financieros.

“Las cifras revelan que hay un porcentaje significativo del sistema que tiene un problema de solvencia. Esto es fruto de varias fuerzas que están sobre la mesa ahora mismo”, explicó el dirigente gremial.

La primera de esas fuerzas es que el acuerdo de punto final aún no ha operado plenamente. “Por lo tanto hay unas deudas del Estado para con las EPS que no terminan de ser solventadas y esperamos que en este último año de este gobierno se haga realidad ese acuerdo”, comentó.

De otra parte, Morales asegura que es necesario revisar la cantidad de recursos que se están asignando al sistema. Cabe recordar que actualmente hay unos recursos que se giran directamente a cada entidad de acuerdo con el número de afiliados. A esto se le conoce como la Unidad por capitación (UPC).

“El gobierno va a tener que revisar si la UPC ha sido históricamente suficiente. Nuestros cálculos muestran que en los últimos años la UPC ha sido insuficiente en 4 por ciento. Eso significa que nuestro gasto en salud es 100 pero nos pagan a través de la UPC 96. Eso va generando un hueco que se vuelve estructural”, destacó.

Finalmente, explicó que es necesario adoptar nuevamente decisiones administrativas importantes como el control de precios a los medicamentos y la evaluación de tecnologías médicas nuevas que entran al país.

“Definitivamente hay que profundizar esos mecanismos que se tomaron en el gobierno Santos y que en el Gobierno Duque no se han adoptado”, explicó Morales.

La coyuntura

Morales alertó que además hay dos factores coyunturales que agravan la situación financiera del sector.

El primero es que los recursos que se habían presupuestado para cubrir los gastos generados por la pandemia no han sido activados.

El gobierno nacional anunció que reconocería unas canastas covid a las EPS, justo a partir del momento en que se acabaran los recursos de la UPC. Sin embargo, esto no ha ocurrido hasta el momento. El gobierno tenía destinados 4,3 billones de pesos para cubrir las atenciones covid. Esos recursos no han sido aforados.

“Ni la UPC ni ningún ingreso de las EPS calculó el impacto de la covid ni en 2020 ni en 2021. Todas las atenciones covid que se están haciendo se hacen sin que les estén pagando por eso. Ya estamos abrumados y es urgente”, advirtió Morales.

El otro aspecto coyuntural es el de los presupuestos máximos o techos, que servirían para eliminar la necesidad de los recobros al sistema. Ahora esos recursos se entregan anticipadamente y con ellos las EPS cubren todos los costos por atenciones no cubiertas por la UPC.

“Los presupuestos máximos han sido insuficientes. Es necesario que se revise esa debilidad. A diferencia de la UPC donde las EPS pueden hacer auditoría y gestión del riesgo, con los presupuestos máximos no se puede, porque esos cobros extras al plan de prestaciones se tramitan a través del Mipres y ese sistema no permite hacer auditorías ni gestión del riesgo”, comentó.

Finalmente dijo que es necesario una mayor supervisión a los temas de solidez financiera de las EPS. “La Superintendencia tiene que evaluar si el sistema puede seguir tolerando aseguradoras que tengan estos patrimonios negativos. Las normas obligan a tener un patrimonio mínimo adecuado y eso tiene razón de ser: solo esas entidades pueden responder por los siniestros. Así funciona para las aseguradoras y así tiene que funcionar para las EPS”.

Morales cerró insistiendo en que es necesario evaluar a futuro la suficiencia de la UPC y mejorar su fórmula de cálculo, con lo que se podría cubrir el hueco permanente en el sistema.