macroeconomía

¿La FED cambia su perspectiva de recesión económica en EE. UU.?

Algunos de sus miembros ya hablan de “desaceleración” de una de las principales economías del mundo.


El crecimiento económico estadounidense se desacelera, pero no al punto de que la economía entre en recesión, consideró el martes el presidente de la filial neoyorquina de la Reserva Federal, John Williams.

Una recesión no es actualmente mi escenario de base”, dijo Williams a CNBC. “Pienso que la economía es fuerte”, añadió.

Según el funcionario, es necesario subir “rápidamente” las tasas de interés para contener la inflación.

“Preveo que el crecimiento se desacelerará un poco este año con respecto a lo que vimos el año pasado”, a un nivel de “1-1,5 %”, vaticinó Williams, quien explicó que no se trata de una recesión, sino de un frenazo necesario para atenuar la inflación.

El banco central estadounidense esperaba a mediados de junio un crecimiento de 1,7 % del PIB estadounidense en 2022, una cifra que ya era inferior al 2,8 % de su estimación anterior. Williams reconoció que es “muy difícil prever una recesión, que puede producirse por múltiples razones”, y la economía no está protegida contra imprevistos.

Pero consideró que “por ahora hay un camino a seguir para reducir la inflación manteniendo el crecimiento económico”.

“De lo que estoy un poco más seguro, es de que debemos absolutamente subir las tasas (de interés de referencia) a 3-3,5 % para fin de año”, sostuvo. “Tengo una gran confianza sobre ese punto”.

La FED decidió tres alzas desde marzo para llevar los tipos de referencia a un rango de 1,50-1,75 %, para contener el consumo y la demanda y actuar sobre la inflación, que en 8,6 % en 12 meses se ubica en máximos en 40 años.

Cae la confianza de los consumidores

La confianza de los consumidores estadounidenses se degradó en junio más de lo esperado por el mercado, para colocarse en su nivel más bajo desde febrero de 2021, según el índice del Conference Board publicado el martes.

A 98,7 puntos, el índice perdió 4,5 unidades sobre mayo, que a su vez sufrió una revisión a la baja (a 103,2 puntos contra 106,4 puntos anunciados en la estimación inicial). Los analistas esperaban 101 puntos para junio.

Más sorpresas por cuenta de la inflación

El presidente de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Jerome Powell, reconoció la semana pasada que la inflación “sorprendió” a las autoridades monetarias y advirtió que puede haber “otras sorpresas”.

En un discurso ante el Congreso, Powell aseguró asimismo que la economía estadounidense es lo suficientemente sólida “para enfrentarse a un endurecimiento monetario” o ajuste al alza de las tasas de interés.

“Obviamente, la inflación ha sorprendido (...) durante el último año, y podrían esperarse más sorpresas”, dijo Powell ante una comisión del Senado, cuando la subida de los precios alcanzó un pico en 40 años en Estados Unidos con 8,6 % interanual a mayo, según el índice CPI de precios al consumo.

Recordó que la FED subió sus tasas de referencia en las últimas tres reuniones, un total de 1,5 puntos porcentuales. El comité monetario “cuenta con que las tasas sigan subiendo”, advirtió, y el ritmo “dependerá de los datos económicos”.

“Francamente, los eventos de los últimos meses en el mundo hacen más difícil para nosotros lograr lo que queremos hacer, (que es) alcanzar una inflación de 2 % conservando un sólido mercado laboral”, indicó Powell, quien destacó además el “desajuste” en el mercado de trabajo, “con más ofertas de empleos que candidatos”.

“Saber si lograremos” controlar la inflación sin caer en recesión “dependerá en cierta medida de factores que no controlamos”, añadió. Sostuvo, sin embargo, que existen todavía “caminos para bajar la inflación a 2 % sin provocar consecuencias tan problemáticas”.

*Con información de AFP.