Tendencias
Ofertas de trabajo: Paso a paso para postularse a las miles de vacantes del Servicio Público de Empleo
Ofertas de trabajo: Paso a paso para postularse a las miles de vacantes del Servicio Público de Empleo - Foto: Semana. Bani Ortega

empleo

La OIT advierte que la pandemia del coronavirus seguirá afectando el empleo en el mundo

La entidad incluso estima que el efecto de la pandemia sobre el mercado laboral es más fuerte de lo previsto.

La Organización Mundial del Trabajo (OIT, por sus siglas en inglés) dijo este miércoles que la pandemia del coronavirus seguirá teniendo efectos adversos en el empleo del mundo.

La nueva edición del Observatorio de la OIT sobre la covid-19 muestra que la pérdida en número de horas de trabajo en 2021 por la pandemia será significativamente más importante que lo pronosticado anteriormente.

La última previsión sitúa en un 4,3 % el número de horas perdidas respecto a antes de la pandemia, contra 3,5 % que había sido su estimación de junio.

“La trayectoria actual del mercado laboral está marcada por una recuperación estancada, con la aparición de riesgos mayores de deterioro y por grandes diferencias entre economías desarrolladas y en desarrollo”, dijo el director general de la OIT, Guy Ryder.

Según la entidad, la desigualdad en el acceso a las vacunas y los limitados recursos fiscales de algunas naciones para adquirir los inmunizantes, son algunas de las causas del deterioro marcado del mercado laboral.

“Constatamos de manera espectacular que es la desigual disponibilidad de vacunas y de capacidades para relanzar el presupuesto lo que alimenta estas tendencias”, añadió Ryder.

El informe muestra que las horas de trabajo se están recuperando en los países con ingresos altos y medio altos, mientras que siguen registrando importantes pérdidas en los países de ingresos bajos y medio bajos.

Por regiones, Europa y Asia central registraron las caídas más leves respecto a antes de la pandemia (-2,5%), seguidas por Asia-Pacífico (-4,6%). En cambio, la situación fue más grave en África (-5,6%), Américas (-5,4%) y los países árabes (6,5%).

También existen desigualdades entre diferentes colectivos y los jóvenes, especialmente las mujeres jóvenes, son los más castigados a nivel laboral.

La OIT atribuye esta situación en los países menos desarrollados a las limitaciones presupuestarias y al precario acceso a vacunas, además de los riesgos de sobreendeudamiento y los problemas en las cadena de suministro mundial.

La organización estima que si los países con menos ingresos tuvieran un acceso más equitativo a las vacunas, en apenas un trimestre podrían alcanzar la recuperación en cuanto a horas de trabajo de las economías más ricas.

El aumento de la informalidad

En otro informe, la OIT advirtió que el 70 % de los puestos de trabajo generados desde mediados de 2020 hasta el primer trimestre de 2021 en varios países latinoamericanos, han sido en condiciones de informalidad.

La organización advirtió que la reactivación de las economías latinoamericanas y caribeñas aún es insuficiente para recuperar los empleos perdidos durante la pandemia, que ha dado lugar a un mercado de trabajo con altas tasas de desempleo y un fuerte predominio de empleos informales.

“No se están generando ni la cantidad ni la calidad de los empleos que requiere esta región para hacer frente a las secuelas de una crisis sin precedentes. El panorama laboral es complejo y plantea desafíos de grandes magnitudes”, advirtió el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

El funcionario de la organización dijo que este año los trabajos informales están liderando la recuperación de empleo, algo negativo para el mercado laboral latinoamericano puesto que se trata de empleos que “generalmente son inestables, con bajos salario, sin protección socia ni derechos”.

“La estrecha vinculación entre informalidad laboral, bajos ingresos y desigualdad se ha hecho aún más evidente en este contexto”, insistió.

Así mismo, el informe de la OIT señala que si bien es prematuro afirmar un proceso informalización en la región, sí existe un riesgo “importante” si se observan las experiencias de crisis previas.

El documento destaca un comportamiento atípico de la informalidad durante la pandemia, pues a diferencia de otras crisis las ocupaciones informales no aumentaron ni ofrecieron refugio para quienes perdían empleos formales.