finanzas públicas

¿Presupuesto de Colombia para 2023 podrá ser de $380 billones como dice Gustavo Bolívar?

Una semana, luego de instalado el Congreso de la República, tiene la actual administración para radicar el proyecto de ley de presupuesto, el primero que manejará el nuevo gobierno.


El empalme que se adelanta en la actualidad, entre el gobierno saliente y el entrante, es clave para afinar cifras y eliminar riesgo de desfases entre lo que requiere la nueva administración y las tareas que tiene que dejar hechas la que se va.

En ese contexto está el presupuesto general de la nación para 2023, el cual quedará estampado en un proyecto de ley que deberá ser radicado antes del 29 de julio (fecha máxima según las normas), es decir, unos días después de instalado el Congreso de la República y unos días antes de la posesión del gobierno electo. El primer presupuesto del electo presidente, como es habitual en cada cambio de gobierno, será hecho por el mandatario saliente (Iván Duque), para que sea ejecutado por el entrante: Gustavo Petro.

En la historia de Colombia no hay antecedente que registre que en el Legislativo se haya variado el monto del presupuesto que propone el Ejecutivo en el proyecto de ley que año tras año tramita. Sin embargo, todo puede pasar.

El miércoles se conoció una cifra que fue expuesta por el senador Gustavo Bolívar, quien fuera cabeza de lista por el Pacto Histórico, el partido del gobierno electo, y uno de los mayores defensores de Gustavo Petro.

Según indicó Bolívar, el Presupuesto Nacional promedio por año podría ser de 380 billones de pesos, a razón de un Plan Nacional de Desarrollo para el cuatrienio tendría un costo que estaría rondando los 1.520 billones de pesos.

De concretarse una cifra de alrededor de 380 billones de pesos para 2023, como la que menciona Bolívar, sin descontar que el senador añadió que “pudiera ser, a manera de ejemplo, de 360 billones de pesos para 2023; 375 billones de pesos para 2024; 390 billones para 2025, y 400 para 2026. Incluso más”. Eso implicaría un incremento de 8,5 % en el monto (partiendo del promedio básico de 380 billones), comparando con los recursos presupuestales de la vigencia que está en curso, los cuales ascienden a 350,4 billones de pesos. Ese porcentaje de aumento en el monto del presupuesto de un año a otro suena alto, teniendo en cuenta que de 2020 a 2021, la variación fue de 5,3 %, y eso que 2021 era el año de la reactivación, es decir, era necesario que el gobierno continuara dándose la pela por un gasto robusto, para intentar recuperar el tiempo perdido, en términos de desarrollo, con la pandemia.

Es claro que el gobierno actual ha hablado de la necesidad de mantener la senda que permita continuar reduciendo el déficit fiscal y la deuda pública adquirida para enfrentar la crisis sanitaria y económica. Por esa razón, al actual ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, se le oyó mencionar recientemente, que el presupuesto para 2023, inclusive, podría tener una ligera reducción en comparación con 2022. “La propuesta financiera para 2023 sería de 344 billones de pesos, es decir, caería en 1,5 por ciento, con 6 billones menos, en comparación con el actual. Es un hecho que se va a tener que considerar que 2023 será el segundo año en el que aplique la nueva regla fiscal (ley que obliga al juicio en las finanzas públicas)”, dijo Restrepo.

Jose Manuel Restrepo Ministro hacienda
Jose Manuel Restrepo, Ministro de Hacienda Mayo 2021 Foto Cortesia MinHacienda / Fabian Ortiz - Foto: Cortesia MinHacienda / Fabian Ortiz

En el Marco Fiscal de Mediano Plazo que el Ministerio de Hacienda presentó en días pasado, también está explícito el plan financiero de 2023, en el cual, se ven los signos de ajuste en el gasto que el gobierno saliente sugiere.

“Durante 2020, 2021 y 2022, la estrategia del Gobierno ha sido mantener un estímulo fiscal importante con el fin de impulsar la reactivación económica y canalizar recursos a la población más vulnerable. Este marco de política ha contribuido a mitigar la incidencia de la pobreza y alcanzar tasas de crecimiento del PIB favorables, desde una perspectiva de comparación internacional y también desde una óptica histórica. Una vez culminado el proceso de recuperación de la actividad productiva, es necesario rebalancear las fuentes de crecimiento y disminuir el desbalance externo, con el fin de asegurar la estabilidad macroeconómica. En ese contexto, el 2023 se esgrime como un año bisagra en el proceso de consolidación fiscal, que contribuye a mejorar el balance ahorro-inversión de la economía”, dice el documento.

Durante 2023, la expectativa que tiene el gobierno actual es que la economía colombiana retorne a los niveles de crecimiento tendenciales, por lo cual, el pronóstico que está en el Marco Fiscal es de 3,2 % en 2023. “El nivel del PIB en 2023 se ubicaría 1,6 % por debajo del que se habría observado en ausencia del choque de la pandemia”. Aun así, “el nivel del PIB en 2023 sería 13,1 % mayor al registrado en 2019″, dice el documento.

Lo cierto es que la austeridad en el gasto público es, si o si, el camino más certero que tiene el nuevo gobierno, el cual, además, ha mencionado más una política de optimización para llegar a mayor eficiencia en el manejo de los recursos, en vez de una política de gobierno gastador.