Tendencias
“Los precios internacionales continúan altos, y el conflicto entre Rusia y Ucrania le puso una mayor presión al mercado internacional de aceite", dijo el presidente de Fedepalma.
“Los precios internacionales continúan altos, y el conflicto entre Rusia y Ucrania le puso una mayor presión al mercado internacional de aceite", dijo el presidente de Fedepalma. - Foto: Fedepalma

economía

Producción de aceite de palma creció cerca del 13 % en primer trimestre de 2022

Superó al mismo periodo de 2021, donde se había alcanzado una producción récord del producto.

La producción de aceite de palma durante el primer trimestre del 2022 alcanzó un nuevo récord, al crecer cerca de un 13 % si se compara con el mismo periodo de tiempo del año pasado.

Así lo dijo el presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), Nicolás Pérez Marulanda, quien en diálogo con SEMANA explicó que los precios internacionales del aceite están en niveles históricos.

“Los precios internacionales continúan altos, y el conflicto entre Rusia y Ucrania le puso una mayor presión al mercado internacional de aceite, por la importancia que ellos tienen en la producción de aceite de girasol, así que estamos pasando por buenos tiempos”, dijo el funcionario.

En ese sentido, la agremiación ha adoptado medidas para que, en caso de que caiga el precio del aceite, el choque no afecte fuertemente a los pequeños cultivadores de palma del país.

“El mensaje que les estamos enviando a los cultivadores de palma es que es el momento de invertir en el cultivo, para asegurarnos en materia de sanidad, de productividad, hacer una buena fertilización y hacer todas las inversiones que nos garanticen hacer una mayor productividad del cultivo”, aseguró.

Ese es el mejor antídoto para cuando lleguen los precios bajos, entonces aprovechar este momento para invertir en el cultivo nos va a garantizar una mejor condición para enfrentar el ciclo bajo de precios que, no sabemos cuándo va a llegar, no creemos que sea en el corto plazo, pero como todo en agricultura es cuestión de tiempo”, agregó.

Respecto a las acciones que se han implementado para incrementar la productividad, Pérez Marulanda explicó que “el énfasis del accionar de la federación está concentrado en la asistencia técnica”.

“Lo que hemos fortalecido es ese canal de interacción con los productores para llevarles las mejores prácticas identificadas por nuestro centro de investigación Cenipalma, de tal forma que los productores incorporen esas prácticas al cultivo, y eso ayuda a mejorar en materia de sanidad, productividad y sostenibilidad la situación de todos los cultivadores de palma de aceite”, contó.

Así ha sido la recuperación económica del sector

La pandemia del virus de la covid-19 causó estragos en la mayoría de los sectores de la economía, y el del cultivo de palma de aceite no fue ajeno a esta situación que comenzó con el brote de este virus a finales de 2019 en Wuhan, China.

Al respecto, el presidente de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), Nicolás Pérez Marulanda, explicó a SEMANA que el sector no estuvo exento de la crisis económica.

En el corto plazo tuvo la misma afectación de todos los sectores, mientras se definieron los protocolos de movilización de trabajadores y productores, y una vez se restableció el movimiento, por la prioridad que se le dio al sector agropecuario”, dijo el presidente de la asociación gremial.

De igual manera, explicó que posteriormente los estragos se incrementaron por el cierre de los restaurantes, “que son grandes consumidores de aceites, entonces hubo una afectación en la demanda, pero en la medida en la que se fue retomando la actividad económica, la producción tuvo mercados a donde llevarlo, y en términos generales la afectación en nuestro caso fue menor por ser un alimento básico”.

Respecto a la recuperación que se ha venido presentando, explicó que “después de la pandemia el sector del cultivo de palma de aceite de Colombia ha tenido un desempeño muy importante. El año pasado cerramos con cifras históricas en materia de producción, 1,75 millones de toneladas, la producción más alta de la historia de este sector, se combinó con muy buenos precios nacionales e internacionales”.

Lo anterior llevó a que el valor de la producción el año pasado estuviera por el orden de los $ 7,7 billones. “Así que la recuperación pospandemia ha sido muy positiva y la situación actual del sector es muy positiva. Hay muy buena producción y buenos precios”, destacó.