Tendencias
Por ahora el gobierno Petro está buscando los recursos para mantener 'Mi Casa Ya' el otro año. - Foto: Diana Rey

vivienda

¿Qué pasará con el subsidio Mi Casa Ya en el gobierno de Gustavo Petro?

Más de 120.000 familias colombianas se han visto beneficiadas con esta iniciativa.

El programa Mi Casa Ya se ha convertido, con el paso del tiempo, en una de las banderas del Gobierno nacional desde su creación hace siete años, ayudando a que miles de colombianos cumplan el sueño de tener una casa propia, con el fin de reducir las brechas habitacional y de pobreza que actualmente hay en el país.

Esta iniciativa fue puesta en marcha por medio del Decreto 428 de 2015 y la Resolución 155 de 2015 del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, en marzo de 2015, y desde entonces ha entregado subsidios de entre 20 y 30 millones de pesos a las personas que se inscriban y empiecen el trámite para adquirir una Vivienda de Interés Social (VIS). Así mismo, ha favorecido un cambio sustancial en la escala de producción de vivienda social en Colombia.

Antes del programa Mi Casa Ya, en el país no se superaban las 100.000 unidades de vivienda construidas; ahora, la producción está en el orden de 170.000 unidades al año y la tendencia indica que seguirá creciendo.

Por otra parte, del total de las ventas de vivienda en el país, más del 70 % corresponden a vivienda de interés social. Esto ha conllevado también a un aumento en el número de empresas que participan en la construcción de vivienda social.

Más de 120.000 familias se han beneficiado de esta ayuda en todo el territorio nacional y la acogida ha sido tal que faltando tres meses para que acabe este año, ya no quedan cupos para 2022. No obstante, al parecer el próximo año no se mantendría este auxilio, ya que según el presidente Gustavo Petro, no hay plata para asegurar su funcionamiento, situación que tiene preocupados a muchos.

Uno de los sectores que está prendiendo las alarmas desde ya es la bancada del Partido Conservador en el Congreso, colectividad que asegura que no se puede poner fin a uno de los programas sociales que más le está aportando al desarrollo del país, no solo con la reducción de la pobreza, sino también en la generación de empleo, desde el gremio de la construcción.

Este subsidio debe garantizarse teniendo en cuenta que miles de hogares vienen ahorrando para lograr su cierre financiero con la expectativa de contar con el subsidio de Mi casa ya”, aseguraron los ‘azules’.

Otro que también se pronunció fue el representante a la Cámara Duvalier Sánchez, de la Alianza Verde, quien hizo un llamado para que tanto el Gobierno, en cabeza del Ministerio de Vivienda, el Congreso y las firmas constructoras, trabajen de la mano en pro de encontrar soluciones que permitan mantener este programa.

“Estoy muy preocupado como lo están más de 15.000 personas, futuros propietarios de vivienda, que se comprometieron con proyectos para hacerse de una casa o un apartamento y ante la falta de claridad con la continuidad del programa de vivienda social Mi Casa Ya han cumplido con todas sus cuotas de pago, con sus compromisos financieros y hoy no reciben esos subsidios prometidos por el Gobierno nacional”, dijo Sánchez.

Vale la pena tener en cuenta que gracias a este programa se logró descentralizar la vivienda de interés social. En 2011, el 88 % de la vivienda social se desarrollaba en las grandes ciudades. En 2021, los mercados intermedios y pequeños ya participan con el 43 % del total del mercado de VIS. Gracias a esta evolución, ya se desembolsan subsidios producto del programa Mi Casa Ya en cerca de 300 municipios.

¿Qué dice el Gobierno nacional?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que desde el Ministerio de Vivienda ya aclararon que en estos momentos se están expidiendo las resoluciones de asignación para familias que ya tienen aprobado el subsidio y que se encuentran gestionando los recursos para que el programa pueda continuar.

Así mismo se indicó que quienes cuentan con recursos “por asignar” tendrán garantizado el subsidio en los próximos meses y podrán comprar su vivienda. Mientras tanto, las personas que presentan estado “habilitado” deberán esperar al proceso que arranque en 2023.

De acuerdo con la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, en este momento desde su cartera se encuentran analizando, junto al Ministerio de Hacienda, si existen recursos disponibles para el próximo año y se puede hacer una nueva asignación.

“Esto todavía no ha sido posible ni finalizado. El mensaje que le hemos dado a la ciudadanía es que se han completado los subsidios del año 2022 y asignaremos nuevos subsidios en 2023″, aseguró la ministra Velasco.

Igualmente, el propósito del Gobierno es que se apruebe el Presupuesto General para el próximo año, en el que se aumentó en un billón de pesos la asignación de recursos para este rubro, además de la reforma tributaria, para que el programa pueda continuar.

La jefe de la cartera de Vivienda aseguró que la idea es “mejorar el equilibrio territorial y garantizar que las poblaciones con menores ingresos tengan acceso a los subsidios y a la vivienda de interés social”.