Tendencias
.
Preocupación en Argentina, por aumento de la inflación. - Foto: Getty Images

precios

Si en Colombia asusta la inflación de 8,5 % en marzo, la de Argentina aterra

Este miércoles se dio a conocer el dato anual, que se trepó a 55,1 %, una de las más altas del mundo.

Los argentinos la están pasando difícil con la inflación por las nubes. Este miércoles, el índice de precios al consumidor mostró que no parece tener techo. La cifra se disparó en marzo a un 55,1 % anual, según reveló el estatal Instituto de Estadísticas (Indec).

Se trata de una de las inflaciones más altas del mundo. De manera individual, en el tercer mes del año, la inflación argentina fue de 6,7 %, para un acumulado de 16,1 % en el primer trimestre de 2022, según las estadísticas presentadas este miércoles.

También los alimentos

Al igual que sucede en Colombia, el rubro de alimentos fue uno de los que más impulsó la alta inflación. En el mes tuvo un incremento de 7,2 %. Pero no fue lo único que le encareció la vida a los habitantes del vecino país. También hubo alzas fuertes en educación (23,6 %), prendas de vestir y calzado (10,9 %) y vivienda, agua, electricidad y gas (7,7 %).

Actualmente una dieta sana y equilibrada, incluye alguno o varios de los siguientes alimentos: chia, cúrcuma, bimi, acai, jengibre, maca, kimchi.
La inflación de los alimentos es uno de los peores impuestos para los ciudadanos. Nadie puede dejar para luego la compra de comida, por eso los precios ahogan. - Foto: Getty Images

Se veía venir

El salto inflacionario de marzo había sido anticipado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien esta semana señaló que la cifra estaría por encima del 6 % mensual.

“La inflación se ataca con política macroeconómica, y aquí se necesitan dos cuestiones: una es un programa económico. Eso ya existe. Pero, por otro lado, se necesita el apoyo político, porque la economía no funciona en un vacío. Si la política está desordenada, es mucho más difícil lograr cualquier cosa”, declaró Guzmán en una entrevista de televisión.

Endeudados

Argentina acordó hace pocas semanas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un programa crediticio de facilidades extendidas por 44.000 millones de dólares, que contempla una importante reducción del déficit fiscal, del 3 % anual en la actualidad, a 2,5 % del PIB en el cierre de 2022. Para los siguientes años, la expectativa es que el hueco en las finanzas argentinas llegue al 1,9 % en 2023 y al 0,9 % en 2024.

Además, en el acuerdo se proyectó para este año una inflación en el rango de entre 38 % y 48 %.

Los argentinos se enfrentan a la policía.
Aunque ha generado protestas, el crédito del FMI es la esperanza para el Gobierno. Foto REUTERS/Agustin Marcarian - Foto: REUTERS

Ese acuerdo fue aprobado por el parlamento argentino, aunque un sector de la coalición gobernante ‘Frente de Todos’ cercano a la vicepresidenta Cristina Kirchner, votó en contra.

En el programa con el FMI, la inflación para este año se proyectó entre 38 % y 48 %. Con ese acuerdo, el gobierno de centro-izquierda de Fernández se compromete a reducir el déficit fiscal del 3 % actual a 2,5 % del PIB en 2022, 1,9 % en 2023 y 0,9 % en 2024.

La encendida de la máquina en los bancos centrales puede salir muy caro. - Foto: Billetes nuevos pesos Archivo Dinero

Por emitir dinero

Una de las razones de la alta inflación en cualquier país del mundo es la emisión de dinero para financiar el desequilibrio entre gastos e ingresos. Todo porque, según los expertos, esa emisión aumenta la oferta de pesos en la economía, y como cualquier bien cuya oferta sube, su precio cae. La inflación es el reflejo de un peso que cada vez vale menos.

En Argentina, además de una fuerte emisión monetaria adelantada por el banco Central, con la intención de financiar el déficit, también ha pesado el hecho de que los precios estuvieron reprimidos durante el 2020 por la crisis sanitaria y, ahora, se desdoblan, llegando a niveles altos. También influye el aumento de los precios internacionales por fenómenos globales como la guerra entre Rusia y Ucrania. Lo cierto es que la población argentina está desesperada con el alto costo de vida.

Con información de AFP