Leonardo Villar. Foto: Archivo Publicaciones Semana. - Foto: fotografía: ALEJANDRO ACOSTA.

recuperación económica

“Vamos a tener dos años perdidos en términos de crecimiento económico”: gerente del Banco de la República

Leonardo Villar explicó que la falta de crecimiento tiene implicaciones en el alto nivel del desempleo que vive el país.

El gerente general del Banco de la República, Leonardo Villar, dijo este jueves que, si bien el crecimiento económico de este año va a ser importante, es insuficiente para solucionar los problemas que viene presentando el país.

Villar resaltó que el crecimiento del PIB del 7,5 % que estima el equipo técnico del Emisor para este año va a permitir al país volver al nivel de productividad visto antes de la pandemia del coronavirus.

“El crecimiento del 7,5 % es simplemente la reversión de lo que Colombia perdió el año pasado. Lo que estamos logrando este año es algo que no creíamos que íbamos a alcanzar, y se esperaba para el 2022 e incluso para el 2023 volver a tener la actividad del 2019”, dijo Villar en una presentación hecha ante el Congreso de la República.

A pesar de que este año se logrará recuperar lo perdido en términos de PIB en 2020, al país aún le falta terreno para poder solucionar otras problemáticas que generó la pandemia como los altos niveles de desempleo y el incremento de la deuda.

“Si lo miramos desde otra perspectiva, apenas vamos a tener el nivel de actividad del 2019, o sea vamos a tener dos años perdidos en términos de crecimiento y eso tiene implicaciones. El nivel de actividad de este año no es satisfactorio, es un nivel que nos mantiene con una capacidad productiva subutilizada porque no hemos crecido en los dos últimos años vistos en su conjunto”, dijo el gerente.

Una de las principales consecuencias negativas de esa falta de crecimiento es el deterioro del mercado laboral, cuya recuperación se ha estancado desde inicio de este año y la situación parece no mejorar con el tiempo.

“Algo más grave es que este nivel de productividad nos mantiene con un nivel de desempleo muy grande. Un desempleo que está en niveles del 14,4 %, con cálculos desestacionalizado es del orden el 15 % a nivel nacional y en grandes ciudades es del 16,3 %. Niveles inaceptables, esto genera una situación social dramática y en ese sentido la recuperación no ha sido suficiente”, explicó Villar.

De acuerdo con el más reciente informe del Dane, el desempleo de Colombia en junio se ubicó en 14,4 %, cifra inferior a la registrada en el mismo mes del año pasado que fue de 19,8 %.

Sin embargo, en el sexto mes del año aún hay 2 millones de colombianos, de los 4,3 millones que se quedaron sin empleo en ese mismo mes, quienes aún no han encontrado una oportunidad laboral.

Colombia terminó el primer semestre del año con 20,6 millones personas ocupadas, en comparación con solo 18,3 millones que había en junio del año pasado. Mientras tanto, hay 16,2 millones de personas inactivas, cifra que en junio de 2020 era de 16,9 millones.

Según el Dane, el empleo que se está recuperando es el que corresponde a personas con nivel de bachillerato, franja que puso 4,6 % del incremento de empleos entre enero y junio, en comparación con lo que se tenía en 2019.

Además , la preocupación de los analistas es que la recuperación del empleo se ha dado más en el sector informal que en el formal, pues el país no ha logrado disminuir los niveles de informalidad que bordean el 50 %.

Muchos analistas han señalado que el mercado laboral en Colombia tiene grandes retos, y que no precisamente provienen de lo sucedido en la pandemia.

Por ejemplo, Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria, advierte el hecho de que el 70% de la población inactiva (16,2 millones personas) son mujeres.

Pero también está la informalidad, que, en las 23 ciudades principales está en 48,5 %. Además, el desempleo juvenil sigue muy alto, en 23,3 %.

Por ciudades, Quibdó es una de las más preocupantes, puesto que en esa zona la tasa de desocupación -de 21,9% (la más alta del país) es, inclusive, mayor a la que se tenía en 2020.

Con el fin de disminuir el desempleo, el Gobierno ha optado por incentivos para que las empresas contraten a más personas jóvenes y a mujeres. Sin embargo, expertos consideran que la Nación debe sacar adelante una reforma laboral que cambie las formas de contratación en el país.