Jaime Alejandro RamírezAgrónomo
Jaime Alejandro Ramírez, Agrónomo - Foto: Andrés Osorio Rizarralde

especial_universidades

Conozca a la más destacada facultad de agronomía del país

Agronomía, Universidad de Caldas

A diferencia de quienes desde muy temprano tienen clara su vocación, Jaime Alejando Ramírez no llegó por esa vía a la Agronomía sino que se fue ‘enamorando’ poco a poco de esta carrera, en la que ha encontrado una forma de realizarse. Gracias a un amigo con el que compartía vivienda en Manizales, Jaime supo de la existencia de la Agronomía. Él también era estudiante, pero se estaba formando como ingeniero químico.

“Empecé a notar que las cosas que mi amigo estudiaba me parecían interesantes, que eran áreas en donde había mucho por hacer, me di cuenta de la correlación de la biología con la agricultura”, recuerda.

No lo pensó mucho y se cambió de carrera; hoy ya está a punto de terminar Agronomía. Dice que lo que más le gusta de su profesión es cómo la academia busca acercarse al campo y las infinitas posibilidades que de allí se derivan.

Con respecto a las Pruebas Saber Pro, que presentan los universitarios como requisito para el grado, piensa que no son tan difíciles ni generan tanto estrés como las que presentan al terminar el bachillerato. No les ve mucha utilidad en la parte profesional, pero sí cree que son un buen diagnóstico de los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera. “Me gustó medirme en cuanto a lo que había aprendido en temas como nutrición de cultivos, plagas y enfermedades de las plantas”, asegura.

A futuro se ve trabajando en agricultura orgánica o en el uso de la biología para mejorar los procesos agrícolas. En el largo plazo también aspira a tener su propio proyecto.

Para Jaime Alejandro, actualmente el campo de acción de los agrónomos en el país es amplio y cree que con la apuesta del Gobierno para desarrollar aún más la ruralidad aumenta el potencial de esta carrera. “Como apenas están arrancando aún no tenemos muy claro cuáles van a ser los planes para el agro, pero en la universidad ya ha habido reuniones con respecto a cómo fortalecer la educación en estas áreas”, dice este futuro agrónomo, para quien lo mejor de la Universidad de Caldas es su diversidad, que les brinda a los estudiantes distintas perspectivas y orientaciones al tiempo que genera inclusión. “Uno acá se siente acogido y eso motiva a estudiar”, reitera y afirma que, en específico en su carrera, se destacan los docentes en temas de sanidad.