gente

Elon Musk y Grimes confirmaron su separación

El magnate fue el encargado de confirmar su divorcio.


Después de tres años de matrimonio, el magnate, empresario y director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, se refirió por primera vez a su relación y contó que este año le puso punto final.

No obstante, en la entrevista con la revista Page Six en la que el magnate confirmó la noticia la relación con la cantante canadiense “se mantiene en buenos términos”.

Reveló que se encuentran en proceso de mejorar su relación como padres de X Æ A-Xii, el hijo de la pareja que tiene un año de edad: “Estamos semiseparados, pero todavía nos amamos, nos vemos con frecuencia y nos llevamos muy bien”.

Si bien Musk no dio detalles de los motivos que los llevó a las razones para tomar la decisión, sí confirmó que las sedes de trabajo de ambos habían sido cruciales en la separación.

“Mi trabajo en SpaceX y Tesla me obliga a estar en Texas o viajando al extranjero. Su trabajo [el de Grimes] es principalmente en Los Ángeles. Ella y Baby X están conmigo, en la habitación contigua”, declaró en la entrevista.

La relación de esta pareja siempre se mantuvo bajo perfil y aunque no se presentaron indicios de posibles problemas en la relación sí despertó la curiosidad de los seguidores sus recientes presentaciones públicas separados.

Esto fue lo que sucedió con la Met Gala 2021 en Nueva York, evento en el que la cantante se vistió con un vestido inspirado en la nueva película Dune dirigida por Denis Villeneuve.

Desde hace varios meses que el multimillonario sudafricano Elon Musk ha estado trabajando, a través de SpaceX, en el lanzamiento de cohetes al espacio exterior para poner en órbita satélites que permitan instalar una red de internet mucho más rápida que la que existe actualmente.

Este fin de semana, el segundo hombre más rico del mundo confirmó que el próximo mes se lanzará dicha red. En su cuenta de Twitter, respondió a la pregunta de cuándo se lanzará e indicó que será “el próximo mes”.

Hasta el momento, este proyecto viene funcionando en fase beta, con la cual se han hecho diferentes pruebas en América del Norte, algunas zonas de Europa, Chile, Australia y Nueva Zelanda; aunque el plan incluye expandir, por el momento, la red a México y Japón, pero tampoco se descarta que entren en funcionamiento Filipinas y Sudáfrica, en donde SpaceX abrió subsidiarias recientemente.

Los expertos en la materia dudan que el proyecto cumpla con las fechas de Musk, debido a que la mayoría de sus programas ha sufrido retrasos, debido a dificultades técnicas; no obstante, el fundador de Tesla advirtió que para poder iniciar la operación global de la red era necesario tener en órbita unos 1.800 satélites y en este momento hay unos 1.791, por lo que es bastante probable que se pueda alcanzar dicho objetivo.

En los primeros meses del presente año, la compañía tecnológica lanzó cientos de nuevos satélites que buscan ofrecer acceso a Internet desde el espacio, especialmente en territorios rurales en los que la conexión de fibra o cable no ha llegado o llega de manera insuficiente, por lo que el objetivo es que logre una cobertura global significativa a finales de 2021.

Los enlaces láser alivian las limitaciones de las estaciones terrestres, por lo que los datos pueden ir desde, por ejemplo, Sídney hasta Londres a través del espacio, lo que es, aproximadamente, un 40 % más rápido que la velocidad de la luz en la fibra óptica y un camino más corto”, escribió Elon Musk, en su cuenta de Twitter.

“Además, no hay necesidad de estaciones terrestres por todas partes. ¡El Ártico tendrá un ancho de banda genial!”, tuiteó el multimillonario en su momento.

De igual manera, hace un par de semanas había manifestado que “la velocidad se duplicará a 300 Mbps y la latencia bajará a 20 milisegundos a finales de este año”, mencionó el multimillonario empresario, quien además explicó que la cobertura global del proyecto se logrará en el año 2022.

“La mayor parte de la Tierra para fin de este año (2021), todo para el próximo año; se trata de densificar la cobertura. Es importante anotar que los celulares siempre tendrán la ventaja en áreas urbanas densas. Los satélites son mejores para áreas de densidad de población baja a media”, manifestó Musk a través de su cuenta de Twitter.

Hasta el momento, se conoce que los usuarios en tierra podrán conectarse a la red a través del uso de una pequeña terminal que no es más grande que una computadora portátil.

El kit de instalación para poner en marcha la beta pública del programa requiere de un terminal de usuario, un ‘router’ wifi y una antena que permita conectarse a la red de satélites. Se estima que el costo del servicio es de US$99, mientras que el kit de instalación ronda los US$499.

Elon Musk, quien también lidera otras reconocidas compañías como Tesla Motors y Solar City, ha estimado que el servicio de Starlink podría generar hasta US$30.000 millones al año.