gente

¿Es el príncipe Andrés un chivo expiatorio para salvar a Bill Clinton en el escándalo del pedófilo Epstein?

Esta y otras curiosidades de la realeza, la farándula y el poder, fueron noticia esta semana.


Andrés, duque de York y tercer hijo de la reina Isabel, se considera la celebridad más perjudicada por su amistad con el pedófilo Jeffrey Epstein, si se tiene en cuenta que su madre prácticamente lo condenó a ser un paria de la realeza al retirarle sus funciones y títulos para atajar el daño del escándalo a la monarquía. Pero la implicación de Bill Clinton con el fallecido criminal daría pie a un escándalo mucho más sensacional.

Al menos así lo cree Lady Colin Campbell, conocida biógrafa de la realeza, quien declaró en el canal GB News que la imagen de Andrés ha sido masacrada en aras de proteger la del expresidente. “Él fue, de lejos, mucho más amigo de Epstein que Andrés, y durante más tiempo”.

Lo cierto es que Virginia Roberts Giuffre, que fuera una de las jóvenes esclavizadas sexualmente por el pedófilo, no solo asegura que fue obligada a acostarse con el príncipe, sino que una vez vio a Clinton en la isla privada de Epstein con un par de jovencitas, también víctimas de su tráfico de menores. Cuando le preguntó al millonario qué hacía ahí el exmandatario, un reconocido donjuán, le contestó con una sonrisa maliciosa: “Él me debe algunos favores”.

Parto telefónico

default
- Foto: instagram gentlebirthmethod / PA Pool-getty images

Lilibet Diana, la bebé de los duques de Sussex, nació en Estados Unidos, pero no del todo desconectada de la Inglaterra natal de su padre, el príncipe Harry. En la habitación del exclusivo hospital Santa Barbara Cottage, en California, Meghan no solo estuvo rodeada por su esposo y el equipo médico, sino también por una doula, Gowri Motha, cuyo trabajo es apoyar emocionalmente a las parturientas. Eso sí, la experta no cruzó el océano, sino que le brindó sus servicios a la duquesa por teléfono.

Así se lo confirmó ella misma a sus compañeros de la clínica St. John Wood, en la capital británica. “Me siento muy honrada”, expresó la doula, quien también fue contratada por Meghan cuando tuvo a Archie, su primogénito. Motha, pionera en la introducción de técnicas alternativas en los partos en las islas, le recomendó a la duquesa guardar la cuarentena tras el alumbramiento y alimentarse con arroz, caldo de pollo y verduras ligeras, pero evitar el brócoli y la coliflor. Consejos que ella seguro seguirá sin problema, pues es amante de la dieta saludable.

Boda tras las rejas

default
- Foto: instagram stellamoris7

Julian Assange no ha dejado que su vida sentimental y familiar se estanque por la falta de libertad que le han traído sus actividades como cerebro de WikiLeaks y otros problemas legales. Durante los años que estuvo asilado en un reducido espacio de la embajada ecuatoriana en Londres, además de enamorarse de una de las integrantes de su equipo legal, Stella Moris, concibió dos hijos con ella, Gabriel y Max, pero los ocultaron para que a él no lo expulsaran de la sede. Assange asistió al parto del primer bebé por internet y ella contrató a un hombre para que se hiciera pasar por el padre del niño cuando iba a visitarlo con él en brazos.

En 2019, Assange salió de la embajada rumbo a una cárcel de alta seguridad cerca de Londres, a donde ahora tendrá lugar un nuevo momento especial de la inusual historia de amor; pues, según le contó la propia Moris a la agencia DPA, están preparando su boda, dado que no quieren esperar hasta que se defina si él finalmente es extraditado a Estados Unidos.

¿Envidiosa?

default
- Foto: Elisabetta A. Villa-getty images / Franco Origlia

Una reportera de la revista Everything Zoomer desató un lío entre divas cuando entrevistaba a Sharon Stone y le dijo: “Así que cuando finalmente lograste trabajar con Meryl Streep”… No había terminado la frase en el momento en que la estrella se fue lanza en ristre contra su colega, famosa por ser la actriz con más nominaciones a los Óscar (21). “No has dicho ‘Meryl en últimas consiguió trabajar con Sharon Stone’ (…) Este negocio está estructurado para que todos envidiemos o admiremos a Meryl porque solo ella ha logrado ser la buena”, argumentó.

Añadió que Streep es maravillosa; no obstante, hay otras igual de talentosas, como Viola Davis o Emma Thompson. “Pero dices Meryl y la gente cae a sus pies. Yo lo hago mucho mejor de mala que Meryl y estoy segura de que ella misma lo diría. Meryl no habría actuado mejor que yo en Bajos instintos”, prosiguió citando su película más conocida. Streep, quien actuó con Sharon en The Laundromat: Dinero sucio, no se pronunció, aunque para muchos no sería difícil adivinar una posible respuesta: ¿Envidia? Mejor despertarla que sentirla.

De Beatle a juguete sexual

default
- Foto: Scott Dudelson-getty images

Dos años lleva Ringo Starr, uno de los dos sobrevivientes de The Beatles, luchando contra las compañías que venden anillos para el pene bajo la marca RingO. El baterista, de 80 años, se quejó ante un tribunal de que es un apelativo muy similar a su nombre artístico, lo cual puede dañar su reputación o hacerle creer al público que su nuevo negocio es vender juguetes sexuales.

Finalmente, el artista llegó a un acuerdo con Pacific Holding y Momentum Management, en el que estas últimas se comprometen a cambiar la grafía de la marca, interponiendo un espacio entre Ring y O. Así mismo, el convenio los obliga a usar el nombre solo en juguetes sexuales para adultos y les prohíbe conectar al ex-Beatle con estos adminículos, mediante, por ejemplo, canciones suyas como It Don’t Come Easy (No es fácil), que se puedan prestar para el doble sentido.

¿Son cuadros o fotos?

default
- Foto: Santiago Bernal

Todo el que visita la exposición de Dora Franco en la galería El Museo de Bogotá tarda minutos en convencerse de que las imágenes que contempla no son producto de los pinceles, sino de la cámara. Franco ha retratado a las grandes celebridades del país, fue pionera del naturismo, el modelaje y el styling, además de posar para Salvador Dalí.

Ahora llega con algo muy distinto: una veintena de bodegones inspirados en los grandes maestros del género durante el 1600, en especial holandeses como Vermeer o la escuela flamenca. Todo comenzó cuando halló, en las notas de su hermano, el chef e investigador de cocina antigua Juan Carlos Franco, recetas de Luis XIV, Catalina de Médicis y Da Vinci.

El libro que quisieron hacer no pudo ser, pero las pocas fotos que Dora había hecho causaron sensación en línea y dieron origen a la muestra, tras seis meses de trabajo. En ello, la artista fue secundada por su hijo, Michael Chunn, y sus nietos en San Diego, California, donde reside, en medio de la pandemia. Franco estudió con detenimiento la luz en aquellos pintores, aunque aclara que no trata de copiarlos. “Encontré mi propia voz. Hice unos bodegones a mi manera, con mis propios objetos y composiciones”, relató.