Tendencias

Home

Gente

Artículo

(Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)
El hombre aseguró que quería saber si todo estaba bien, y que no tenía intenión de causar daño. - Foto: FilmMagic

gente

Jason Alexander, exesposo de Britney Spears, contó por qué fue a la boda de la artista

El hombre afirmó que le interesaba el bienestar de la cantante.

En medio de una entrevista con el diario británico Daily Mail, el primer esposo de la princesa del pop, Jason Alexander explicó los motivos que lo llevaron a irrumpir en la reciente boda de Britney Spears, afirmando que su intención era hablar con ella y confirmar si estaba bien.

“No podía permitir que se casara después de lo que habíamos hablado en los últimos dos años. Pero no estaba allí para causar daños. Únicamente fui para hablar con Britney y asegurarme de que estaba bien y de que esto era lo que ella quería”, indicó Alexander para el medio mencionado.

Según el exesposo de la cantante, él había conversado con ella días antes de la boda y ella no le habría contado sobre los planes de matrimonio, por lo que al enterarse, Alexander habría sentido que algo no andaba bien y decidió ir a preguntarle directamente a la princesa del pop.

“Gran parte del mundo no es consciente de lo que ha estado ocurriendo en el fondo... todo esto ha sido un espectáculo... Es un guion de Hollywood. No creo que ella sea feliz. Nada de todo esto es real”, afirmó Alexander para el medio indicado.

Así entonces, según el exesposo de Spears, quien estuvo casado con ella solamente un par de días luego de haberse comprometido a través de una espontánea ceremonia en Las Vegas, en 2004, argumentó su ida a la boda explicando que “ella no era feliz”, y que realmente le preocupaba su bienestar.

Es de recodar que la irrupción de Alexander quedó grabada con su propio teléfono celular, ya que él todo lo transmitió en un Instagram Live. En la grabación se puede observar el momento en el que este salta una cerca e ingresa a la casa de Britney en Los Ángeles, Estados Unidos.

Así mismo, mientras recorre el interior del hogar de su expareja, se ve cómo intenta eludir a los encargados de seguridad del evento, mientras aseguraba que la cantante era su primera y única esposa y que se encontraba en el lugar por petición de ella.

De igual forma, Alexander aprovechó el desconcierto de las personas encargadas de la seguridad para subir a la planta alta, abriendo constantemente puertas de las habitaciones y preguntando “¿Dónde está Britney?”.

En su recorrido mostró detalles de la boda, mientras criticaba los arreglos florales y la decoración, tildándola de bullshit (mierda). Varios integrantes del equipo de seguridad intentaron detener su marcha y cortar con la grabación de su teléfono; en ese momento, Alexander manifestó que no le pusieran “las manos encima”, según se alcanza a escuchar en la grabación.

Después de este episodio, se ve al hombre caminando por los jardines hasta ser interceptado por la Policía que acudió al lugar. Es de mencionar que la razón principal de la irrupción, según dijo Alexander ese día, estaría argumentada en que Spears no lo invitó.

“Estamos investigando después de los informes de que alguien estaba invadiendo la propiedad. No sé si saltó o cómo sucedió, pero estamos investigando”, indicó el capitán Cameron Henderson, de la Oficina del Sheriff del condado de Ventura al diario The Sun.

“Dijo que ha estado viniendo aquí durante tres semanas y que estaba en vivo en Instagram, luego simplemente saltó la cerca y entró. Había dos personas de seguridad estacionadas cerca, en camionetas deportivas negras, pero no sé si lo vieron. Más tarde escuché el sonido de las sirenas cuando los policías aparecieron en la escena”, agregó el oficial en ese momento.