Tendencias
Presentadora y modelo Sara Uribe
Sara Uribe se confiesa y habla nuevamente de la depresión por la que pasó y cómo está actualmente - Foto: Fotógrafo @vascoshoots. Maquillaje @nacarmakecup. Vestuario @bayvalenciam

gente

Sara Uribe se confiesa y habla nuevamente de la depresión que sufrió

La modelo y presentadora aseguró que en un momento pensó que no quería vivir más, pero su única motivación fue Jacobo, su hijo.

Hace algunos meses, la modelo y presentadora Sara Uribe reveló que durante un tiempo estuvo en terapia psicológica por depresión, una enfermedad que incluso aumentó por la pandemia del coronavirus.

“La depresión y las enfermedades mentales son eso: enfermedades muy serias y hay que tratarlas, prestarles atención y buscar ayuda. Pedir ayuda y buscarla no te hace más débil, por el contrario: te hace una persona valiente que se da cuenta de lo que necesita. Así que si sientes que no puedes más, que no tienes fuerzas y que tu mente se está apoderando de ti, busca ayuda”, detalló en su momento la también expareja sentimental del futbolista Fredy Guarín.

Ahora, Uribe decidió hablar nuevamente sobre la depresión que padeció y en esta oportunidad dio más detalles de lo que estaba ocurriendo en su vida y cómo se manifestó esta situación de salud mental.

En una historia en su cuenta de Instagram la modelo explicó que pasó “por un tema de depresión, pero no quiere decir que en este momento esté depresiva o triste. Ahora atravieso por el mejor momento de mi vida y le agradezco mucho a Dios porque pude salir de eso, busqué expertos, busqué a Dios, pero fui a buscar personas expertas para que me ayudaran”.

En ese sentido, contó su experiencia al iniciar un tratamiento para enfrentar su enfermedad: “Cuando uno dice que empezó un tratamiento y que buscó ayuda le dicen: ‘¡ay, se enloqueció!’, y puede que sí porque no estaban funcionando mis hormonas como era, y conozco gente que ha tenido que internarse para buscar refugio y personas que los asesoren, como a mí.

Además, mencionó que la enfermedad la llevó al punto de pedir a sus médicos en varias ocasiones que le recetaran medicina para poder comer y dormir, pues advierte que ni siquiera quería seguir viviendo por cuenta de la fuerte situación de salud por la que estaba atravesando.

“Yo le decía: ‘necesito que me mandes droga así como si fuera un dolor de cabeza porque no estoy comiendo ni durmiendo, me estoy enloqueciendo, y ya probé esa pastilla que me enviaron y eso no me gusta y no me siento yo, me siento rara, no me siento feliz’ (...) Antes se me caía el pelo, se me quebraran las uñas, la piel era fea, mis ojos no brillaban, me veía a un espejo y no me sentía bonita, me dolían los huesos y no podía caminar, no quería vivir y por lo único que quería luchar era por Jacobo (su hijo) y se me olvidaba que lo primero soy yo y después lo que venga”, agregó.

Son muchas las personas que han sufrido de enfermedades de este tipo, y aunque hablar de salud mental parece ser un tabú en muchos sectores de la sociedad, varios personajes públicos han demostrado valentía al revelar sus casos personales.

Uno de los hechos más conocidos es el del artista J Balvin. Su salud mental acaparó la atención de sus seguidores. El año pasado, en entrevista con SEMANA, el cantante de reguetón reconoció que tenía oscuros episodios en su vida. “A veces la gente confunde el hecho de que uno sea exitoso en su carrera con estar bien. Pero uno es un ser humano como todos, cargando unas cruces bien pesadas. Voy en el proceso juicioso con el medicamento, con el ejercicio, con los buenos hábitos que siempre he tenido”, dijo en ese momento Balvin.

Vale mencionar que, sobre todo en el marco de la pandemia, muchas personas han visto seriamente afectada su salud mental. De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud, durante el periodo comprendido entre el 13 de abril de 2020 y el 13 de abril de 2021, la opción 4 de la Línea 192 (que es para atender primeros auxilios psicológicos) registró 18.089 solicitudes de atención.

Del total de atenciones, el 8,21 % se prestó a personas con alguna pertenencia étnica y el 17,02 % a personas de grupos de mayor vulnerabilidad como víctimas del conflicto armado, ciudadanos en procesos de reincorporación a la sociedad civil, personas con discapacidad, en situación de emergencias o desastres, migrantes, entre otros.