Crece la oferta de maestrías para colombianos. Esto es lo que debe saber de la nueva universidad que llegó al país

La Universidad Europea, reconocida por su amplio portafolio de programas de formación superior, abrió una sede en Bogotá para atender a los estudiantes interesados en recibir educación internacional en modalidad virtual. Así opera la que hoy es catalogada como la segunda universidad privada con mayor producción científica de España.


De acuerdo con datos del Ministerio de Educación, los estudios online han venido creciendo significativamente, incluso previo al inicio de la pandemia. Los últimos reportes apuntan a que son más de 300.000 estudiantes colombianos inscritos en instituciones del país realizando estudios virtuales.

Así mismo, los estudios de posgrado son una valiosa herramienta para mejorar los perfiles profesionales en el mercado laboral. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los jóvenes adultos con educación superior tienen una tasa de empleo más alta que aquellos que cuentan con educación media.

Y es que, según cifras del Dane, la tasa de desempleo de egresados de posgrado en Colombia es cercana al 4 por ciento, lo cual es significativamente menor que la tasa de desempleo de egresados de pregrado (10,2 por ciento). Adicionalmente, el salario promedio de un egresado de maestría se encuentra entre los 4 y 4.5 Salarios Mínimos Legales Vigentes (SMLV), este valor duplica el nivel salarial medio de un profesional con estudios universitarios que en promedio se encuentra entre 1,5 y 2,5 SML.

“Si tienes una maestría estás mejor posicionado en el mercado laboral, vas a tener una tasa de desempleo inferior, te vas a emplear antes y te vas a emplear mejor. Esto aplica tanto para el primer empleo, como para ascender y posicionarte mejor cuando tienes un segundo o tercer empleo”, asegura Sergio Calvo, Vicerrector de Relaciones Institucionales y Vida Universitaria de la Universidad Europea, la segunda universidad privada con mayor producción científica de España.

El directivo precisa que los profesionales colombianos que cada día se interesan en educación fuera del país para sus maestrías o doctorados van en aumento, y que esto es incluso una tendencia latinoamericana, pues al menos el 30 por ciento de sus alumnos provienen de esta parte de América.

“En nuestra universidad tenemos estudiantes de 110 nacionalidades, porque entendemos la importancia de una educación internacional. Hoy en día, cuando desarrollamos nuestra carrera profesional va a ser muy difícil que la desarrollemos de manera local, por más local que sea la industria a la que pertenezcamos. Vamos a interactuar con personas de culturas diferentes, entonces cuanto antes un estudiante adquiera estas habilidades, que no son tanto conocimiento sino competencias, mucho mejor porque va a estar más preparado para su desarrollo profesional”, explica Sergio Calvo, quien anunció a su vez la apertura de Oficina de Atención a Estudiantes en Latinoamérica y el Caribe en Bogotá.

Con la apertura de esta sede se facilita la información y el acceso de los estudiantes colombianos a los programas de la Universidad, pero especialmente a las maestrías virtuales, agrega el directivo.

“Si algo bueno se puede decir que ha tenido la pandemia en el ámbito de la educación ha sido que significó un acelerador en las transformaciones. La educación estaba abocada a tener que digitalizarse y virtualizarse en un futuro, pero algo vino a ocurrir y lo que iba a pasar en una década ha ocurrido en dos años. Adicionalmente, los estudiantes han perdido el miedo a la virtualidad y han visto que la educación virtual puede ser exactamente de igual calidad que la educación presencial. La educación virtual trasciende las cuatro paredes, ya no estamos circunscritos a un espacio, nuestro espacio es la globalidad y eso la hace más colaborativa, horizontal y de red”, afirmó Calvo.

Según datos del Ministerio de Educación, los estudios online han venido creciendo significativamente, incluso previo al inicio de la pandemia. Los últimos reportes apuntan a que son más de 300.000 estudiantes colombianos inscritos en instituciones del país realizando estudios virtuales.