Tendencias
Coca-Cola FEMSA
Con Reciclave, señalan, han logrado la recolección y reciclaje de más de 54 millones de botellas PET en Bogotá, así como la movilización de 850 mil botellas de PET y 25 mil envases de Tetra Pak desde San Andrés y Providencia al interior del país. - Foto: Coca-Cola FEMSA

Potenciar la economía circular, la apuesta del Sistema Coca-Cola en Colombia. ¿Cómo lo está logrando?

La sostenibilidad, más que una oportunidad, se ha perfilado como el camino que las industrias y empresas deben recorrer para asegurar la protección del medioambiente a largo plazo. Actualmente, el Sistema Coca-Cola, conformado por Coca-Cola FEMSA y Coca-Cola Company es un referente gracias a sus iniciativas de reciclaje, biodiseños y ahorro de recursos.

Las empresas de la industria de bebidas están desarrollando distintas iniciativas, individuales y colectivas, para garantizar su sostenibilidad operacional y contribuir al cuidado del planeta, con un claro enfoque en el ciclo de vida de los envases como eje para impulsar la economía circular.

Particularmente, desde el Sistema Coca-Cola, viene implementando proyectos que apuestan por la economía circular desde el fortalecimiento de organizaciones de recicladores/as de oficio, el fomento de la recolección a nivel local, regional y nacional, entendiendo las necesidades de cada zona; y la implementación de estrategias de concientización y adecuada gestión del plástico. Todo ello, con el objetivo de evitar que el material aprovechable termine en lugares inadecuados por desconocimiento de sus oportunidades de reutilización.

Coca-Cola FEMSA
Han desarrollado la estrategia Un Mundo Sin Residuos, que tiene como objetivo recolectar y reciclar el equivalente al cien por ciento de nuestros empaques al 2030. - Foto: Coca-Cola FEMSA

Un ejemplo de lo mencionado anteriormente es el Tereftalato de polietileno –conocido como PET–, que es un material ciento por ciento reciclable que se utiliza para fabricar los envases de bebidas y con el que se pueden producir nuevas botellas indefinidamente. Este tipo de plástico cuenta con una de las cadenas de aprovechamiento más avanzadas en el país por sus procesos de reciclaje, transformación y reincorporación, en los que se integran actores como los recicladores/as, empresas transformadoras y grandes productores.

Para nosotros, las botellas de plástico PET vacías son igual de importantes que las llenas. Por esto hemos desarrollado la estrategia Un Mundo Sin Residuos, que tiene como objetivo recolectar y reciclar el equivalente al cien por ciento de nuestros empaques al 2030. Sabemos que esta es una meta ambiciosa, pero la estamos cumpliendo por medio de una estrategia de tres pilares: diseñar, recolectar y fomentar alianzas estratégicas”, aseguró Johana Cerpa, vicepresidente Legal y de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA.

A nivel de diseño, el Sistema Coca-Cola ha venido trabajando para crear envases más seguros y sostenibles, al punto en que hoy la mayoría de los empaques de la compañía son reciclables y lidera estrategias diferenciales de biodiseño. Gracias a esto, el Sistema ha generado hitos dentro de la industria como el lanzamiento en 2020 de la primera botella PET fabricada en su totalidad con resina reciclada a través de su producto Agua Brisa, así como el actual proceso de transición de PET verde a PET transparente en los envases de Sprite para facilitar su reciclaje.

Además, el Sistema adelanta la amplificación de la botella universal con etiqueta removible para reducir la creación de nuevos empaques, pues un mismo envase sirve como contenedor de diferentes productos del portafolio. Estos avances en diseño están alineados con más de 10 estrategias de recolección que la Compañía está implementando a nivel nacional, las cuales tienen el apoyo de más de 7.000 recicladores/as y apuestan a que la mayoría de su materia prima reciclada se derive del posconsumo nacional.

El Sistema Coca-Cola reconoce la importancia de su rol como productor y aunque las estrategias desplegadas son de gran impacto, sabe que los esfuerzos individuales deben ir de la mano del trabajo mancomunado.
El Sistema Coca-Cola reconoce la importancia de su rol como productor y aunque las estrategias desplegadas son de gran impacto, sabe que los esfuerzos individuales deben ir de la mano del trabajo mancomunado. - Foto: Coca-Cola FEMSA

Uno de nuestros proyectos clave como Sistema Coca-Cola es ‘Reciclave’, iniciativa que lanzamos en 2021 para acercarnos a nuestro propósito de refrescar al mundo y hacer la diferencia a través de un modelo transformador que ayudará a elevar la tasa de recolección y reciclaje de materiales aprovechables, especialmente botellas PET, y que promueve la dignificación de este oficio” comentó Juan Sebastián Jiménez, director de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad en Coca-Cola Colombia.

Con Reciclave, señalan, han logrado la recolección y reciclaje de más de 54 millones de botellas PET en Bogotá, así como la movilización de 850 mil botellas de PET y 25 mil envases de Tetra Pak desde San Andrés y Providencia al interior del país. También esperan incrementar hasta un 29% la tasa de recolección y aprovechamiento de material PET en Santander y Norte de Santander, y contribuir a que asociaciones de recicladores/as de oficio de todo el país recolectan más de 46 millones de botellas adicionales en los próximos dos años con la donación de motocargueros.

El Sistema Coca-Cola reconoce la importancia de su rol como productor y aunque las estrategias desplegadas son de gran impacto, sabe que los esfuerzos individuales deben ir de la mano del trabajo mancomunado. Por esto, continuará trabajando con expertos, empresas, colaboradores, recicladores/as y consumidores, no solo para cumplir las metas que se ha trazado, sino para continuar siendo un agente transformador que contribuye al bienestar del planeta.