Tendencias
La U.D.C.A pertenece a una gran red de universidades mundiales que se caracterizan por el manejo ambiental de los campus universitarios.
La U.D.C.A pertenece a una gran red de universidades mundiales que se caracterizan por el manejo ambiental de los campus universitarios. - Foto: Juan Carlos Sierra

Profesionales comprometidos con el desarrollo sostenible, la apuesta de los programas académicos de la U.D.C.A. Así consolida sus planes esta institución

Uno de los compromisos de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (U.D.C.A) es que sus egresados estén al servicio del planeta y del país. Germán Anzola Montero, su rector, explica en detalle cómo lo han conseguido.

En estos 40 años de trayectoria, ¿cómo ha sido la expansión de las áreas de formación académica de la U.D.C.A?

GERMÁN ANZOLA MONTERO: En 1983, la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales se creó con una vocación uniprofesional dedicada exclusivamente a las ciencias agropecuarias. Tras estos 40 años de trayectoria, ha logrado universalizar sus actividades, pues nos ocupamos de otras áreas del conocimiento y del saber, con el mismo entusiasmo y las mismas motivacionales. Hoy en día contamos con áreas como Ciencias Ambientales y de la Sostenibilidad, Ciencias de la Salud, Ciencias, Ciencias jurídicas, Ciencias Administrativas y Comerciales y Ciencias de la Educación.

¿Por qué se destaca el Proyecto Educativo Institucional (PEI) de la Universidad?

G.A.M.: Nuestra misión está dirigida a la formación de ciudadanos que estén al servicio del país, que sean competentes en sus disciplinas de formación y que, además, sean los profesionales que Colombia exige de las nuevas generaciones. Basados en esto, el Proyecto Educativo Institucional de la U.D.C.A se orienta a la calidad y la excelencia académica que permiten poner nuestra excelencia y capacidades en beneficio de la sociedad a partir de la formación de ciudadanos ‘glocales’.

Germán Anzola Montero, rector de la  Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (U.D.C.A).
Germán Anzola Montero, rector de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (U.D.C.A). - Foto: Juan Carlos Sierra

La Universidad tiene como hoja de ruta el desarrollo sostenible. ¿De qué manera cree que la academia puede aportar a este propósito?

G.A.M.: La armonía entre la sociedad, el ambiente y la economía debería ser parte constitutiva de todo proyecto educativo a nivel superior. Si no educamos en beneficio del planeta, el panorama es muy complejo. Las necesidades de la humanidad deberían estar incluidas en todas las profesiones. Todos deben contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a través de sinergias efectivas que permitan luchar por una educación cada vez mejor, menos pobreza, más justicia y equidad, donde las necesidades fundamentales se cumplan, y que el respeto hacia el ambiente sea incuestionable.

¿Qué acciones lidera la U.D.C.A para contribuir al cumplimiento de los ODS?

G.A.M.: Para hablar de los componentes de formación no se puede pensar solo en las nuevas tecnologías sino también en estrategias que estén encaminadas al bien de la sociedad. Nosotros nos hemos vinculado a todos los propósitos, tanto locales como nacionales y globales, para su cumplimiento. Lo primero que hay que hacer es tener conciencia sobre cuál es el tipo de profesional que el país necesita para alcanzar los ODS, y eso lo determina la formación que debemos dar en cada una de las disciplinas. En la Universidad el rasgo distintivo es la contribución a la Agenda 2030 desde todos sus procesos académicos y administrativos.

¿En qué consiste el Sistema Integrado de Gestión Ambiental de la institución?

G.A.M.: La U.D.C.A pertenece a una gran red de universidades mundiales que se caracterizan por el manejo ambiental de los campus universitarios. Nuestro Sistema Integrado de Gestión Ambiental nace de un compromiso interno, pues nos ubicamos en la sabana de Bogotá, en los límites de Bogotá urbana y Bogotá rural, inmersos en la Reserva Van Der Hammen, y entre los humedales de Torca y Guaymaral, lo que se constituye en un lugar muy sensible en términos ambientales. Por eso, asumimos como un deber propio contribuir a la zona de influencia a través de la protección de los suelos, del agua, la atmósfera, la vegetación, la fauna y el manejo de residuos que se originan en una comunidad de más de seis mil personas. A través del SIGA, la Universidad se convierte en un laboratorio natural.

¿Cuáles son las principales fortalezas de los egresados de la universidad?

G.A.M.: Nuestros egresados son reconocidos en cada una de sus disciplinas por el dominio de sus saberes y por su compromiso social, lo que les permite poner en práctica la formación adquirida al servicio de las comunidades. El compromiso social con los menos favorecidos es determinante, por lo que, desde el comienzo de la universidad, y de la formación de talento al servicio de las ciencias agrícolas y pecuarias, pensamos en esa población rural de Colombia que tantas necesidades tiene. La característica principal de nuestros profesionales en todas las disciplinas hoy en día, sin duda alguna, es, el compromiso con el desarrollo humano sostenible desde la integralidad de sus metas y objetivos.

La característica principal de los profesionales de esta institución es el compromiso con el desarrollo humano sostenible.
La característica principal de los profesionales de esta institución es el compromiso con el desarrollo humano sostenible. - Foto: U.D.C.A.

La U.D.C.A recibió la acreditación institucional de alta calidad…

G.A.M.: El resultado más importante de la universidad ha sido lograr que su calidad y su excelencia sean reconocidas. Este sello que nos fue otorgado por cuatro años por el Gobierno Nacional se convierte en nuestro mayor potencial y en nuestra mayor riqueza. Con orgullo, podemos decir que ya hemos cumplido con el Plan de Mejoramiento establecido para este periodo de acreditación.

¿Qué han decidido con respecto al incremento en el valor de la matrícula?

G.A.M.: Nuestros estudiantes pagan una matrícula muy razonable, por lo que el no tener una riqueza material de grandes magnitudes, lo compensamos luchando por la excelencia académica. Así hemos logrado la acreditación del 60 por ciento de nuestros programas y la Acreditación Institucional de Alta Calidad. El problema financiero del país no es ajeno a la educación superior. En ese sentido, como punto de partida, buscaremos la forma de no afectar significativamente a nuestros estudiantes con el incremento de la matrícula. Haremos todos los esfuerzos para que esos incrementos sean muy razonables dentro de las realidades del país, pues en la vida universitaria tenemos que adquirir elementos que son importados como equipamiento y dotaciones de materiales, computadores, plataformas y todas las innovaciones tecnológicas que toca comprar en dólares, y no podemos descuidar esto. Nuestro desafío es encontrar la fórmula para tener gastos más razonables e ingresos alternos a las matrículas que nos permitan mantener la calidad de los programas y la institucional, manteniendo además los beneficios y apoyos financieros que ofrecemos a nuestros estudiantes a través de descuentos, modalidades de créditos y alternativas de financiación.

Precisamente, la universidad también es reconocida por sus alternativas y modalidades de crédito educativo…

G.A.M.: Derivada de la problemática financiera por la que atraviesa el país, la U.D.C.A ha creado un modelo propio de crédito educativo, de significativa favorabilidad para nuestros estudiantes y sus familias, el cual complementará los créditos del ICETEX y de las entidades financieras; otorgando diferentes alternativas a quienes nos permiten hacer parte de sus proyectos de vida. Hemos robustecido nuestro portafolio de alianzas y convenios en donde seguimos incorporando descuentos para las poblaciones que más lo necesitan. A partir de estas consideraciones esperamos que el Gobierno Nacional reconozca los esfuerzos que las universidades privadas realizamos por el bien de la educación superior del país.

Este año conmemoran su aniversario 40, ¿cómo se proyectan para los próximos años?

G.A.M.: Consientes de las dinámicas de la educación, proyectamos mantener nuestros estándares de calidad y excelencia, estar comprometidos con nuestros planes permanentes de mejoramiento y con las autoevaluaciones que realizamos periódicamente como la estrategia introspectiva y prospectiva que nos permite ajustarnos para hacernos pertinentes, Esperamos con ello lograr la renovación de nuestra acreditación institucional por un periodo de 8 años, fortaleciendo la investigación, nuestro compromiso con la sociedad y los niveles de los docentes y directivos. Asimismo, seguiremos avanzando en la apuesta que como Institución hemos realizado por la educación para toda la vida, por las alternativas de financiamiento que contribuyan al bienestar de nuestros estudiantes, y por mantener nuestra calidad y excelencia. Para ello, con el Plan de Desarrollo Institucional que empezará a ejecutarse desde abril de 2023 esperamos señalar el camino deseado para el bien del país y de su educación superior.

Lea también: Así avanza la Universidad de La Guajira en su objetivo de alcanzar la acreditación institucional