Regresan las aulas móviles del Sena a las poblaciones rurales más apartadas del país

El Sena reactivó esta estrategia de formación que consiste en llevar educación complementaria a las poblaciones rurales y más vulnerables del país. Ahora los niños y jóvenes también se verán beneficiados. 


El Sena reactivó esta estrategia de formación que consiste en llevar educación complementaria a las poblaciones rurales y más vulnerables del país. Ahora los niños y jóvenes también se verán beneficiados.

En medio de la reactivación económica y del regreso paulatino a la presencialidad en las aulas, el Sena reactivó su sistema de Aulas Móviles. Una estrategia de formación que tiene la misión de llevar educación complementaria a las poblaciones rurales y más vulnerables del país que no cuentan con espacios físicos educativos. “Teniendo en cuenta que nos estamos reactivando y todos los procesos formativos están volviendo en alternancia, decidimos reanudar esta estrategia para garantizar acceso a una formación de calidad y pertinente en todos los rincones de Colombia”, precisó  Carlos Mario Estrada Molina, director general del Sena.

En promedio, el Sena ofrece capacitación a cerca de 142.000 personas, en  27 regionales, y cuenta con un equipo de 149 aulas móviles en especialidades como: tecnologías de información y comunicación, gastronomía, electrónica y electricidad, automatización, agricultura de precisión, entre otras, que se imparten en más de 200 cursos de nivel complementario.

Al retomar esta estrategia educativa, el Sena busca facilitar la ejecución de cursos especializados pertinentes y funcionales para la población mayor de 14 años, lo que contribuye a los planes de desarrollo locales, regionales y nacionales.

Atención para niños y jóvenes

El Sena también dispuso de 12 aulas móviles para que niños mayores de 12 años o que ya hayan aprobado quinto de primaria, de zonas rurales, puedan tomar cursos de tecnología, robótica y electrónica. Tecnoacademias itinerantes es el nombre de esta estrategia con la que se busca contribuir al cierre de brechas. Instructores e investigadores del Sena se trasladan a los territorios más alejados para fomentar conocimientos alrededor de las nuevas tecnologías y fomentar la capacidad inventiva de los estudiantes.

“Nuestros niños necesitan ser más creativos y deben fortalecer sus conocimientos en ciencia y tecnología. Además es importante que con pensamiento computacional lógico formulen soluciones que aporten a su contexto social, porque ellos con sus acciones contribuyen al futuro de su entorno”, concluye Nancy Hurtado, dinamizadora de las Tecnoacademias del Sena.

*CONTENIDO ELABORADO CON APOYO DEL SENA