convivencia

Amarilo fortalece proyecto de participación ciudadana en las regiones

En alianza con Corporación Responder, la constructora cumple 18 años trabajando para empoderar a residentes y propietarios en sus proyectos habitacionales. A julio de 2021 se habían beneficiado más de 400 mil personas.


Contribuir a la edificación de ciudades sostenibles ha sido uno de los grandes desafíos del sector de la construcción en Colombia. Por eso empresas como Amarilo han decidido acompañar a los residentes de sus proyectos en un proceso de empoderamiento que comenzó hace 18 años y debido al cual fue reconocida con el Premio Nacional a la Responsabilidad Social Empresarial en la categoría Mejor Programa de Gestión con la Comunidad, que entrega la Cámara Colombiana de la Construcción-Camacol, con el proyecto Agrupación Social Casablanca en el municipio de Madrid, Cundinamarca.

Claudia Fonseca, directora de Comunidades y Sostenibilidad de Amarilo.
Claudia Fonseca, directora de Comunidades y Sostenibilidad de Amarilo. - Foto: Cortesía Amarilo.

Programa de Acompañamiento Social (PAS) es el nombre de esta iniciativa a través de la cual se han alcanzado logros significativos.. El brazo social y de comunidades de la constructora Amarilo, Corporación Responder, fue la encargada de crear y ejecutar la metodología del PAS. Claudia Fonseca, directora de Comunidades y Sostenibilidad de Amarilo, detalla el alcance de esta alianza.

SEMANA: ¿Cuál es la tarea de Corporación Responder en los programas de responsabilidad social de Amarilo?

CLAUDIA FONSECA: Es la entidad que en alianza con Amarilo se encarga de diseñar y ejecutar los proyectos sociales que tienen que ver con todos los desarrollos inmobiliarios, identificando y creando capital social, generando sostenibilidad y promoviendo la sana convivencia en los proyectos intervenidos.

SEMANA: ¿Qué se busca con el Programa de Acompañamiento Social (PAS)?

C.F.: El PAS tiene por objetivo generar conjuntos residenciales social, ambiental, económica y administrativamente sostenibles a corto, mediano y largo plazo, bajo el principio de corresponsabilidad de sus residentes, fundamentado en tres ejes de intervención: residente como vecino, residente como ciudadano y residente como líder de comunidad.

SEMANA. ¿Cuáles han sido las principales transformaciones que ha logrado el programa?

C.F.: Como el PAS se adapta a las dinámicas de cada comunidad, ha respondido a la necesidad de ajustar los procesos formativos de acuerdo al tipo de población intervenida. En la medida que se ha ido implementado, se han ampliado los ejes de intervención; por ejemplo, se han integrado las Escuelas de Gestores que involucran a los residentes de las comunidades intervenidas para potencializar su formación en liderazgo, gestión comunitaria y formulación de proyectos. También se está poniendo en marcha el PASSOSTENIBLE, un programa creado para fomentar el cuidado del medio ambiente, como respuesta a los objetivos de desarrollo sostenible.

Durante la pandemia se adaptó con éxito en todos los ejes de intervención, respondiendo a las necesidades de la virtualidad. Esto se llevó a cabo en el marco del trabajo que se avanza con las Agrupaciones Sociales, organizaciones de segundo nivel que integran los conjuntos residenciales en los grandes desarrollos.

SEMANA. ¿Cuál ha sido el impacto para las comunidades?

C.F.: Al generar capital social por medio del desarrollo de metodologías de capacitación dirigidas al fortalecimiento de la autogestión comunitaria, se integra y facilita su acceso a servicios de educación, deporte, emprendimiento; logrando el mejoramiento de la calidad de vida. Con corte a julio de 2021, hemos impactado 329 proyectos en 105.204 unidades de vivienda y beneficiado a 402.476 personas.

SEMANA ¿A qué regiones ha llegado el programa?

C.F.: Hemos llegado a Villavicencio, Meta; Barranquilla, Atlántico; Valledupar, Cesar; Cartagena, Bolívar; Soacha, Ricaurte y la Sabana de Bogotá en Cundinamarca.

SEMANA. ¿Cuáles han sido los mayores aprendizajes durante estas casi dos décadas?

C.F.: El trabajo de 18 años con comunidades nos ha mostrado que es un ejercicio dinámico, en permanente desarrollo, lo que nos indica que en el proceso de implementación de cada programa gran parte del trabajo consiste en identificar las necesidades particulares de cada comunidad y adaptar las estrategias de intervención para que respondan a ellas, con el fin de que el capital social potencialice sus habilidades en pro de la misma comunidad generando sentido de pertenencia y habilidades de autogestión.

SEMANA: ¿Qué planes tienen para el PAS durante el 2022?

C.F.: Continuar con su implementación en todo el territorio nacional incluyendo el PAS Sostenible. Así mismo, realizar Escuelas de Gestores para fortalecer las competencias de lideres en las regiones.

*Contenido en colaboración con Amarilo.

Lea más: Edificios de Amarilo en Colombia, un referente de infraestructura sostenible en América Latina

Le puede interesar: Se disparan ventas y lanzamientos de nuevos proyectos de vivienda en Colombia